26.2.07


Pasamos a cosas mejores

En la edición de hoy de El Dominical de El Comercio, dos notas llaman mi atención. La primera es una suerte de aclare del poeta Enrique Sánche Hernani (Vinilo, 2007) sobre la condición de poeta del cantautor cubano Silvio Rodríguez, que como sabemos estuvo de paso por Lima.

Sánchez Hernani niega rotundamente que el autor de Causas y azares sea poeta. Dice además que los seguidores de la trova cubana "no se resignan a que sus cultores sean solo unos extraordinarios compositores y músicos; quieren para ellos la medalla de poeta. Mala suerte, no les corresponde". Un detalle: ESH se refiere a un disco de Joan Manuel Serrat, Mediterráneo, como "consagrado al poeta Miguel Hernández". Lo confunde con otro disco en homenaje al poeta español que descansa entre mis archivos.

También quiero referirme a la entrevista que le hace Jorge Paredes al filósofo italiano Gianni Vattimo: "creo que se trata de aceptar que nos dirigimos a una civilización un poco más dispersa, más múltiple, donde los pueblos finalmente puedan organizarse de diferentes maneras, es la única vía de salvación", dice el especialista en hermenéutica.

(Le negaron la visa de poeta a Silvio)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.