29.7.06



Harold Bloom explica su nuevo libro en Confabulario

"Mi libro Jesús y Yahvé, los nombres divinos se centra sobre tres figuras: una persona más o menos histórica, Jeshúa de Nazaret; un Dios teológico, Jesucristo; y un Dios humano, demasiado humano, Yahvé. Resulta Inevitable que esta afirmación inicial parezca polémica, pero, no obstante, mi única pretensión es aclararla (si soy capaz de ello) y no en modo alguno ofender".

El autor de El canon occidental parte de una idea sencilla, casi genial: la mayor parte de los que se sabe en Occidente de Jesús está extraído del Nuevo Testamento -que son textos además de segunda instancia- y textos parecidos, heréticos o no.

Bloom afirma que todos estos textos son tendenciosos pues "pretenden algo de nosotros, en cuanto que lectores u oyentes, entre otras cosas, convertirnos. Y eso no es todo.

El influyente crítico sostiene que por mucho que se quiera, nunca se podrá conocer al Jesús histórico, entre varias cosas porque este personaje es un "Dios teológico presentado por tradiciones rivales: la ortodoxa oriental, el catolicismo romano, los protestantismos normativos —el luteranismo, el calvinismo y sus variantes—, y viejas y nuevas sectas, muchas de ellas de origen norteamericano".

No es de extrañar entonces que Bloom dirija sus críticas a la teología crístiana, en especial a la doctrina de la Trinidad -que ya perplejaba a Borges, si lo recuerdan-: "A pesar de la brillantez de la teología cristiana, que culmina en Tomás de Aquino, la Trinidad es una estructura sublimemente problemática, y no sólo porque separa el concepto de persona del de sustancia, sino también porque propone al Espíritu Santo como una tercera persona crucial junto al Padre y al Hijo, algo de lo que el Nuevo Testamento ofrece muy pocos testimonios".

Bloom termina este resumen de su próximo libro con una nota confesional. "Mi vida es una eterna alternancia entre el agnosticismo y la gnosis mística, pero el judaísmo ortodoxo de mi infancia perdura en mí bajo la forma de un temor reverencial hacia Yahvé. No he leído ninguna otra representación de Dios que se acerque al Yahvé paradójico", confiesa. A esperar el libro.

(Fotografía: Bloom. Un ejemplo de escritor polémico y responsable)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.