8.6.06


Daniel Salvo sobre Rito de paso

Daniel Salvo es uno de los conocedores de la ciencia ficción en el Perú. Además de teórico del tema administra una página de sci-fi de lo mejor que hay en el medio (www.velero25.net), y acaba de publicar una reseña de mi novela en La Casa de Jarjacha (www.jarjacha-wasi.blogspot.com). La posteo completa pues no es muy extensa.


"La acción transcurre en una Lima situada cientos de años en el futuro, cuando sus límites llegan hasta la que hoy es provincia de Cañete y, como bien lo expresa uno de los personajes, hay libertad de pensar lo que uno quiera pero no de hacer lo que uno quiera. Entre otras cosas, está prohibido amar (aunque, contradictoriamente, se nos dice que el amor es un sentimiento olvidado). Las personas se interconectan a través de "screens" o artilugios que parecen ser una suerte de palm-tops de diseño avanzado. Pese a todo, se siguen leyendo libros. Las viviendas modernas son cubículos de plástico. Una entidad descrita en forma bastante ambigua - El Complejo- vigila y controla casi todos los aspectos de la vida de quienes, paradójicamente, trabajan para ella, a fin de evitar desviaciones del modo de vida del futuro, que sus moradores definen como "el juego".

Hasta aquí llega lo futurista. La novela se centra en las relaciones entre Divinne, César y Aníbal. No se si el término exista, pero puede decirse que es una (buena) novela de personajes, donde interesa más su mundo interior, sus sentimientos, ideas y acciones. De los tres personajes, definitivamente Divinne es la mejor construida, siendo sus apariciones (y desapariciones) acaso lo más conmovedor de la novela (hubiéramos querido tenerla unas cuantas páginas más).

Sea del género que sea (tanto el autor como algunos críticos se empeñan en precisar que no es ciencia ficción, y creo que tienen razón, pues la ambientación futurista bien pudo obviarse sin cambiar el sentido de la novela), Rito de paso amerita su lectura, tanto por la forma en que está escrita como por su originalidad.

(Fotografía: blogger y crítico Daniel Salvo, ver www.velero25.net)

8 comentarios:

  1. Gracias por el interés, Daniel. Solo haré dos precisiones. Para El Complejo, en efecto el amor está prohibido. Quien opina que es un sentimiento olvidado o algo por el estilo es un personaje, César. Por lo tanto, no hay contradicción.
    La pervivencia del libro se explica por la diferencia concreta entre la lectura de un libro y la lectura de imágenes en una pantalla.
    Eso está documentado por la ciencia así que no necesita mayor ampliación.
    Por lo demás, gracias por tu buena onda y por recomendar la lectura de la novela. Espero darte algún día los agradecmientos personalmente, tal vez el día de la presentación, a la que estás invitado.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8.6.06

    Es relativamente fácil construir tres personajes que interactúen en un escenario reducido como El Complejo. Falta vuel épico a esa novela, me parece, como que, por lo que cuenta Daniel Salvo, hay un minimalismo que restringe los niveles de lectura. La compraré de todas maneras.

    Carlitos GM

    ResponderEliminar
  3. una nouvelle o novela corta no es el medio más adecuado, por decirlo suavemente, para hacer una mímesis "épica" de nuestra historia o nuestro proceso social, como intuyo que "Carlitos GM" quisiera. 144 páginas apenas dan para desarrollar unos personajes y, sobre todo, contar una historia bien contada, que es lo principal.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9.6.06

    Estimado Víctor: ¿Vas a seguir cultivando la novela futurista? Te pregunto esto porque ese género no es muy practicado por lo menos en Latinoamérica. Me gustó el manejo de la historia: es sencilla pero también a su modo compleja. Felicitaciones.

    Diego

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9.6.06

    Ah, y qué hay de la poesía? La vas a dejar? Sería una gran pérdida en los noventa.

    Diego

    ResponderEliminar
  6. Mi querido Diego, la novela futurista -no hablo aquí de la ciencia ficción- es en general muy poco practicada. En mi caso, este tipo de novela se me hizo más adecuada para lo que quería decir. Tengo otras dos novelas, pero están ubicadas en el presente y son muy enraizadas en lo real.
    No descarto, ahora, una segunda parte de Rito de paso o algo así; déjame pensarlo.
    En cuanto a la poesía, creo que ella más bien nos deja, ¿no? Antes que las completamente opuestas, las actividades ligadas tangencialmente a lo poético parecen favorecer la huida de las musas: la narrativa, la gastronomía, la enología, la libación... En nuestro país hay prominentes ejemplos de esto, algunos naturales, otros contranatura.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10.6.06

    Tú debes saber de eso mucho, pues, pues has andado por Quilca durante años, tú mismo eres el ejemplo de lo que dices, fíajte en ti antes de hablar de uno.

    Poeta de Klase

    ResponderEliminar
  8. No me referí a nadie en especial, "Poeta de klase", no seamos tan susceptibles. Las musas lo puede abandonar a uno en el Queirolo o en La tiendecita blanca; ellas no hacen distinciones, como nosotros.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.