22.3.06


Entrevista a Adonis, candidato al Premio Nobel de Literatura

Nuestro colaborador, el crítico David Abanto, se apunta con un enlace a una entrevista que le hicieron en el diario La Vanguardia (España) a este poeta árabe de calidad indiscutible. Aguzar el oído, alejar turbulencias.

"El mundo árabe ya no es Oriente, ni uno solo de los elementos de Occidente le es ajeno"

Oviedo es, estos días, la capital mundial de la poesía. Por sus calles, claustros y plazas se oyen versos de los cinco continentes, dentro del amplio programa de actos del día mundial de la Poesía. Una de las estrellas del encuentro es Adonis (Kassabin, 1930), el poeta en lengua árabe que, en los últimos años, suena con fuerza como candidato al premio Nobel de Literatura. Es autor de Canciones de Mihyar el de Damasco o del Libro de las huidas y mudanzas por los climas del día y de la noche.-
Usted nació en Siria, emigró al Líbano y despúes a Francia. ¿Cuál es su relación con cada uno de estos tres páises?
Considero que he nacido tres veces. La primera, en la aldea de Kassabin. La segunda, en Beirut, adonde llegué en 1956, huyendo de mi país por razones políticas. Y mi tercer nacimiento fue en París, donde vivo desde los años 80 y me he abierto al mundo de la cultura internacional.
Acaba de escribir un libro de conversaciones con su hija sobre su visión actual del mundo musulmán...
Cambiar ese mundo es una lucha lenta y difícil, porque para ello es necesario separar religión y Estado, y la lectura actual del islam identifica ambas cosas. Espero que, un día, llegue una nueva lectura del texto sagrado que convierta la religión en una experiencia espiritual del individuo y que entienda que el Estado debe ser civil, es decir, para todos los ciudadanos, incluyendo a los que no creen en la religión, un derecho tan natural como pueda ser el de creer. Si no, la religión se convierte en una prisión. En algunos aspectos, incluso hay una regresión terrible.
¿Es verdad que los mayores genios árabes del islam estuvieron contra la religión?
Absolutamente. Desde Abu Nauas hasta Al Maari, todos los grandes poetas y filósofos se han opuesto a la religión. Y ningún gran pensamiento ha surgido directamente de ella. Los pensadores, matemáticos y poetas han creado nuevas flores con otros perfumes. Ése es el motivo por el que el islam carece de una literatura religiosa. Ni siquiera cuenta con una filosofía, únicamente encontramos una teología y una ley (la charia).
Su obra se caracteriza por el movimiento. "Camino hacia mí y hacia todo lo que viene". ¿Qué tipo de movimiento es el suyo?
Es siempre ir hacia delante, hacia el otro. Crear nuevos espacios y horizontes, plantearse nuevas preguntas sobre el mundo y la existencia. Es moverse para ir más allá y para ponerse en cuestión perpetuamente. Es saber que procedemos de la vida, no del pasado.
En sus versos, sopla mucho el viento.
Es un desencadenante del movimiento. Transforma lo que es pasajero, los secretos, todo lo que puede convertirse en algo nuevo.
Su mitología personal se completaría con la noche y el mar...
Yo escribo y después espero que los lectores me indiquen lo que he hecho.
¿Critica las caricaturas de Mahoma?
El tema no es si suponen una blasfemia hacia el Profeta, sino que resultan hirientes hacia el sentimiento de los creyentes. Es un tipo de violencia contra el otro. La libertad es una responsabilidad, y no creo que podamos ser libres ejerciendo la violencia contra los demás. Tampoco estoy de acuerdo con la reacción que han tenido los musulmanes, igualmente violenta y liberticida. Me opongo a las dos conductas.
¿Oriente y Occidente se alejan?
No creo que los árabes sean ya Oriente. Una sociedad pertenece a aquello que genera su cultura, su técnica, su economía y sus valores. Y la sociedad árabe, actualmente, utiliza todos los medios de la civilización occidental. Ni uno solo de los instrumentos occidentales le es ajeno. Si priváramos a esa sociedad de tales medios, ya no sería ella misma, habría desaparecido. Técnicamente y culturalmente, la sociedad árabe es Occidente, aunque no participe en la creación de tales medios. Los recursos procedentes del petróleo, una fuente energética bajo dominio occidental, son los que mueven toda la economía árabe. Y los modos de vida están occidentalizados.
¿Cuál es la función esencial de la poesía?
Transformando el lenguaje, cada poeta debe dar una nueva visión del mundo y, por tanto, metamorfosearlo. Por eso su voz no puede ser la de todos los días. La poesía no puede fotocopiar la realidad, debe transformarla. La poesía denominada realista copia la realidad, o sea, no dice nada.
[Foto: el poeta en su barrio]

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.