1.7.06


Diario de adicto muerto conmociona en España


Mientras por aquí se “discute” quién romperá con los moldes de la tradición mimética en nuestra narrativa –como si no lo hubieran hecho ya, y como si fuera decisión de un “caudillo” literario o iluminado promovido por un "descubridor"-, en España la cosa se ilumina de otro lado.

Ediciones ST acaba de publicar El silencio hecho palabra, memorias de un joven muerto trágicamente a sus tempranos 33 años (fíjense en lo simbólico del guarismo) y “dotado tanto para la pintura y la escultura como para la poesía y la escritura en general, que, sin embargo, y como consecuencia de su adicción a las drogas, se fue quedando cada vez más atrapado en su soledad y en su incapacidad para hacerle frente a la vida”, según informa ABC.

A su muerte, el joven escritor dejó una autobiografía titulada El diario pendular, y una serie de cuadernos con reflexiones y pensamientos sobre su vida y la droga. "La adicción es como un tigre, que cuando no lo alimentas duerme, pero sigue creciendo, dormido pero creciendo, y la primera dosis lo despierta, y su fiereza es mayor que cuando se durmió aquella vez, y su fuerza arrasa tu vida. Sé que debo mantenerlo dormido y también sé que siempre estará dentro de mí. Si lo despierto con cualquier sustancia, se apodera de mí y se consume. Ya no puedo domarlo", escribe en un párrafo durísimo.

El producto de la venta de El silencio hecho palabra, por decisión de los familiares del autor, será destinado a centros de ayuda a la lucha contra la drogadicción, flagelo mucho más ligado a la creación literaria de lo que se piensa (y se confiesa).

[Fotografía: escritor argentino Fogwill. Escribió algunos de sus libros desde el infierno de las drogas]

10 comentarios:

  1. Anónimo1.7.06

    completamente de acuerdo contigo, Víctor. El comentarista de La República Abelardo Oquendo, con sus periódicos "descubrimientos": Santiago del Prado, Mónica Beleván, Alfredo Villar, César Gutiérrez, todos ellos buenos poetas y escritores, solo reproduce las relaciones de clientelaje y padrinazgo propios de la Colonia y que son rasgos negativos de sociedades poscoloniales como la nuestra.
    Así, solo tenemos la ilusión de avanzar, como nuestra modernidad, que es fragmentaria e inconclusa. El cambio auténtico en nuestras letras no se dará con estos medios tradicionales y decadentes.

    Gabriela

    ResponderEliminar
  2. Señor Coral, usted pretende sorprender a su incomprensible audiencia con declaraciones del tipo: "aquí se “discute” quién romperá con los moldes de la tradición mimética en nuestra narrativa –como si no lo hubieran hecho ya, y como si fuera decisión de un “caudillo” literario o iluminado promovido por un "descubridor", que suenan muy contestatarias pero en realidad lo que hacen es ocultar su odio de clase contra el escritor César Gutiérrez, quien renovará la burguesa narrativa peruana anquilosada en los Vargas Llosa-Bryce-Cueto tal y como lo ha hecho en parte -todo es cuestión de tiempo- Santiago Roncagliolo con Abril rojo, que fue vapuleada por sus amigos Faverón y Thays como producto de su envidia e impotencia literaria.
    No se confundan, Coral es parte de la mafia de escritores criollos que comienzan a ver su fin por el túnel que han abierto escritores libertarios como Miguel Gutiérrez y Oswaldo Reynoso. Por ese camino siguen el otro Gutiérrez, Roncagliolo y Mónica Beleván.

    ResponderEliminar
  3. He publicado el comentario del señor Puka Inti solo para referirme a ciertos rasgos interesantes de su discurso.

    1. Califica a los lectores de este blog, a la sazón el primero en el ránking de preferencias en Literatura,como "incomprensibles".
    De ello deduzco que el señor "PI" no se explica aún cómo un blog como este puede tener más audiencia que el suyo, que no es "Matafacistas" ciertamente, sino una zona de noticias más cercana a Luz de Limbo en lectoría, si no no podríamos explicar la preocupación de "PI".

    2. Habla en dos oportunidades de "odio de clase" y "envidia" en referencia a escritores que respeto como César Guitérrez e Iván Thays. De donde deduzco que este señor sigue proyectando sus sentimientos en mí, como ya lo ha hecho en un comentario anterior que pude suprimir pero publiqué por mi formación democrática.

    3. Pálido favor, como el sol canadiense o nórdico, le hace este blogger basura a los escritores Guitérrez, Beleván y Roncagliolo (quienes seguramente rechazarán tal filiación) al ligarlos a los escritores de los 50 Miguel Gutiérrez y Oswaldo Reynoso, ardientes defensores de la mímesis realista de la cual precisamente se trata de escapar. Profunda contradicción que me recuerda a algún ensayo tautológico que leí por ahí hace un tiempo.

