29.3.06


Peru Blogs Blogs y blogs: cuando lo inmoral en el universo virtual llega al cansancio

Debo confesarlo: una que otra vez incluso me he reído de buena gana con las tonterías que se dicen sobre mí en los blogs basura. Pero cuando las cosas pasan de cierto punto, ya cansan. La reciente aparición de un blog-parásito, que se alimenta de la carroña de otros blogs basura, ha dado materia de reflexión a un narrador (y abogado, para los que lo ignoran). Veamos.

Max Palacios


1. La blogósfera como nuevo espacio de información:

Hace algunos años surgieron los blogs literarios como formas de comunicación, a manera de bitácoras, que algunos escritores utilizaron para difundir información literaria y crear espacios abiertos a la discusión y el debate. En este sentido, blogs como Notas Moleskine, de Iván Thays, y Puente Aéreo, de Gustavo Faverón, incursionaron en la blogósfera para ofrecer al lector del ciberespacio las últimas noticias del acontecer literario y además plantear algunos puntos de discusión que pudieran aclarar el alicaído panorama cultural.
Ambos blogs, con el correr del tiempo se han convertido en un referente necesario para todos aquellos que quieran estar al tanto de las novedades literarias del momento. En el camino, surgieron, como deformaciones cibernéticas, nuevos blogs “literarios”, como el desaparecido Conventilador, del famoso Aquiles Cacho, que mediante el insulto y la calumnia (disfrazados de un tono bromista y cachoso) terminó convirtiéndose en el vertedero de resentimientos y envidias mezquinas.

2. Los blogs basura y la calumnia generalizada:

La etapa inaugurada por Conventilador trajo como consecuencia la aparición de nuevos blogs controversiales como el del recordado Leonardo Aguirre, que en su primera etapa intentó convertirse en un punto de discusión literaria, abierto a diferentes opiniones a través de los comments, pero que al final resultó acogiendo los insultos y mentiras que en su momento albergó su fenecido antecesor, al punto que su propio creador terminó por cerrar dicho espacio al no poder controlar al monstruo que había engendrado.
A partir de ese momento la suerte estaba echada: la idea germinada por Conventilador y continuada por Leonardo Aguirre se convirtió en una verdadera bestia de siete cabezas, como reza el Apocalipsis, y empezó la guerra sucia en la blogósfera a través de los blogs basura. En este punto cabe hacer una pequeña acotación: en realidad no interesa la aparición de estos blogs utilizados para la difamación y la calumnia porque la basura se cosecha en todas partes del mundo y da buenos resultados; lo alarmante es cuando ciertos jóvenes escritores ganados por la ingenuidad y la desinformación apoyan la existencia de estas letrinas literarias.
Y me llama la atención la intervención de dos jóvenes narradores en el Segundo Conversatorio organizado por el poeta Miguel Ildefonso para Ciberayllu (del cual, dicho sea de paso, me abstuve de participar por cuestiones personales). Me llama la atención que estos dos narradores defiendan la sinrazón de la existencia de estos blogs amparándose en el Derecho a la Información y de Opinión del cual goza todo ciudadano. Con respecto a ello cabe hacer algunas precisiones.

3. ¿Derecho a la Información y de Opinión Vs. Derecho a la Difamación?

En primer lugar había que recordarles a estos jóvenes narradores, con todo el respeto que se merecen, que el Derecho de Opinión tiene como contrapartida la identificación del opinante; es decir, si yo digo el escritor X es un “argollero” y su obra me parece un “mamarracho” debo firmar con mi nombre y apellido lo que estoy afirmando (como lo hacemos en el presente artículo, asumiendo todas las consecuencias que de él se produzcan).
No puedo calumniar ni difamar alegremente a la gente y escudarme en un anónimo o en un seudónimo. MIS QUERIDOS COLEGAS: NO EXISTE DERECHO A LA DIFAMACIÓN NI A LA CALUMNIA. TODO DERECHO DE OPINIÓN, AMPARADO POR NUESTRA CONSTITUCIÓN Y POR CUALQUIER ORDENAMIENTO JURÍDICO LLEVA COMO CONTRAPARTIDA LA IDENTIFICACIÓN DE LA PERSONA QUE EJERCE TAL DERECHO.
En este sentido, qué pretenden justificar aquellos que se ocultan en el anonimato, ¿la cobardía?, ¿la falta de valor para ganarse enemigos? Pues señores, si tenemos el coraje de calumniar a la gente, asumamos también con valentía a nuestros futuros enemigos. Como decía el viejo filósofo de Basilea, más se aprende de los enemigos que de los amigos. Tengamos, pues, las agallas para ganarnos la enemistad franca, cara a cara, de la “supuesta mafia” que controla los medios culturales y asumamos con responsabilidad nuestras opiniones.
Otro punto que mortifica es el siguiente: presumo que las personas que ingresan a los blogs basura son escritorzuelos inéditos o frustrados, estudiantes de literatura que no han podido culminar sus estudios y fungen de vendedores de libros en las grandes librerías limeñas, gacetilleros y reseñadores de diarios de a medio sol o genios incomprendidos por un ambiente literario que castra sus aspiraciones creativas.
Presumo estas y otras variables, pero en todos los casos me planteó la misma pregunta: ¿Qué hacen perdiendo el tiempo estos deslumbrantes Kafka, Joyce y Faulkner del mañana, en lugar de dedicarse al noble oficio de la escritura? ¿O es que acaso de la calumnia y la mentira pueden brotar ideas como para escribir la gran-obra-literaria? Esta pregunta no me ha dejado más respuesta que la perplejidad y la risa ante tanta estupidez y cobardía.
Un poco antes de cerrar el presente articulo, me he enterado del nacimiento de un nuevo engendro, el BLOG de los BLOG BASURA: "Zona de Notas". Solo nos queda preguntarnos dos cosas: en primer lugar, ¿hasta dónde puede llegar la cobardìa, la bajeza y la mezquindad de algunos fariseos de la literatura?, ¿qué es lo que buscan esas pobres almas infestadas de mediocridad y envidia?
La unica respuesta a esas preguntas es que solo una mente torcida y enfermiza puedo albergar en su interior tanta calumnia y maledicencia; y hayque ser bastante ocioso para perder el tiempo recortando los comments de los otros blogs basuras para después disponerlos de manera tal que solo provoquen asco y repudio total.
Nos imaginamos al "nerd" del colegio, sonriedo con una risa de fronterizo, recortando los comments y pegandolos a su antojo y arbitrariedad. ¡Qué tal palomillada de ventana!

(Foto: poeta Rocío Silva Santisteban y blogger Paolo de Lima, afectado como otros por reciente blog basura)

1 comentario:

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.