17.10.06


Oquendo y un debate necesario

En su columna de hoy en La República, Abelardo Oquendo pone el dedo sobre la llaga al tratar el tema del lugar de la literatura (en específico el de la poesía) en el mundo de hoy. Esto a partir de un informe de Google presentado en la Feria de Francfort última. Posteo la columna completa.

"Es curioso que uno de los 10 libros más buscados por los usuarios de Internet de lengua española sea los Veinte poemas de amor y una canción desesperada, de Neruda.

-Precisamente uno de los que la crítica no coloca entre los mejores de su obra.

-El punto no es ese, sino el hecho de que la literatura, que apenas aparece en el informe presentado por Google a la Feria del Libro de Frankfort, figure tanto con novela, el más popular de sus géneros, como con poesía. Sé que esto no la hace, en términos reales, menos minoritaria, pero me alegra.

-He visto que entre los libros más buscados en inglés no hay ninguna obra literaria. Y en francés se nombra solo una novela. Pero los cibernautas no son el mejor índice para la vida de los libros.

-En este caso tampoco el peor. Hay que reconocer que la literatura viene perdiendo sitio.

-Yo diría más bien que viene perdiendo peso para ganar o mantener audiencia. O que se desplaza de las zonas de influencia a las del entretenimiento.

-Donde la poesía no calza.

-Por eso se preserva y salva, como la música académica.

-Que es también exigente y por tanto excluyente y elitista, aunque haya poetas que no lo admitan.

-Cosa que no sucede entre los compositores académicos, que saben bien que si quieren sintonizar con la masa tienen que cambiar de género.

-En realidad es un milagro que esos compositores subsistan, sobre todo entre nosotros. Como los poetas, crean para minorías; pero para ellos, los músicos, todo es muchísimo más difícil. Un poeta, bien que mal, puede dar a conocer sus poemas, aunque sea en copias. Así ganaron fama en el siglo de oro español quienes, como Garcilaso, no publicaron en vida ningún libro.

-O Westphalen, con sus dos libritos de los años 30, de tiraje enano.

-En cambio el compositor requiere de alguien que haga audible su música, de instrumentos, instrumentistas y el debido concierto entre estos. Son el último baluarte de la resistencia en una época ganada por la vulgaridad y el mercado, el bestselerismo y lo mediático.

-Me pregunto si el hecho de que en el informe de Google nuestro idioma sea el único con un libro de poesía entre los 10 más buscados en Internet será un indicador de retraso o desfasamiento, visto desde la perspectiva de las lenguas de los países hegemónicos.

-¿Lo dices por tratarse de los Veinte poemas y no de Residencia en la tierra?

-Lo digo por tratarse de algo tan a contrapelo de los intereses predominantes, como la poesía".

(¿Neruda como signo de atraso o desfasamiento cultural?)

11 comentarios:

  1. Creo que el crítico Abelardo Oquendo está profundamente equivocado en la última idea que desarrolla en su columna.
    La poesía, precisamente porque está en contra del poder y la cultura consumista y mediática predominante, es signo de vanguardia ahora más que nunca, y no de atraso.
    Si los países llamados "desarrollados"
    ya no leen poesía, ¿vamos nosotros a dejar de leerla para estar "acorde con los nuevos tiempos"? La respuesta, obviamente, es NO.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo18.10.06

    Creo, Victor, que la gente actualmente lee menos (poesía y narrativa) por otros factores. Uno se pregunta qué pasaría si la televisión (por cable y privada) transmitiera solo unos días a la semana. Puedo conjeturar que mucha gente empezaría a planificar para esos días sin televisión uno que otro libro.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo18.10.06

    Me pregunto si esta reflexión de Abelardo Oquendo se hubiera dado de la misma manera si el poemario elegido por los cibernautas hubiera sido Trilce o Residencia en la tierra.

    ResponderEliminar
  4. En eso podemos estar de acuerdo: la cultura lectora está perdiendo la guerra contra la visual. Y de hecho Abelardo acierta cuando trae a colación lo de la música llamada culta y su lugar cada vez más problemático y exigente (y por lo tanto "elitista") en un entorno donde el facilismo de los ritmos básicos (reaggeton pero también muchos otros menjurjes musicales hechos para la venta) campea.
    Dudo que podamos "poner de moda" (pues la cultura de hoy se mueve bajo esos parámetros) de nuevo la lectura, menos con propuestas facistoides del tipo "hay que darle a los jóvenes menos TV y más lectura".
    La poesía, sin embargo, tanto la capacidad para hacerla como la virtud de comprenderla, no ha perdido gran cosa en este proceso de banalización mundial (Baudrillard). Nunca fue masiva, y no lo será ahora menos que nunca. Quiero decir: la literatura en general ha perdido lectores y los seguirá perdiendo; pero la poesía sigue siendo leída por los pocos lectores de literatura que van quedando. No lo dudo. De allí que figure un poemario y no una novela en la lista de Google.

