26.1.07


Lauer y Vallejo

El poeta, novelista y periodista Mirko Lauer ha escrito una columna en La República motivado por la lectura de la poesía del autor de Trilce que se llevará a cabo mañana en la Biblioteca del Congreso de norteamericano. A continuación la nota:

"Este viernes habrá una lectura de la poesía de César Vallejo en la Biblioteca del Congreso, Washington. Sirve para recordarnos que hasta la aparición del boom y el post-boom narrativo Vallejo era lo más famoso de nuestra vitrina literaria. Probablemente siga siendo lo más duradero y lo más convocador.

Desde hace más de un año una asociación de amigos de César Vallejo hace activismo en torno de su obra, con el beneplácito de una parte del establishment literario parisino. A diferencia de las celebridades de hoy, Vallejo no solo tiene lectores, sino también seguidores, de su vida, de sus ideas, de la sacrificada ética que representa.

El caso de Clayton Eshleman, su mejor traductor al inglés, es emblemático. Publicó una versión de buena parte de su poesía y, descontento con su trabajo, empezó de nuevo. Su segunda versión ganó el premio Pulitzer de traducción y creó un nuevo público de lectores de Vallejo. La lectura del viernes es parte de ese interés.

Desde el punto de vista del marqueteo contemporáneo, Vallejo es un autor antiguo: poeta por lo general difícil de desentrañar sin ayuda crítica, comunista militante, pensador brillante pero con raíces en el siglo XIX. Medido con la vara de hoy, un profesional sin éxito en vida. El propio culto que lo siguió en la muerte ha envejecido mucho.

El primer lanzamiento de su poesía fue a partir de la máquina de propaganda de la III Internacional, luego de su oportuno fallecimiento en 1938. Pero la calidad de los versos sobrevivió ese pedestal, como sobrevivió a su propia dificultad. La presencia de Vallejo en el mundo es hoy un fenómeno estrictamente poético.

En el espacio peruano a la calidad se suma una leyenda de rasgos reales: el origen provinciano, el exilio, la penuria parisina, la militancia en la guerra civil. Aquí un público considerable lee unos cuantos poemas seductores, sobre temas universales como la muerte, el sufrimiento, la separación de la familia.

Da la sensación de que los cenáculos de entusiastas literarios de fuera tienen más presente al poeta que el público peruano, que sin embargo compra sus libros en cantidades considerables. Como si aquí solo fuera un poeta de los estudiantes, y de los propios poetas que encuentran en él un inspirador nivel de excelencia.

Sin embargo Vallejo tiene cosas importantes que decirle al Perú del siglo XXI. Cosas como la solidaridad humana, la densidad afectiva de los círculos familiares, la lucha del Perú contra las limitaciones del lenguaje, la dignidad de las mayorías pobres. Leer a Vallejo es retomar la larga marcha por una justicia social en el Perú".

(Lauer)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.