7.5.07


Letras Libres de mayo: con Irán en la mira

La edición española de esta importante revista trae un especial sobre el país oriental que está en el ojo de la tormenta de la comunidad internacional actualmente. Humberto Beck le hace un podcast a Julio Hubard, sobre su libro Sangre. Notas para la historia de una idea, mientras que Matthias Küntzel escribe sobre "Los demonios de Ahmadineyad", actual presidente de Irán. La entrevista al filósofo iraní Ramin Jahanbegloo resulta imperdible.

En cuanto literatura, destacan la reseña de Rodrigo Fresán sobre los dos libros póstumos de Bolaño aparecidos este año: La universidad desconocida y El secreto del mal; una nota sobre la legendaria revista El viejo topo; y en la edición mexicana –también dedicada a Irán- Blas Matamoro examina la sutil poética de uno de los grandes narradores norteamericanos del siglo pasado, Henry James.

Particularmente reveladora resulta la entrevista referida con el filósofo Jahanbegloo, líder de la oposición democrática iraní recientemente liberado de su encierro carcelario, por presión internacional. Una pregunta:

Usted ha desarrollado un argumento de lo más elocuente sobre una perspectiva cosmopolita. Pero déjeme preguntarle en un nivel práctico: ¿qué podemos hacer, en términos concretos, los internacionalistas liberales y los pluralistas democráticos que estamos fuera de Irán por nuestros homólogos iraníes? ¿Cómo podemos serles útiles en su lucha?

Pienso que el primer paso es reconocer el hecho de que hay pluralistas democráticos en Irán que luchan por los valores democráticos y las libertades civiles. Su lucha por el acceso al poder de la sociedad civil iraní va más allá de una simple competencia. El proceso de democratización en Irán es un desafío diario no sólo político, sino también social y cultural. La democracia no es un lugar donde uno pueda sentarse y relajarse por el resto de su vida. Implica una participación cívica responsable y una integridad intelectual. Así que, sin este sentido de la responsabilidad, no veo cómo podríamos arreglárnoslas para tener una sociedad civil fuerte donde la gente encuentre confianza para hablar y actuar.

Pascal solía decir que “nos suelen convencer más fácilmente las razones que hemos hallado por cuenta propia que aquellas que se les han ocurrido a otros”. Esto es muy cierto respecto de nuestra situación en Irán. Los actores de la sociedad civil iraní necesitan encontrar su propia lógica y su práctica de la fraternidad, antes que seguir la que se ha impuesto sobre ellos. Pero esto no puede hacerse sin madurez intelectual. La madurez es la condición de posibilidad del pluralismo en la sociedad civil iraní. Me refiero aquí a la idea kantiana de la responsabilidad moral basada en la madurez intelectual. Como usted sabe, Kant define la inmadurez como la incapacidad para valerse del propio entendimiento sin la guía de otro. En otras palabras, el uso público de la razón es la verdadera condición de la vida democrática. De ahí que nuestro objetivo en la sociedad civil iraní sea crear una línea horizontal de razonamiento crítico en la esfera pública. (lee más)

(Portada)

2 comentarios:

  1. Muy interesante blog, felicitaciones. En cuanto al número de Letras Libres, se adivina, así, desde lejos, el clásico ánimo de "justificación occidental", en detrimento del entendimiento oriental. En mi opinión habría que intentar equilibrar más dichas posiciones.

    Un saludo, amigo Coral,

    Juan

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Creo que hay que revisar bien este número de Letras Libres, pues se examinan todas las posiciones sobre Irán. Además, más allá de las intenciones de una gran potencia, la cuestión de la democracia en Irán es álgida y muy difícil de justificar bajo cualquier punto de vista. Leamos más la revista antes de opinar. Saludos.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.