31.10.06


Conflicto azul en noviembre

Harold Alva ha colgado en su blog La Cueva de los Pájaros (www.haroldalva.blogspot.com) una larga entrevista al poeta Raúl Solís, integrante del grupo poético El Club de la Serpiente, que botará en noviembre su primera nao poética: Conflicto azul (Zignos, 2006). Posteo unas preguntas.

¿Por qué rescatar al andrógino en un poemario?

El andrógino (o la andrógina) como tema está presente desde la Grecia clásica, desde el pensamiento lúcido de Platon, también en las esculturas que los artistas de aquella época hicieron tomando por modelos a deidades como Hermafrodito, Dionisos, Narciso, Céfiro y muchisimos otros, en los cuales, los griegos tratando de buscar ese contrapeso básico entre las fuerzas del Cielo y de la Tierra, del Caos y del Orden, y del Mal y del Bien, hallaron un camino simbólico, abstracto, indefinido, que les permitió expresar en un lenguaje sutil las ambigüedades de la vida, y lo extraño y peculiar de las naturalezas humanas.

Yo sólo he querido retomar en mi poemario esta tradición milenaria, he intentado escribir Poesía desde la perspectiva de un sujeto poético neutro, es decir, ni masculino, ni femenino. En estos momentos vienen a mi memoria unos versos cortos de Edith Södergran: “Yo no soy una mujer / Yo soy un neutro...” Coincido plenamente con las ideas de esta brillante poeta modernista. Mi poemario partió desde una búsqueda esencial: revelar al mundo la doble naturaleza del andrógino. Incluso, no tuve ningún referente directo de nuestra tradición poética peruana.

La llamada literatura de genero de los 80’s (Ollé, Pollarolo, Dreyfus, ect), no me sirvió de nada. Me vi obligado a bucear y buscar un estilo propio dentro de mi mismo y creo haber tenido algunos resultados óptimos. Conflicto Azul, es la crónica de un amor oscuro, de un amor ambiguo que me arrastró hasta las fronteras inhóspitas de lo etéreo e innombrable del propio Ser.Hay quienes afirman que el andrógino es sinónimo de perfección, casi de divinidad ¿tú crees eso?Por supuesto.

Como bien dicen los místicos cabalísticos de la antigüedad, la andrógina vendría a ser un estado espiritual, un símbolo de pureza, de perfección. Un encuentro entre aquellas fuerzas internas del hombre: lo masculino y lo femenino, que está presente en todos nosotros, y que a su vez, influyen sobre el orden cósmico del mundo. Lo andrógino, no solo es humano, también tiene un carácter sacral, tiene la unción de lo divino.

¿Qué escritores han sido tus referentes para embarcarte en una aventura como esta?

Mencioné anteriormente a la iluminada Edith Södergran. Otros poetas que también tomé en cuenta fueron: Novalis, Georg Trakl, Constantino Kavafis, Oscar Wilde, Dante, Robert Graves, Sthepen Mallarme, Arthur Rimbaud, William Blake, Andrew Marvel y San Juan de la Cruz. Y entre los peruanos revise metodicamente algunos textos de Enrique Verastegui, (En los extramuros del Mundo, Leonardo), Juan Ramírez Ruiz, (Las Armas Molidas) y José Pancorvo, (Profeta el Cielo.)

(El poeta)

1 comentario:

  1. Felicito a Raul Solis por la apariciòn de su libro.El me parece uno de los principales poetas de esta denominada generaciòn poètica del 2000.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.