16.4.07


Urgencias infelices

Así se titula la columna de Olga Rodríguez Ulloa en Correo hoy, donde prácticamente descalifica la ópera prima de Orlando Mazeyra, Urgente. Necesito un retazo de felicidad. ORU detecta en la prosa del joven escritor arequipeño "cierto toque de ingenuidad, cierta desmesura adjetival que torna la lectura predecible, cansada e intrascendente".

Luego la crítico y directora de la revista literaria Casa de Citas, se centra en lo que llama una de las historias centrales, "Todo comenzó en la universidad", que aborda el racismo y la homosexualidad. A ORU le parece que el cuento tiene "solidez argumental", pero los sucesos del "inverosímil final" le resultan "un tanto insultantes para cualquier lector y lectora competentes".

Finalmente, fiel a su estilo de referirse a elementos extratextuales, Rodríguez Ulloa afirma que Mazeyra ha publicado su libro influido por esa "suerte de precocidad que ataca a muchos de los escritores jóvenes: el apremio de la publicación". "Esperamos que en un futuro las urgencias se aplaquen de otro modo, y que el autor revise sus textos y se asegure publicaciones más felices", culmina ORU con contundencia.

(Portada del libro de Mazeyra)

14 comentarios:

  1. sheet boy16.4.07

    se quedó corta la crítica porque yo leí el libro y me pareció primario, con muchas cosas por arreglar pero como ahora las editoriales fantasmas ofrecen el oro y el moro por publicar pero no EDITAN los textos, la gente se manda nomás. Buena crítica pone el dedo en la llaga, mandar a imprimir los libros en el centro de Lima no es ser editor pues, hay que respetar la labor de los editores de verdad.

    ResponderEliminar
  2. sheet boy16.4.07

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  3. sheet boy16.4.07

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  4. sheet boy16.4.07

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  5. sheet boy16.4.07

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. Vaya que he tenido que borrar comentarios insultantes. "Sheet boy" tal vez exagera un poco con su crítica al libro, pero acierta con lo del respeto a los editores con oficio.

    ResponderEliminar
  7. Hola Víctor:
    Leyendo tu blog me entero de la demoledora la crítica de Olga Rodríguez Ulloa. Pero me extraña que a ti –al menos así lo das a entender–, que no te gustan los “copy and paste”, se te dio por sólo citar la parte en donde la joven crítica del diario Correo indica que encuentra en mi libro “cierto toque de ingenuidad, cierta desmesura adjetival que torna la lectura predecible, cansada e intrascendente”. Pero, talvez sin mala intención, obviaste la parte en la que, digamos, me toca alguito de lo “bueno” y “rescatable”: “Sorprende la destreza del autor para combinar las palabras, para hacer de sus frases relámpagos de agudeza y tino”.
    Aunque a ratos es excesiva (y su introducción sobre la felicidad es inútil y sosa… nada dice sobre el cuento que le da título al libro), la crítica de Rodríguez Ulloa me parece honesta, ésa es una de las razones por la que le alcancé uno de los ejemplares. No olvidemos que con anterioridad a sido igual de dura con autores tan distintos como Ampuero o Neyra.
    Como asiduo lector de Luz de Limbo, espero que tú, en vez de recurrir sólo a los ‘copy and paste’ que criticas a otros bloggers, también puedas dar tu opinión que seguramente será igual de “contundente” como tú bien dices. Eso sí, te pediría que critiques al texto (los cuentos) y no al editor. Debo tener algo de “rescatable” si te animaste a publicar en tu blog uno de los relatos que te mandé.
    Un saludo desde AQP,
    Orlando

    ResponderEliminar
  8. Vaya, ojalá que ORU no la tome conmigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo16.4.07

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  10. Orlando: qué curioso, lo mismo que tú me reclamas, que haya obviado el parrafito donde supuestamente te alaba ORU, me lo reclamó un descuajeringado "Editor", con frases altisonantes y groserías. Tuve que borrar sus cuatro comentarios por supuesto.

    ¿Será que se pusieron de acuerdo?

    La crítica de ORU es muy dura, no sean indulgentes consigo mismos al rescatar tal frasesita o tal adjetivo benéfico.
    La crítica al editor (llamémoslo así) me parece pertinente porque se desprende directamente de lo afirmado por Olga. No es gratuita. Actualmente estoy haciendo una reseña para una revista, pero la otra semana tendré tiempo para leer tu libro. A propósito, ¿dónde lo venden? En las mejores librerías de Lima no lo he encontrado. Saludos a ti.

    ResponderEliminar
  11. Hola Víctor,
    Gracias por responder. No me he puesto de acuerdo con nadie para hacerte el comentario anterior. Espero que confíes en mi palabra, y estoy convencido de que no es necesario utilizar insultos o adjetivos altisonantes para responder a las críticas, ¿no es cierto? Yo mismo he aceptado que la crítica de ORU es demoledora y a ella misma se lo he hecho saber agradeciéndole, de paso, el haberse dado la molestia de leer mis cuentos.
    Te sigo leyendo,
    Orlando

    ResponderEliminar
  12. No hay problema, Orlando, sé de dónde vienen las flechas. En cuanto a la crítica de ORU, que parece haberte marcado, tal vez te sirva recordar que por más honesta y argumentada que sea (que no lo es del todo), nunca será ni más ni menos que la opinión de ORU. Ya habrá otras lecturas. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo17.4.07

    QUEREMOS TANTO A ORU!

    Manuel

    ResponderEliminar
  14. Anónimo17.4.07

    Ja! No se puede ser más evidente: el editor del libro de Mazeyra es vapuleado aquí por su trabajo deficiente, y reacciona con acusaciones tontas a la persona. Pensé que daba para más. Solito se hace mala propaganda.

    Fidel K

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.