21.6.07


Un ejemplo de sección Cultural en España – Bryce Echenique y su teoría del complot

Abrir la página de la sección Cultural de El País es con alguna frecuencia como abrir la carta de un restaurante bueno y versátil: notas de todo calibre y sabor, siempre interesantes, siempre sustanciosas, sin llegar a fastidiar al lector con erudiciones gratuitas.

La de hoy es así. Abre con una nota sobre la llegada de los Rolling Stones a Barcelona para una serie de conciertos, prosigue con una noticia alucinante sobre un escritor francés que casi fue linchado por sus personajes (en realidad sus vecinos), y el juicio por intento de asesinato que él le ha planteado a los agresores (en realidad sus personajes). Y luego de otras notas menores (una encuesta -en todas partese cuecen tonteras- sobre películas del siglo veinte), una sobre Bryce y sus disculpas casi surrealistas sobre un plagio a José María Álvarez. La posteo completa, para evitar suspicacias:

Alfredo Bryce Echenique se ha disculpado. Tres meses después de haber publicado en el diario El Comercio un artículo que resultó ser un plagio de otro anterior del escritor orensano José María Pérez Álvarez, Chesi. Echenique pide sus "mil millones de disculpas" al español y dibuja una trama argumental, digna de una de sus novelas, en la que se presenta como centro de un complot del entorno de Fujimori que pretende acabar con él por la vía del descrédito.

En la correspondencia electrónica mantenida esta semana con Pérez Álvarez, el escritor peruano atribuye a "algún canalla" la acción plagiaria, pero advierte de que no es capaz de identificar al cerebro de la operación de acoso y derribo contra quienes, como él, "hemos demostrado una y mil veces nuestro rechazo a la dictadura criminal del prófugo Fujimori".

Echenique reconoce que la única prueba que puede presentar para acreditar su honestidad es la de "haber sido víctima de una campaña de satanización por diarios y periodistas de conocida trayectoria a favor del ex dictador", aunque no desvela cómo los confabuladores pudieron acceder a su correspondencia electrónica y enviar al periódico el artículo, firmado por él y levemente retocado, del que era autor el español y que había sido publicado en la revista Jano.

"Hasta el día de hoy algún diario sigue insistiendo en que ni siquiera soy el autor de mis cuentos y novelas y no faltó ni siquiera aquel locumbeta que intentó incluso quitarme la autoría de mis memorias. En fin...", se lamenta el premio Nadal antes de despedirse del orensano ofreciéndose para un encuentro. Amistoso, naturalmente.

Pero las disculpas del peruano le han llegado a José María Pérez Álvarez "cuando ya estaba todo pasado; la vanidad de la autoría del artículo, el revuelo que formó, esas cosas...". En realidad, al escritor español todo el proceso le parece que ha sido "de novela". Y recapacitando sobre el argumento en el que Echenique basa ahora sus disculpas, reflexiona: "Si hay algún escritor que se ha opuesto radicalmente a Fujimori ése es Vargas Llosa, y no se sabe que nadie haya utilizado su nombre para plagiar a otros".

(Bryce y un retorcido argumento)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.