26.1.07


Vila-Matas again

Durante las celebraciones por el “Día de la Fundación pro Real Academia Española” se entregó al autor de El mal de Montano un premio de la docta institución, y se hizo un homenaje, a cargo del catedrático Gonzalo Sobejano, a Francisco Ayala, por sus cien años de vida.

La nota de ABC cuenta que Vila-Matas “vertebró su discurso en torno a «El hechizado», un cuento del propio Ayala. El autor de Doctor Pasavento (la novela premiada) defendió la voz y la palabra del «escritor de verdad, ése que es independiente del poder y que asume su oficio como un trabajo moral, porque escribir bien es una manera de ser moral con uno mismo. Es hoy, además, una actitud moral, porque se ve obligada a estar en oposición a la corrupción reinante entre los emisarios de la nada que habitan en los centros de todos los imperios». Destacó igualmente el premiado, quien asume que practica una «literatura de investigación», el valor de la experimentación, «que es la marca de la gran literatura».

Esta última afirmación de Vila-Matas es resaltada por ABC, pero a mí me parece más importante subrayar lo que recomendó como tarea al escritor de hoy el autor de Lejos de Veracruz: «debe consistir (su tarea) en enfrentarse a esos emisarios de la nada y combatirlos para no dejar a la Humanidad en manos de la muerte. Porque digan lo que digan, la escritura puede salvar al hombre. Hasta en lo imposible». Los emisarios de la nada, uhmmmm.

(Lúcido Vila-Matas)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.