10.6.07


Elmore y González Vigil sobre Julio Ramón Ribeyro en El Dominical

El especial sobre el autor de Prosas apátridas trae dos notas que se apartan de lo esperable. El énfasis en el aspecto ético de la escritura ribeyriana, magníficamente expuesto por Peter Elmore en su panorama “El cazador sutil”, y una nota sobre la vena fantástica en un narrador largamente visto como realista, a cargo del crítico Ricardo González Vigil. Dice Elmore:

“Para Ribeyro, la literatura fue un ejercicio ético. No quiere esto decir que se imaginara como un fiscal o un predicador. La ética, en este caso, es la búsqueda (o la construcción) del sentido, la pregunta por el carácter del propio quehacer simbólico y su sitio en la sociedad”.

Por su parte, RGV enfatiza que en ciertos cuentos de Ribeyro el escritor asume los propósitos primordiales de la literatura fantástica, la que “hace trizas los criterios de realidad en que se apoyan los realistas: los principios lógicos de identidad y no contradicción; las leyes de la causalidad; el carácter lineal e irreversible del tiempo; los límites entre vigilia y sueño, realidad y ficción, etc”.

El crítico apoya su apreciación con el examen de textos como “La insignia”, “El libro blanco”, “Doblaje”, “La careta”, y otros, y se preocupa de señalar que Ribeyro “persistió en hilar textos fantásticos (…) con una calidad literaria que no desluce, ni mucho menos, al lado de sus mejores relatos realistas”. Otros escritores participan con más o menos acierto en el número especial: Enrique Sánchez Hernani, Carlos López Degregori, Guillermo Niño de Guzmán (quien aporta un cuento de Ribeyro publicado originalmente en francés: "El huaquero").

(Ribeyro interminable. www.unsa.edu.ep)

6 comentarios:

  1. Hola.
    Gostaria de um tempo para ler teu blog.
    Não desisto, um dia volto.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12.6.07

    Hola Víctor:
    desde hace un tiempo, las ediciones que saca El dominical han mejorado bastante. Me parecen especialmente atractivos sus números monográficos, como el dedicado a Arguedas. Un saludo para el buen criterio de su director. Honor a quien honor merece.

    ResponderEliminar
  3. Ja!, no hay duda de que los números monográficos son lo mejor de El Dominical. Pero no creo que el buen Alonso esté necesitado de estos "honores". Su buen trabajo se nota.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12.6.07

    Más bien los números normales son problemáticos. Tienen muchas reseñas cortas, no hay un núcleo definido, demasiados colaboradores con rollos distintos, cherrys.

    Hay que meterle más mano a esos números, para redondear el "honor".

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12.6.07

    Qué, "El Dorminical" sigue saliendo????????????????????

    J.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo14.6.07

    allí habló un hincha de "el mañanero" o "el ajá". en fin, todo texto tiene sus lectores.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.