24.2.06

(pintura de Alejandra Pizarnik)

Poemas desde el norte

Parece que los estudiantes de Derecho son los más entusiastas colaboradores de este blog. Y esta vez con razón, dada la calidad de los poemas de esta joven vate trujillana radicada en Chimbote.



FUSIÓN

Las ideas ejecutan coreografías de ballet
en el magro salón de mi cabeza
mi bolígrafo como una flecha azul se estrella
contra un muro frágil y pálido.
Abro puertas invisibles
merodeo pasadizos sin suelo
y estás aquí
debajo de todo lo que escribo
olfateando con desquicio el olor a tabaco
que despide cada letra
sosteniendo un paraguas donde se resbala el horizonte
tanteando algún utensilio con el cual rascar
la olla de carbón donde quedaron adheridos
los restos de mi alma.
La ternura es un hilo perfectamente bordado
en cada región árida de tu rostro
el volumen de tu risa se balancea en el silencio
y pienso
que bien podría terminar siendo sobre tu piel (si me lo propongo)
una sombra desmesuradamente rosa
o algo parecido a una pieza de Chopin.

saliendo del papel
de este fango blanco con raíces negras
con un quinqué en la boca y un pozo rojo en el pecho
esperando la irradiación el avepez
el último fruto de mi árbol.
Afuera
el sol aún duerme tapado con periódicos
mientras que tú y yo bailamos atados
por una sóla camisa de fuerza
en el ancho renglón de este manicomio
bailando como dos siameses que comparten
el mismo mentón
la misma frente.
Lo que en este momento creemos que es el amor
-tal vez un pájaro de agua atravesando famélicamente
el cielo bermellón de nuestra sangre-
también baila al ritmo de un paisaje de Tilsa
que en mi vientre detona sus colores.
El tiempo no se depila
la soledad se pela mejor con las manos
y no somos más que un par de abismos
desgarrándose…


KITARO


Seguro un fantasma rojo anida en tu cabeza y te da esa arma transparente que se posa en tus manos para ejecutarme e inventarme otra vez con el verdor de los olmos seguro un corazón de heno un hueso de plata una lámpara de amor te sostienen. En ti los colores hacen el amor como desequilibrados en ti la guillotina en ti la ráfaga en ti en ti en ti el verbo saciado y primavera. Eres el río yo te nado busco tu corazón en la boca de los peces la perla testaruda a mitad del sonido la respuesta a nuestro buceo interminable. Kitaro tiburón oriental del cielo ‘Matsuri’ furiosamente me besa hasta reptarme el alma y pelarme la plúmbea sangre con sus manecillas de neón. En ti las lágrimas del sol el véspero fantástico en ti en ti en ti la música la guerra del silencio el fantasma rojo eternamente.


REVENTANDO CERRADURAS

"El clima de tus ojos es de otoño y en su follaje hay huellas de heridas uvas."
JAVIER SOLOGUREN


Bajo el perpetuo infierno de tus párpados en forma de ala o nube araño la noche con la hurtada transpiración del crepúsculo por haber hallado agria e infértil luna constelación de lágrimas rotasen tus tristes ojos.Odio la noche que devora luceros el lozano acorde debajo las cejas aquella que derraman tus iris como un enredado hueso sobre mi alma. Por eso loca extraviada del silencio llena de sol interminable ascendí en forma de amarilla ola hacia tu pétreo rostro (callejón sin fin de la negra burbuja y del sordo oído pegado a la boca) descolgando lágrimas reventando cerraduras…
(de Euritmia, 2005)

*Denisse Vega Farfán (Trujillo, Perú, 1986). Estudiante de Derecho en la Universidad César Vallejo de Chimbote, donde obtuvo el primer puesto en el Concurso "Poesía a Vallejo". Integrante del Taller de Artes Plásticas "Palamenco", con el cual pudo participar en varias exposiciones pictóricas de la ciudad. Tiene publicados Euritmia (2005) y la plaqueta Palabra de Junco.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.