1.2.07


Justicia hoy

Acabo de ver con asombro conmovido, por Canal N, cómo una cuadrilla de expertos exhuma los restos de los nueve estudiantes y un profesor de La Cantuta secuestrados, torturados y eliminados por miembros del execrable grupo Colina en 1992.

El Comercio on-line informa que “la Sala Penal Nacional, encabezada por la magistrada Inés Villa Bonilla, ordenó esta diligencia con el objetivo de determinar nuevas evidencias e indicios sobre este vergonzoso caso, ocurrido durante el régimen del ex presidente de la República Alberto Fujimori en 1992. La exhumación de los cadáveres comenzó poco después de las 9 de la mañana y está cargo de un equipo de medicina forense”.

Con este primer paso en la búsqueda de la justicia para los que casi nunca la tienen, se abre un horizonte de esperanza judicial en el país, y se vislumbra la posibilidad –desde todo punto de vista deseable- de que los que hicieron daño y mal desde el Estado durante el tiempo de la violencia, paguen sin atenuantes lo ocasionado. Es justo.

(No marchamos en vano)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.