27.4.06


La muerte de un novelista amigo

Encuentro en el Le monde de hoy una nota de Christine Rousseau (http://www.lemonde.fr/web/article/0,1-0@2-3382,36-765662,0.html) sobre mi amigo virtual Vincent de Swart, una gran promesa de la narrativa francesa que murió anteayer apenas a los 42 años de edad.
La periodista hace un repaso cariñoso por toda su obra, que incluye libros de cuentos, novelas y diarios, todos ellos puestos en juego con una escritura flamboyante, sensual, atravesada por fulguraciones poéticas -el autor cultivaba también la poesía.
Algunas de sus novelas más celebradas por la crítica francesa: Parricidio (1998), Linx (2002) y la última en vida, Ella y yo (2005), suerte de "autoficción fantástica y cuento filosófico".
Cada publicación de de Swart implicaba una aventura literaria transgenérica, la exploración de lo maravilloso, lo "onírico" y, paradojalmente, la puesta en escena de una visión del mundo "realista y desencantada".
Tal vez sea algún tipo de consuelo o solución -como en el famoso poema de Kavafis- la llegada de esos libros bárbaros a Lima; y sus correspondientes traducciones.

(fotografía: el novelista fallecido con su hijo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.