24.8.06


Ultramarina de Carver traducido al francés

La faceta poética del autor de Catedral, fallecido el 2 de agosto de 1988, es menos (re)conocida que la de narrador, pero muy estimulante.

El reciente número de la influyente revista Lire trae una nota sobre la traducción de su segundo volumen de poemas, Ultramarina (1986), traducido en francés como La vitesse foudroyante du passé (L’Olivier, 2006).

Leer a Carver hace llorar –nos dice algo hipostasiante el comentarista- y da a la vez ganas de vivir. Mejor los dejo con un poema del autor. La soledad del existir y el sentimiento de lo inexplicable.


El rasguño

Me desperté con una mancha de sangre reseca
pegoteada sobre uno de mis párpados. Un arañazo,
profundo, cruza transversalmente las arrugas de mi frente.
Sin embargo, últimamente, he estado durmiendo solo.
Y me pregunto por qué un hombre, incluso en un mal sueño,
alzaría la propia mano para lastimarse la cara.
Esta mañana pretendo responder esta pregunta
y otras similares, mientras observo en silencio
mi rostro que se refleja en los cristales de la ventana.

(Portada)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.