3.7.06


México en su hora cero

Cuando abrí este blog personal lo hice prometiéndome que no iba a sacar nada sobre política nunca. Una conversa virtual con mi cuate y tocayo el poeta Víctor Cabrera me ha hecho cambiar de opinión, por esta vez.
En su blog
www.asuntosdomesticos.blogspot.com, que recomiendo, pueden encontrar un post contundente sobre la democracia en México, que tanto se parece a la nuestra. Un extracto, ante el virtual "empate técnico" en sus elecciones, y los rumores de fraude y demás.

"Hoy, como por arte de magia, los mexicanos hemos cobrado nuevamente para la clase política una importancia que difícilmente se nos concede entre períodos electorales. Como cada tres, y más notoriamente como cada seis años, se nos ofrece, se nos promete, advierte, conmina y hasta se nos amenaza veladamente ("si votas por ése te va a llevar la chingada; si lo haces por mí, 'te va a ir muy bien' y, además, tendrás la dicha de verme seis años en televisión") a cambio del simple favor de nuestro voto.

Como cada tanto, hemos dejado de ser sólo el contribuyente cautivo de la hacienda pública para convertirnos en el utópico beneficiario de promesas quiméricas que después nadie se encargará de cumplir. En su defensa, los políticos podrán argüir lo que se les antoje: que si la falta de reformas estructurales, que si los legisladores de la oposición, que si el estancamiento de la economía mundial y cualquier otro pretexto que ellos prefieran; pero en la práctica, sabemos que el nuestro, el voto ciudadano, representa para ellos una patente de corso para ejercer el poder como mejor les conviene e inclusive en contra de los intereses y las aspiraciones de quienes confiada y cándidamente se lo han otorgado.

He ahí el botín de los bucaneros, la carroña de las hienas, el aval para la traición y la mentira y los enjuagues por debajo del agua. Si tenemos suerte, el candidato a diputado por el que votaremos mañana volverá a nuestro barrio dentro de tres años, convertido por gracia de su partido, en aspirante a senador, para pedirnos, antes de desaparecer por otra larga temporada, "un 'votito' por el amor de Dios"."
¨
(Imagen: Emiliano Zapata. ¿Para esto fue que luchamos?)

4 comentarios:

  1. es cierto, a veces es necesario hablar de politica.
    ya terminaron ayer los periodos de las promesas y regalos ahora viene la (¿triste?) realidad, saber quien gano la eleccion y esperar a ver que va a ser de nosostros.
    saludos desde tijuana.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4.7.06

    un problema adicional con la democracia en México es que no existe segunda vuelta. De manera que quien gane esta elecciòn tendrá que gobernar con un 30% de votantes que votaron por el otro candidato, y con un 40% de abstención. Es ese un gobierno legítimo?

    Calixto

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4.7.06

    Lòpez Obrador no reconoce los resultados. Se viene una revuelta de las grandes, y es que el formato democrático no alcanza para tantas necesidades de la gente. Peor estamos por acá, creo: si no hubiera multa, nadie iría a votar. En México por lo menos vota un 60% del electorado.

    Turliss

    ResponderEliminar
  4. López Obrador nunca ha respetado las Instituciones ni la ley, la acomoda como le viene en gana. Y siempre que va perdiendo dice que es "complot".

    La imagen de Zapata ya no tiene que ver, en nada, con el México actual. Es historia, respetada, admirada, y querida, pero historia.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.