5.3.07


Rubén Quiroz, de incendiario a bombero


Cuánto agrado causa que la madurez llegue a los poetas de mi generación. Este es el caso de Rubén Quiroz, ganador del premio de poesía Blas de Otero en España, quien este jueves presentará su libro Rotación en Lima.

Ernesto Carlín le hace una entrevista para Andina que empieza así: "Al comienzo de esta década irrumpió el Club Patafísico, que causó polémica con quema de libros y performances similares. Miembro fundador de dicho grupo es Rubén Quiroz, filósofo y poeta chalaco que emigró poco después a España". Quiroz, además, tiene publicados varios libros de poesía y ha ganado alguna vez un concurso de ensayos. La breve entrevista a que se somete es desopilante, chequeen algunas partes. Dice Quiroz:

"–La visión sobre América Latina o el Perú es muy exótica (en España). ¿Por qué cree que premian a novelas como las de Santiago Roncagliolo? Porque les parece curioso que una novela narre un proceso posrealismo mágico inspirado en la violencia.

¿Eso también podría explicar el premio que usted ganó?

–Sí. Y varios premios más, en realidad, de los logrados por los latinoamericanos.
–Soy un absoluto presocrático. Cada una tiene distintos roles. Soy poeta, filósofo o director de teatro dependiendo de qué quiero. Aunque hacer poesía no se escoge.

¿Cómo conjuga su aprecio hacia la literatura con el hecho de quemar libros?

–En realidad todos somos contradicciones andantes. Hay que hacer vivas a la incoherencia. ¿Consecuente con qué? Ahora soy un gran bombero. Repudio a los que queman libros. Soy dialéctico. Mi única consecuencia es ser hincha del Boys".

Me pregunto qué idea de la dialéctica maneja el amigo Quiroz, que lo lleva a quemar libros para hacerse notar, y luego, cuando ya no le sirve el horrible exabrupto, volverse contra él. Su apuesta por la incoherencia, además, es tan, cómo decirlo, evidente: primero pondera que España es "sensible a cuestiones como el racismo y la intolerancia. Europa es una sociedad que reacciona ante formas de pensamiento autoritario". Un párrafo abajo declara su consecuencia únicamente con la hinchada de un equipo de fútbol (como sabemos, las hinchadas no son precisamente una trinchera de tolerancia).

En fin, rotaciones y requiebros de un poeta que, por fortuna, es consecuente no solo con la tontería fingida, sino con la buena poesía (a juzgar por su dos últimos libros). Aquí un buen poema de Quiroz publicado en mi noticiero favorito, Zona de Noticias.

(Quiroz con la camiseta rosa de sus amores)

8 comentarios:

  1. Anónimo5.3.07

    Aquella visión exótica del Perú está generalizada, aunque a algunos (probablemente porque no han salido del Perú) les cueste creerlo. En ese sentido, creo que no se está diciendo nada nuevo. Recuérdense aquellos ensayos magníficos de Luis Loyza como "El sol de Lima" o sobre los peruanos mencionados en la literatura francesa del XIX.
    Perú es para todo el mundo un país tan antiguo (este adjetivo ya lo usaba Arguedas) y lejano en el imaginario colectivo como Laos, Zambia o Nueva Zelanda. Con decirles que en la guía de turismo "Lonely Planet" en las páginas dedicadas al Perú solo sacan a una campesina con su llama (de allí que los europeos y los norteamericanos estén dispuestos a creer, por cierto, que en Perú hay llamas en todos lados, como ardillas en un bosque gringo), se dice que los peruanos son fanáticos del fútbol (no se nos reconoce ningún otro interés más elevado que ese, a los argentinos en cambio se les presenta como británicos: toman el té por la tarde y les encanta el teatro; yo he conocido alguno que no sabía más que de fútbol) y se recomienda al viajero llevar papel higiénico y agua embotellada, peor que si te fueras a Vietnam (con el respeto de los vietnamitas que también deben tener papel higiénico y agua limpia, solo que yo tengo la misma imagen de ellos que los europeos respecto de los peruanos). Cómo quieren que el Perú no sea exótico con esas referencias?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6.3.07

    Rotación debe ser el poemario más presentado de la literatura peruana. Cada año que pasa se presenta por lo menos un par de veces.

    The cow

    ResponderEliminar
  3. ; ; ;6.3.07

    me gusta la entrevista de Carlín porque es incisiva, sus preguntas desarman al poeta.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6.3.07

    Rubén Quiroz es un poeta a pesar de sus declaraciones. Se cree genio, ese es su problema.

    Miqui

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6.3.07

    Hablemos de poesia, y la de Quiroz es muy buena. Eso es lo que importa.

    Pedro Ll.

    ResponderEliminar
  6. Nadie ha dicho lo contrario de la poesía de Quiroz, así que tu comentario, querido Pedro, resulta un toque irrelevante.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7.3.07

    Que sea hincha de Boys no es lo mismo que "ser parte de la hinchada de Boys" o de la barra del Boys, que son finalmente los intolerantes y que es lo que tú mencionas. Ojo con eso, que creo que te ganan tus desavenencias con él en este comentario.

    ResponderEliminar
  8. Nunca he tenido una desavenencia con Rubén. Y tengo por favorable el post. Lo único que hago es resaltar la ligereza de sus opiniones, que como sabemos, se las lleva el viento. (Igual que los comentarios irrelevantes).

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.