28.5.07


Un poeta catálán y su carrera contra la muerte


Casi toda mi aún corta vida he visto tirada en remates una antología llamada Poetas catalanes contemporáneos (Seix Barral, 1968), editada y traducida por el recordado poeta José Agustín Goytisolo. Ignoro por qué se le valoraba y se le valora tan poco, pues me parece una excelente antología, aunque un toque demasiado politizada para mi gusto. Allí encontré, primero, un sencillo y efectivo poema de Joan Salvat-Papasseit (1894-1924), y luego una trágica e interesante vida. Pero como en este blog interesa más la obra que la biografía, les posteo el poema de marras, + un fragmento, y les cuento algo sobre su vida.

Fue hijo de un fogonero de barco y de una empleada de droguería. De formación autodidacta, leyó a Ibsen, Nietszche, Gorki y los anarquistas rusos. En su poesía se ve la huella de Mayakovski y del Mallarmé de Un golpe de dados, tal vez. Durante su juventud se desempeñó como articulista de revistas y diarios socialistas, y llevó una vida política activa y muy comprometida. Hasta que en 1919 se entera que tiene tuberculosis y está condenado a morir pronto. Entonces todo cambia.

Comienza una admirable carrera contra la muerte publicando libro tras libro de su admirable poesía: Poemas en ondas hertzianas (1919), El irradiador del puerto y las gaviotas (1921), Las conspiraciones (1922), La gesta de las estrellas (1922), El poema de la rosa en los labios (1923). El ultraísmo, la Guerra Civil Española, la muerte, sobre todo, pulsan sus versos. (se dio tiempo para escribir un puñado de canciones, una de ellas grabada por Joan Manuel Serrat). No le alcanzará la vida física para ver editado su último libro, Osa menor (1925).

Bodegón


Encima de la mesa

Arthur Gordon Pym

Abierto

Poe en el techo

Me mira

Al verlo

La lámpara colgada

Es su agonía

Ahora cerraré el libro

El vaso está volcado

En el suelo

Charcos

Whisky house of lords

Ahora se ha desplomado Poe borracho



Toda la nostalgia de mañana (Fragmento final)


Si no me puedo levantar

nunca más,

he aquí lo que me espera:

--vosotros quedaréis,

para ver cómo todo es excelente:

y la vida

y la muerte.


(Busto en honor al poeta en Cataluña. Los poemas transcritos no reproducen -por limitaciones de Blogger- la propuesta espacial de los originales)

1 comentario:

  1. Hay un ensayo interesante del zambo Verastegui al respecto “Salvat-Papasseit: Cantar la vida”. En: Diálogos, volumen 13, número 6 (78). México D.F., noviembre-diciembre 1977. p. 23-29.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.