9.10.06






Fotos inéditas de Cortázar en Página/12

Gracias a Rodrigo Fresán, que ha divulgado el hecho en el diario argentino, y a Aurora Bernárdez que ha donado a una institución su archivo personal de 4000 fotos de Julio Cortázar, puedo reproducir algunas imágenes y la primera parte del texto del autor de Mantra, sobre Cortázar y la fotografía. Provecho.

“Hay muchos –no demasiados– escritores muy fotogénicos y muy fotografiados. Julio Cortázar fue uno de ellos. Lo que distingue a Cortázar es, además, su ocupación y preocupación por la fotografía. Textos como “Las babas del diablo” o “La foto salió movida” o “Apocalipsis de Solentiname” son, apenas, algunos de los muchos flashes iluminando el encandilante cuarto oscuro de su obra.

Párrafos en conferencias del tipo “La novela y el cuento se dejan comparar analógicamente con el cine y la fotografía, en la medida en que una película es en principio un ‘orden abierto’, novelesco, mientras que una fotografía lograda presupone una ceñida limitación, pero al mismo tiempo ese cierre actúa como una explosión que abre de par en par una realidad mucho más amplia, como una visión dinámica que trasciende el campo abarcado de la cámara” son, apenas, afirmativos negativos de, enseguida, prácticas positivadas.

Porque ése es el número de instantáneas permanentes –hasta hace poco guardadas en cajas de zapatos– que ha donado Aurora Bernárdez al Centro Galego de Artes da Imaxe entre papel y diapositivas. Sumarle filmaciones de viajes que incluyen templos sagrados de la India, pasan por jóvenes cruces oceánicos y crepusculares autopistas francesas y llegan hasta el bunker maldito de Hitler –y se tendrá una posible idea que imposibilita hacerse una idea del imposible pero real impacto del conjunto.

Una selección del torrente– haciendo hincapié en un iniciático periplo de tres semanas por Galicia, en 1957, donde Cortázar dijo haber descubierto la idea del paisaje, una puesta en escena muy inteligente a cargo de Rocío San Claudio Santa Cruz, quien ya había mostrado algo de todo esto en Barcelona en el CCCB, ha sido ahora desviada hacia dos antiguos y venerables recintos de Santiago de Compostela donde, ahora, afuera, mientras yo escribo esto y ustedes lo leen, no importa dónde estén porque están adentro de todo esto, conmigo, cae una lluvia de justicia y sopla un viento feroz y no hay instrucciones cortazarianas para abrir paraguas o cerrar nubes que valgan o sirvan de algo.

Tan sólo queda ir dando saltos por los charcos que se forman a los pies de las cuestas empedradas de la ciudad –como si jugásemos a la rayuela– y pasar ahí. Y dar la vuelta a Cortázar y a todos los mundos de Cortázar en varios recintos y módulos que se despliegan, proponiendo azarosas pero inevitables combinaciones, con los mismos modales de esas “figuras” que, aseguraba el escritor, regían el mundo escribiendo su verdadera historia que, de tanto en tanto, asomaba la cabeza mirando fijo como ese gato que sostiene en sus brazos para siempre".

(Fotos tomadas de Página/12)

1 comentario:

  1. Anónimo11.10.06

    Definitivamente muy buenas fotos, espontàneas como los cronopios y las famas y La Maga jugando Rayuela.

    d.

    pd. dònde podrìa ver màs fotos?

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.