    ResponderEliminar
  5. Finalmente, con las reservas del caso, la novela es siempre asimilable a otro código (el cine por excelencia). De hecho hoy mismo muchos espectadores ven varias películas al año basadas en novelas, e ignoran que hay una novela en la que se basó la película.
    Hasta ahora no he visto, sin embargo, un poemario o poema pasado al cine. Estamos muy lejos de eso. Y en caso de darse, sería muy otra cosa; dejaría intacta la magia verbal del artefacto poético.
    Por eso me arriesgo a pensar que la poesía puede encarnar más bien a la vanguardia de estos tiempos antes que ser un signo de retroceso.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo18.10.06

    Creo que esa idea del supuesto retraso de nuestra lengua con respecto a las lenguas dominantes, en especial del inglés, deviene de una idea anquilosada de la lengua, que la clasifca como algo establecido y monolítico. El castellano se encuentra en plena expansión ahorita, y es cosa de tiempo ver cómo eso se trasluce en poesía de altísima calidad. Que esta poesía tenga lugar en la programación televisiva o que compita con el cine es lo de menos. Se hará sentir de todas maneras su fuerza, aunque sea para unos pocos.

    Fidel K

    ResponderEliminar
  7. "Intereses predominantes". Cuáles son esos intereses predominantes???? El consumismo, el pragmatismo, la vulgarización y la desmitificación. La guerra y el dominio planetario. Dónde entra la poesía en esto. Pues en todo, la poesía puede tratar todos los temas y ejercer presión en contra de lo establecido. Es el último refugio de la disidencia.
    Asumo que la visión, en principio acertada, de Abelardo Oquendo, se enriquecería si surfeara por la poesía que navega en internet en estos tiempos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo18.10.06

    en su "colección" de poetas peruanos últimos en Hueso Húmero ya mostró Oquendo su limitación con la poesía, no sé de qué se sorprenden.

    Sanmarquino poeta

    ResponderEliminar
  9. Anónimo18.10.06

    Paolo de Lima, que dice que es poeta, ha compartido las declaraciones infraternas del poeta Hinostroza contra Renato Sandoval y Ricardo Silva-Santisteban. Me pregunto por qué se pelean tanto estos señores por quién es poeta y quién no lo es, si, como dice Oquendo, la poesía está en retirada a nivel global???

    Alexis

    ResponderEliminar
  10. En mi modesta opinión, la poesía de Paolo de Lima es muy inferior, por fofa y sin savia poética, a la de Renato Sandoval y a la del maestro Ricardo Silva-Santisteban.
    Por supuesto, resulta irrisoria al lado de los grandes libros de hace unas décadas de Rodolfo Hinostroza -Consejero del lobo y Contranatura-.
    Sin embargo, he aquí que este poeta dudoso y crítico todavía más dudoso, efectivamente comparte los ataques de Hinostroza a sus colegas poetas.
    De Lima replica - ante los reparos de Hinostroza a la invitación a un evento poético reciente a Sandoval y Silva-Santisteban (a quienes tilda de "traductores"), que la invitación fue "culpa" de los orgnaizadores.
    O sea, en otras palabras, De Lima dice: "no son, poetas, pero si fueron inivitados es responsabilidad de los organizadores".
    Me pregunto ¿con qué cara este señor escamotea la condición de poetas a Sandoval y Silva-Santisteban? Mejor: ¿con qué talento se atreve a cuestionar la condición de poeta de los demás?

    ResponderEliminar
  11. En cuanto a la presencia del poemario de Neruda en la lista de Google tal vez se deba a una cosa mucho más sencilla:

    El libro es pedido en todos los colegios de América Latina, y estimo que, salvo en Chile, no hay ediciones baratas del mismo. Entonces, como no es muy extenso, la gente prefiere bajárselo de internet a comprar toda una antología de Neruda, o la Obra Completa, por un solo librito.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.