29.10.06


Detectives de arte para recuperar obras robadas por nazis

Se estima que la cantidad y costo del material artístico robado durante el régimen nazi sigue siendo incalculable. Un solo país, Holanda, tramita actualmente la devolución de un lote de 4,217 obras custodiadas por instituciones públicas.

En una extensa nota publicada por El País se afirma que “el valor de las obras en cuestión es igual de impresionante que su cantidad. Dentro del lote holandés, por ejemplo, figuran unas 200 obras de la colección de Jacques Goudstikker, el comerciante de arte más importante del país, antes de la invasión nazi, según muchos expertos”.

Recuérdese que entre las obras incautadas por los nazis y recuperadas últimamente se encuentra el cuadro más caro de la historia, el retrato Adele Bloch Bauer I, de Gustav Klimt. La obra formaba parte de un lote de cuadros restituidos por el Estado austriaco a Maria Altmann, la sobrina de Adele Bloch, quien lo vendió en junio de 2006 en una subasta por 106 millones de euros.

La caza de estas piezas perdidas ha hecho surgir la figura del detective de arte, encargado de cazar obras robadas por los nazis, lo que requiere “cualidades de historiador, detective y diplomático”. Pero sobre todo mucha paciencia.

Una historiadora austríaca citada en la nota afirma: "es fundamental saber bucear semana tras semana en archivos enormes, desordenados y polvorientos. Los nazis, por suerte, tenían una verdadera manía en registrar todo. Confiscaban y anotaban. Vendían y contabilizaban. Eso ayuda a seguir el rastro de los objetos".

(Adele Bloch-Bauer I, de Klimt)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.