1.5.07


El amigo secreto de John Banville

Al escritor inglés, autor de Doctor Copérnico y Mefisto, entre otras buenas novelas, lo conocemos todos. Pero confieso haber ignorado hasta ahora que Banville escribía, bajo el seudónimo de Benjamin Black, unas novelas policiales donde vacía las inquietudes intelectuales de sus novelas conocidas en un formato directo, activo y muy dinámico.

¿Cómo me entero de ello? Por el sobrio y actualizado blog de Edmundo Paz Soldán (El delirio de Turing, La materia del deseo), donde se hace una divertida reseña del reciente vástago del tal Black, Christine Falls. Compara Edmundo a ambos artífices:

“Hay cosas que no cambian en el paso de Banville a Black. El ganador del Booker por El mar y autor de novelas tan notables como Eclipse, uno de los estilistas más destacados de la literatura contemporánea en inglés, mantiene como Black la calidad de su prosa, su capacidad para crear atmósferas y encontrar el detalle capaz de condensar la vida interior de un personaje. Christine Falls no es una novela policial más; es un magnífico tratado de escritura creativa. Cada frase está viva, y tiene una especificidad que salta de las páginas y nos convence, una vez más, que el género policial puede ser alta literatura si cae en manos apropiadas”.

¿Alguien sabe de novelas de Black traducidas al castellano? Realmente el caso es interesante, pues Banville confiesa recurrir a los consejos de Black cuando se encuentra bloqueado por la escritura. Y cuando se bloquea Black, ¿a quién recurrirá? Tal parece que su salida es iniciar otra novela ipso facto: cuenta Paz Soldán que el escritor de policiales ya tiene casi lista la secuela de Christine Falls. Ojalá llegue por acá aunque sea una.

(Banville)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.