28.11.06


En busca del tiempo perdido en cómic

Stéphane Heuet es un director de arte de publicidad que como muchos intentó leer En busca del tiempo perdido en su juventud y no pudo avanzar mucho. A sus 35 años, retomó la lectura de ese libro clave para la literatura del siglo veinte, y desde 1998 ha venido pasando a cómic todo el libro de Marcel Proust.

Son cuatro álbumes de bellos dibujos los que se han sucedido desde entonces. Combray es el primero de ellos, el cual ha sido publicado en castellano por la editora de vanguardia Sexto Piso, y fue presentado en la FIL Guadalajara esta semana. Heuet dice:

"No me quejo del éxito, pero ha cambiado mi método de trabajo porque cuando empecé quería dirigirme a la gente que ya había leído a Proust, pero ahora tengo dos públicos: el que me recrimina que me haya atrevido a cortar tal o cual frase y el que me dice que aún hay mucho texto".

Algunas características del cómic de este artista francés es que en principio hay más texto de lo habitual no solo dentro de su propio trabajo, sino con respecto al cómic actual. No es para menos, pues vérselas con qué frase dejar y qué episodios cortar en un texto como el de Proust debe significar un esfuerzo de síntesis monumental y de hecho frustrante para un autor de cómic (o para culquiera); el peso del texto literario es irresistible.

“A pesar de su disciplina fruto de su paso por la academia militar y a que en la actualidad se dedica exclusivamente –dice la nota de El País- a trabajar en la novela de Proust, Heuet sólo ha producido desde 1998 cuatro álbumes, a un ritmo de dos por año, cadencia que sólo se ha roto con el último, la primera parte de Un amor de Swann, que aparecerá la semana próxima en Francia y en la que, para terror de sus editores, invirtió tres años”.

A ese ritmo se calcula que Heuet tardará veinte años más de lo que tardó Proust en escribir En busca del tiempo perdido, en pasar todo el libro a cómic. Menuda chamba.

(Fragmento de Combray, de Heuet)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.