28.11.06


Iwasaki se siente comunitario

Encuentro en ABC esta nota sobre una antología de cuentistas españoles editada por Fernando Iwasaki Cauti (Libro del mal amor):

"Antonio Muñoz-Molina bebe de las fuentes del uruguayo Juan Carlos Onetti y Gabriel García-Márquez. Eduardo Mendicutti lleva grabado a Guillermo Cabrera Infante. «Juan Bonilla es muy `borgiano´». El escritor peruano Fernando Iwasaki acude al interior literario de un selecto grupo de 31 autores y autoras andaluces de las últimas tres décadas para completar su antología Macondo Boca Arriba, una recopilación «a guisa de instantáneas cuentísticas», según Gerardo Kleinburg, director de la UNAM (editorial que publica el libro), de la influencia vital que ha tenido la literatura de Hispanoamérica -Iwasaki dedica el libro sobre todo a Julio Cortázar, el «cuentista» por excelencia- en la rica literatura andaluza.

Confiesa Kleinburg que, al principio, sospechó de una «noción de retrorreconquista» de la madre patria. Pero, a medida que fue adentrándose en la antología fue cambiando de opinión. A su lado, Iwasaki se explicó: «En Andalucía siempre han vivido escritores que no son andaluces pero como si lo fueran». «Andalucía es mi tierra, me considero ya un autor comunitario».

(Fernando Iwasaki)

3 comentarios:

  1. Iwasaki es un autor de reconocido prestigio en España, al igual que Jorge Benavidez quien recientemente presento a Alfredo Bryce Echenique en una clase maestra que este diò en Casa de Amèrica. Es interesante la afirmaciòn de Iwasaki de considerarse "comunitario". A Roncagliolo le oido decir que se siente un poco de todos los lugares donde viviò.Benavidez opina algo parecido que Iwasaki.
    Seria interesante una reflexiòn sobre los escritores latinoamericanos en España,que creo que es el paìs donde se sienten mas integrados los escritores peruanos que viven en el exterior.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11.12.06

    Onetti tiene un decálogo, así como Quiroga, donde aconseja no limitarse a leer los libros ya consagrados (dice que Proust y Joyce fueron despreciados cuando asomaron la nariz y hoy son genios).

    Aunque no creo en decálogos y además no soy escritora, últimamente pensé en esto porque Jorge Lafforgue defendió a Quiroga cuando los estudiosos lo consideraban un escritor menor y la semana pasada me encontré al mismo Lafforgue apostando por un escritor nuevo... y en mi cabecita empezaron a pasar cosas.

    O sea que el tipo, con una trayectoria de medio siglo, no tiene miedo en decir lo que piensa y levanta a un escritor que hasta ahora solamente ha publicado un libro.

    Yo me hice con el libro y lo leí porque si para Lafforgue es bueno debe ser bueno y pensé después de leerlos que sí, que es bueno, pero que no sé si yo sola me hubiese animado a decirlo sin la autoridad de un groso que me abra la puerta antes. Y esto me dejó pensando.

    Lo que quiero decir es cómo yo que no tengo ningún prestigio para perder nunca me animé a levantar a alguien que nadie haya consagrado antes. Ya sé que no me puedo comparar con Lafforgue que soy una lectora casi del montón, pero justamente por eso ¡¡¡¿por qué tenerle miedo a equivocarse?!!!

    Bueno... que por todo esto abrí un blog en http://misescritorespreferidos.blogspot.com con la idea de que la gente haga conocer a sus buenos escritores en las sombras, para que los compartamos y encontremos a los futuros Quirogas, Onettis, Cortázares y Borges por nosotros mismos. ¿Demasiado delirante? No será la primera vez que me lo dicen pero quiero hacerlo y creo que está bien que lo hagamos.

    Ojalá visiten el blog y opinen algo al respecto. Gracias.

    Lau.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11.12.06

    Onetti tiene un decálogo, así como Quiroga, donde aconseja no limitarse a leer los libros ya consagrados (dice que Proust y Joyce fueron despreciados cuando asomaron la nariz y hoy son genios).

    Aunque no creo en decálogos y además no soy escritora, últimamente pensé en esto porque Jorge Lafforgue defendió a Quiroga cuando los estudiosos lo consideraban un escritor menor y la semana pasada me encontré al mismo Lafforgue apostando por un escritor nuevo... y en mi cabecita empezaron a pasar cosas.

    O sea que el tipo, con una trayectoria de medio siglo, no tiene miedo en decir lo que piensa y levanta a un escritor que hasta ahora solamente ha publicado un libro.

    Yo me hice con el libro y lo leí porque si para Lafforgue es bueno debe ser bueno y pensé después de leerlos que sí, que es bueno, pero que no sé si yo sola me hubiese animado a decirlo sin la autoridad de un groso que me abra la puerta antes. Y esto me dejó pensando.

    Lo que quiero decir es cómo yo que no tengo ningún prestigio para perder nunca me animé a levantar a alguien que nadie haya consagrado antes. Ya sé que no me puedo comparar con Lafforgue que soy una lectora casi del montón, pero justamente por eso ¡¡¡¿por qué tenerle miedo a equivocarse?!!!

    Bueno... que por todo esto abrí un blog en http://misescritorespreferidos.blogspot.com con la idea de que la gente haga conocer a sus buenos escritores en las sombras, para que los compartamos y encontremos a los futuros Quirogas, Onettis, Cortázares y Borges por nosotros mismos. ¿Demasiado delirante? No será la primera vez que me lo dicen pero quiero hacerlo y creo que está bien que lo hagamos.

    Ojalá visiten el blog y opinen algo al respecto. Gracias.

    Lau.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.