18.10.06


Victoria Guerrero: homenaje poético a Juan Ramírez Ruiz

Una de las glorias de un poeta debe ser que otro poeta, que apenas te conoce por tus libros, te escriba un poema entrañable. Esa la suerte de Juan, suerte de grandes. El poema aparece en Urbanotopia, extraordinario proyecto del que hablaré más adelante.


Me pongo a pensar en ti, Juan, o quizá en Irma. En Irma Gutiérrez. Yo no he podido ir más allá. No he podido tomar el camino totalmente oscuro y llenarlo de alegrías como tú. Yo he escogido un camino menos tenebroso aunque quizá más amargo. Conozco Lima sólo al punto en que un alma puede arriesgarse a entrar en sí.El Queirolo es un lugar recordable sólo porque en él encontré algunos amigos y bebí hasta perder la conciencia. Aunque nunca se pierde del todo el alma cuando amas. Y tú lo sabes. Hoy he pensado en ti como pienso en mi ex esposo. El camino es largo. Pienso en mi padre parado en la puerta de un sindicato saliendo en la tv. Pienso en su largo viaje hasta Lima, en su departamento compartido en la Plaza Grau. Pienso en los amores de mi vida, particularmente en mi amante. Hasta él ya me es indiferente.Hoy me he sentado en un rincón sombrío, solitario. No quiero que nadie me vea. No quiero que nadie sepa quién soy. Visto un yin viejo y un polo mal planchado. No sé si hoy pasarás por aquí, quizá andarás preocupado, pero te voy a encontrar para que nadie diga que es imposible la amistad en este mundo, Juan.

(Guerrero, poeta, flanqueada por Rodrigo Quijano y Oscar Limache)

2 comentarios:

  1. ;)
    realmente uds. son muy buenos
    :D

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21.10.06

    la chata debería escribir diarios y guardarlos bajo la almohada.

    Carlos Rodríguez

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.