21.8.06


De “soplones”, agresiones inconscientes y blogs

Alberto Adrianzén, conocido analista político y hombre ligado al entorno humalista por lo menos hasta las últimas elecciones, publicó el fin de semana un artículo de opinión en La República titulado "Oscurantismo e intolerancia cultural".

En dicho texto Adrianzén lamenta el trato recibido por ciertos intelectuales de izquierda por parte del nuevo régimen. Un caso especialmente llamativo es el de Sinesio López, ex director de la BNP de notable labor, a quien no se le aceptó la renuncia y más bien se le cesó sin siquiera agradecerle por los servicios prestados. Otros casos similares son los de Benjamín Marticorena (Concytec) y Antonio Zapata y su buen programa del canal Siete, que finalmente ha sido repuesto por presión.

Lo raro es que en la reseña que hace de este artículo Paolo de Lima en su blog, el autor de Cansancio aprovecha para traficar el caso de Gustavo Buntix, reemplazado en su cargo del CC de San Marcos por el cineasta Federico García, y titula así su texto: Alberto Adrianzén: "Expreso y Correo promueven la sospecha y la soplonería".

Esto me recuerdo a gran cantidad de comentarios anónimos y seudónimos que me llegan a diario al blog, con insultos del tipo “soplón”, “delator”, “traidor” y otros, que por supuesto provienen del lenguaje lumpen –tanto común como político- y que al blogger citado le parece lo más resaltable del texto de Adrianzén.

Por supuesto, cada uno es dueño de hacer con su blog lo que quiera mientras no se afecte a otras personas. Pero me pregunto cómo deben estar sintiéndose Carlos M Sotomayor, Manuel Erausquin, Olga Rodríguez y demás críticos y escritores de Correo y Expreso, colegas de De Lima, que deben estar confundidos con esta agresión gratuita.

¿Le falló el inconsciente a De Lima? Lo malo con el inconsciente es que nunca falla: revela.

[Fotografía: Alberto Adrianzén y una palabra que provocó un desatino]

3 comentarios:

  1. Anónimo21.8.06

    Y no solo en tu blog envían mensajes de este tipo, de delincuentes, también están publicados en los que Carlos Gallardo llama "blogs alternativos" y no son más que basura.

    Ricardo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21.8.06

    Coral aqui te has equivocado.Nada tiene que ver las personas que mencionas .Lo que se ataca es la línea neoliberal de esos diarios y no de sus trabajadores.

    ResponderEliminar
  3. ¿decir que los diarios Correo y Expreso son "soplones" e "insidiosos" es atacar la polìtica neoliberal de esos diarios? Qué tontería.
    Por otro lado, es evidente que un periódico como entidad no podría se calificado como "soplón" si los trabajadores que investigan en él no lo fueran también.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.