9.4.07


Pterodáctilo y un fracaso que enseña

La inevitable columna de Abelardo Oquendo en La República nos ofrece hoy un ejemplo de cómo la propia realidad puede arrojar al vertedero toda esa cháchara sobre el canon y los escritores “relegados” o “anticanon” que tanto se escucha en bares de escritores jóvenes e incluso de labios trasnochados de narradores maduros y "revolucionarios".

Cuenta Oquendo que Pterodáctilo, la revista dirigida por Diego Trelles Paz, en su cuarto número trae una confesión sobre su fracaso en la intentona de hacer un especial sobre escritores hispanoamericanos “dejados de lado por el canon”. Trelles había convocado –con simpática inocencia- en el número anterior de esa revista a escritores que hubieran sufrido o tuvieran algo que decir sobre “la marginación, la preterición, la exclusión, en fin, las diversas formas del ninguneo”.

Hidalgamente, el editor reconoce que surgieron demasiadas preguntas difíciles de responder con semejante convocatoria: “¿De qué canon hablan? ¿El de los Departamentos de Español de las universidades estadounidenses? ¿El de las instituciones académicas y críticos literarios de los países latinoamericanos? ¿Cómo pueden decir que Marco Denevi es un escritor desplazado? ¿Lo es Julio Ramón Ribeyro? ¿Antonio di Benedetto?”

Previsible. Los cánones son diversos y cambiantes, en el tiempo y en el espacio, nos recuerda AO. Y más: los canones son constructos que responden a circunstancias diferenciadas; no son acumulables ni conjugables. Un escritor puede ser canónico a nivel global y olvidado en su país; profeta en su tierra e irrescatable para el mainstream editorial internacional. Y hay muchas más variables. En cualquier caso, vale la honestidad de Trelles.

(Ribeyro. Según Oquendo "es mucho más profeta en su tierra que fuera de ella".)

5 comentarios:

  1. Coral: ¿Por qué no has comentado sobre los últimos plagios encontrados?

    ResponderEliminar
  2. Coral: ¿Por qué no has comentado sobre los últimos plagios encontrados?

    ResponderEliminar
  3. Entiendo perfectamente tu ansiedad porque me "pronuncie" sobre los plagios, mi estimado "Luching", la diferencia horaria entre tus dos comentarios es elocuente al respecto...

    En su momento lo haré, pues creo que la danza de plagios o supuestos plagios está lejos de terminar. Paciencia...

    ResponderEliminar
  4. Hola Victor, quería recomendarte el cuento de José Guich "Pasajes errantes", publicado en la última edición de Velero25. El enlace es http://www.velero25.net/2007/mar2007/mar07pg07.htm, y trata sobre Julio Ramón Ribeyro... Una joya.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el dato, Daniel.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.