16.6.06



Una pareja infernal: el escritor y su editor

Así se titula el libro que acaba de publicar en Francia la estudiosa Sylvie Perez, bajo el sello de Bartillat. El volumen es un delicioso recorrido por las relaciones –con frecuencia conflictivas, de amor-odio, tirantes, inevitables finalmente– entre escritores famosos y sus editores.

“Un escritor la mayor parte de las veces no es un hombre –decía el editor Gastón Gallimard–. Es una mujercita a la que hay que pagar a sabiendas que siempre estará presta a ofrecerse a los otros. Una puta.” El terrible Louis-Ferdinand Céline retrucaba: “Todos los editores son carroña”.

De esa guisa y tal vez peor se llevaban editor y escritor en el siglo veinte, y de pronto las cosas no hayan cambiado mucho, hablando en términos generales, en estos tiempos. De ahí la actualidad e interés de este libro, que también indaga sobre las relaciones editoriales del sufrido y entrañable Leon Bloy, de Francois Mauriac, y del insoportable Houellebecq. No apto para románticos.

[Feroz caricatura de Louis-Ferdinand Céline, autor de la extraordinaria Muerte a crédito]

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.