    4. El blogger basura "PI" me inscribe dentro de una supuesta "mafia criolla" que no solo no conozco sino que rechazo en caso de existir. No tengo amigos entre los escritores que "PI" odia con su odio de clase (el único real acá), y lo he dicho públicamente: leo con gusto y provecho tanto a Cueto (gran escritor en mi opinión) y Thays como a Bellatin, Miguel Gutiérrez e Iparraguirre.

    5. El comentario del señor "PI", blogger basura, es producto de su desesperación por la caída en el ranking de "Perublogs" de su blog. Y "Matafacistas" no figura en Perublogs, así que ya saben de qué estamos hablando.

    ResponderEliminar
  4. A pesar de todo, el fragmento de Cesar Gutiérrez que leí (el que publicaron en el blog de Paolo de Lima) me sorprendió gratamente. No se si será la "ruptura de la mímesis realista que lastra nuestra narrativa", pero me gustaría seguir leyendo. ¿Cuál es su opinión?

    Esteban Bertarelli

    ResponderEliminar
  5. Estimado Victor:

    En primer lugar, para saludarte por el hecho de poner sobre el tapete la supuesta discusión entre autores "miméticos" y autores "extraños" (por no emplear otro adjetivo), para ello tendríamos que ingresar a la discusión sobre Teorías de la verdad en el s. XX, cosa que no viene al caso. Un escritor es considerado como tal en tanto y en cuanto pueda crear un universo narrativo original que se sostenga por sí solo, ya sea a nivel mimético, fantástico, real-maravilloso, etc. Dentro de esa perspectiva, un narrador que sí podemos considerar como tal es Mario Bellatín, cuya trayectoria narrativa permite apreciar el trabajo sólido de un escritor entregado a la literatura con toda la conciencia de un arte poética literaria. Y por respeto a los lectores, a este nombre, no podemos añadir los de Santiago del Prado o Mónica Belevan, autores noveles que aún se espera que maduren sus obras y puedan desarrollar una producción literaria respetable. Recomendaria a los lectores que si en verdad quieren leer a un autor "raro" ingresen al unvierso narrativo de Andrés Caidedo, escritor colombiano que desarrolló una corta vida y obra perdurables.

    Por otro lado, me parece que no deberías perder el tiempo en comentarios que se descalifican por sí solos. El comentario del señor Sol "rojo" parte de una ignoracia supina con respecto a la tradición literaria peruana y creo que sus calificativos de "odio de clase" y "burguesa narrativa peruana" obedecen a la verborrea panfletaria que inundaban los afiches senderista en la decada de los 80. Para renovar la narrativa peruano se requiere algo más que una ingenua rebeldía y una pose de malditismo quilqueño de palomilla de ventana. Estimado sol "rojo" el mundo ha cambiado y solo tú y tus innombrales compañeros se niegan al paso del tiempo. Deberías revisar tus manuales de Martha Harnecker y darte cuenta que el Materialismo dialectico acepta el cambio y la evolución de la sociedad al margen de la voluntad de los individuos.

    Saludos Victor y ojala que las visitas a tu blog sigan aumentando, en detrimento de los blog "basura" que han inundado la blogósfera.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí también me gustaría leer el libro de Gutiérrez. Ese no es el punto. El punto es si le hace bien a la literatura de un país los padrinazgos y protectorados culturales promovidos por figuras canonizadoras como el doctor Oquendo.
    El cambio en la narrativa nacional será producto de un proceso y no del capricho de uno o dos factótumes.

    ResponderEliminar
  7. Correcto. La discusión se ha desviado. Habría que regresar a lo que dijo "Gabriela" en el primer comentario.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2.7.06

    de hecho que los procesos de canonización y los efectos extraliterarios de protectorado y padrinazgo de escritores son prolongaciones de prácticas semifeudales que todo ciudadano moderno debería rechazar. Más aún intelectuales y escritores que se reclaman "renovadores". Los señores De Lima y amigos no han dicho esta boca es mía contra estas prácticas "antilibertarias".

    Fito K.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2.7.06

    fito k:

    de hecho, los procesos de canonizaciòn y los efectos de protectorado y padrinazgo son parte de la vida moderna, sobre todo en nuestra experiencia que, como ya se dijo, es fragmentaria e inconclusa. evidentemente, la racionalidad moderna intenta evitar esta actitud, pero ya sabemos que ella se solaza en las contradicciones.

    me parece francamente imbècil discutir sobre quièn ha de hacer esto o lo otro en la literatura peruana, quièn inventarà la novìsima variante narrativa o introducirà a un personaje "raro" en nuestra literatura.

    la ùnica posiciòn posible y vàlida es escribir.

    ResponderEliminar
  10. Por favor, si se ha de utilizar en los comentarios calificativos como "imbécil", es mejor que el que los utilice deje constancia de su nombre y apellido. Por lo menos en este blog.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.