20.10.06


Más Puta linda

El crítico Ricardo González-Vigil publica hoy en El Comercio una reseña elogiosa sobre la reciente novela de Fernando Ampuero. Posteo párrafos reveladores.


"En años recientes hemos tenido las putas asesinas del malogrado Roberto Bolaño y las putas tristes del desgastado Gabriel García Márquez.
Frente a ellas, nuestro talentoso Fernando Ampuero rinde un feliz tributo a la "puta linda", no solo por su belleza física y destreza sexual, sino por su condición de puta de pura cepa, orgullosa de ser ramera y de que su madre lo haya sido, dispuesta a tener el éxito económico y social que su madre no supo obtener. Puta convicta y confesa: "Una puta linda es una mujer con lirismo putañero. Hablo de putas con auténtica vocación de putas (...) No es el arquetipo de la mujer de vida alegre, señoras con falsa alegría que en el fondo están muy tristes" (Ampuero entrevistado en Somos, 14 de octubre, 2006).

(...)

...La novela comienza en 1992 (año de la mayor violencia terrorista y de la captura de Abimael Guzmán) cuando Luis Alberto conoce a Noemí; la seguirá tratando en el contexto corrupto de Fujimori-Montesinos (al cual se alude constantemente), etapa en la cual aquello de que el Perú "es un burdel" (sentencia del historiador Pablo Macera, antes metaforizada por el prostíbulo de La casa verde de Vargas Llosa), alcanzó ribetes increíbles: "Cuando hablo de una realidad emputecida, pienso que el Perú pasa por una situación similar. Vivimos en un país de moral relajada. (...) La novela está ubicada entre las décadas del 80 y 90, una época bastante negra en nuestra historia, en la que esta chica asciende socialmente gracias a la corrupción." (Entrevistado por Enrique Planas, El Comercio, 15 de octubre, 2006).

...El proceso de construir historias, de ficcionalización, ocupa un papel relevante en Puta linda junto con varias alusiones literarias: las piuranas prostitutas y/o incestuosas de Vargas Llosa y Miguel Gutiérrez; el no querer escribir sobre indios (un guiño "criollo" contra los "andinos", en la p. 11), pero sí sobre la realidad emputecida, echando mano a una narradora oral de extracción popular (tan del gusto de los "andinos"); la soterrada relación sentimental con una "niña mala" (Vargas Llosa); en fin, la idea pirandelliana de un personaje en busca de autor (citada explícitamente en la p. 126)".

(El narrador)

6 comentarios:

  1. Anónimo20.10.06

    Vico: ¿la entrada es libre para la presentación de Ampuero?

    Fidel K

    ResponderEliminar
  2. Hoy recibí una llamada, muy amable, de Fernando, invitándome a la presentación. Así que estimo que la entrada es libre. No se la pierdan.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo20.10.06

    He leído el libro de Ampuero hoy mismo y me ha parecido simplemente delicioso. Voy por el segundo round, como en los chongos. Saludos a todos.

    Alejandro
    Piurano en Lima

    ResponderEliminar
  4. Tienen un Blog muy interesante, de verdad les felicito por su contenido y la redacción espléndida de sus textos.

    Saludos,
    Ray

    ResponderEliminar
  5. Anónimo21.10.06

    Bueno, esta reseña demuestra que Gonzalez Vigil es un crítico honesto que no cae en las provocaciones de nadie. Si alguien pensó que la manera elogiosa con que Hildebrandt se pronuncia sobre él, iba a alterar su percepción sobre lo que escribe Ampuero, se equivocó por completo. Una lección para todos aquellos que entienden la reseña literaria como un ajuste de cuentas

    ResponderEliminar
  6. Nadie dijo lo contrario, estimado "Usuario Anónimo".

    Se agradece la deferencia, Ray.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.