26.7.07


Los errores de Borges: ¿extático o estático?

El escritor Fenando Sorrentino (Buenos Aires, 1968) tiene un estudio publicado en el Borges Center de la Universidad de Iowa, donde desnuda algunas erratas en la obra de Jorge Luis Borges. Confiesa haber acometido el trabajo –que data de 1999- “no por poseer espíritu detectivesco ni alma de relojero ni inclinación a la filatelia ni a ninguna de las ponderables aficiones relacionadas con el detalle, la minucia o lo diminuto”, sino más bien como “una manera de demostrar por el texto el respeto que su pureza merece”.

Algunas de las errata señaladas resultan irrefutables. Otras atribuibles solo a un pequeño descuido de los editores posteriores a Borges. Nunca podrían ser tildadas de caprichosas. Mas la que halló en el famoso cuento “El sur”, es de verdad insoportable (aunque discutible).

b) Errata no corregida en las Obras completas

En "El Sur" (Ficciones) se lee (Obras completas, I, 1923-1949):

Desde un rincón, el viejo gaucho extático, en el que Dahlmann vio una cifra del Sur (del Sur que era suyo), le tiró una daga desnuda que vino a caer a sus pies.

Es evidente que el viejo gaucho no se halla extático, es decir, en éxtasis, sino estático, o sea, tal como lo había descripto Borges unos párrafos antes, "inmóvil como una cosa".

Por lo tanto, opino que la lectura correcta de ese pasaje debe ser la siguiente:

Desde un rincón, el viejo gaucho estático, en el que Dahlmann vio una cifra del Sur (del Sur que era suyo), le tiró una daga desnuda que vino a caer a sus pies.


Por si fuera poco, Sorrentino encuentra que los editores de las famosas Obras completas de Borges han adicionado su vasta cultura a la obra del autor de Historia universal de la infamia. Aquí la cita:

c) Errata introducida en las Obras completas
En las Obras completas, II, 1952-1972 (pág. 342), la segunda cuarteta de "El títere" aparece así:

Atildado en el vestir,
Medio mandón en el trato;
Negro el chambergo
Negro el charol del zapato.

Al tercer verso (amputado en pentasílabo) le faltan tres palabras para completar el octosílabo.[3] En la página 37 (sin numerar) de Para las seis cuerdas (Buenos Aires, Emec é, 1965) se halla la estrofa completa:

Atildado en el vestir,
Medio mandón en el trato;
Negro el chambergo y la ropa,
Negro el charol del zapato.[4]


Lo del verso mutilado es por cierto imperdonable; merecía por lo menos una disculpa pública con los lectores. En cuanto a si se debe aceptar “extático” o “estático” como calificativo para el viejo gaucho de “El sur”, resulta todo muy discutible. Según Borges crítico, de Pastormerlo, el Borges de los años 40 y luego, experimenta un paso a una suerte de romanticismo, donde un calificativo como “extático” (que hace referencia al éxtasis) es posible. "Estático", por su parte, tiene a su favor el contexto previo a su aparición (“inmóvil como una cosa”) dentro del cuento.

Dije al principio que esta errata me parece insoportable porque me empuja a tomar una posición. Conciente de que es mucho menos arriesgado el calificativo “estático”, por la materialidad de su justificación; yo dejaría el texto como estaba, dado que el mismo autor -ningún neófito en mística y en el conocimiento de las palabras- lo dejó con aquel calificativo, y en su caso podemos suponer que sabía del efecto que buscaba con él.

No deja de ser materia opinable todo esto, sin embargo. Como sea, no tiene pérdida la visita de este sitio dedicado a la obra de Borges, y la lectura completa del texto de Sorrentino, que no lo ha animado la mala voluntad sino la racional veneración por la escritura de un verdadero grande.

(Una búsqueda rápida en Internet me arroja muchos sitios donde el cuento figura con el vocablo "estático"; pero también hay otros sitios importantes en donde al cuento de Borges le han dejado el vocablo “extático”. El diario La Nación, por ejemplo.)

(Borges. Broma gráfica: mvc.)

10 comentarios:

  1. Anónimo26.7.07

    con la misma lógica es válido alegar que estático no pudo haber sido la palabra porque Borges ya había señalado la inmovilidad de su personaje, y utilizarlo sería rizar el rizo, pero con extático puede haber sugerido el carácter extraño del viejo, pero estático................

    ResponderEliminar
  2. Anónimo26.7.07

    me parece percibir un tufillo antiBorges en todo esto, de todas maneras habrán cinco o seis erratas importantes en las 2000 páginas que escribió mi compatriota, soy irresponsable al comparar, pero aquí en el Perú he encontrado una novela chiquita que tiene más de 5 errores por página, y tiene casi 300 páginas, che, ese pibe necesita un cazador de gazapos, no un corrector

    Canziani

    ResponderEliminar
  3. Anónimo26.7.07

    mejor linkea el cuento, así se entiende más

    ResponderEliminar
  4. va el link con la palabra "estático":

    http://es.geocities.com/cuentohispano_zip/texto/borges_sur.html

    ResponderEliminar
  5. Anónimo26.7.07

    y cuál es el efecto que buscaba que tanto cacareas???

    Tu Sombra

    ResponderEliminar
  6. Hello, Liver. Pues se me ocurre que Borges podría haber querido subrayar la sorpresa de la entrega del puñal a Dahlmann, por parte del viejo gaucho. Era un gaucho que simbolizaba al Sur, y tendría que ser misterioso y "esotérico" como el mismo Sur para el foráneo. el viejo tendría que haber estado en postura extática entonces...
    En fin, suposiciones. Good bye, Liver.

    ResponderEliminar
  7. Y ni tan suposiciones. El texto dice sobre el viejo:

    "En el suelo, apoyado en el mostrador, se acurrucaba, inmóvil como una cosa, un hombre muy viejo. Los muchos años lo habían reducido y pulido como las aguas a una piedra o las generaciones de los hombres a una sentencia. Era oscuro, chico y reseco, y estaba como fuera del tiempo, en una eternidad"

    "como fuera del tiempo, en una eternidad". Esa caracterización lo acerca al concepto de éxtasis más que al de estático.

    ResponderEliminar
  8. El escritor Fenando Sorrentino (Buenos Aires, 1968) tiene un estudio publicado en el Borges Center de la Universidad de Iowa, donde desnuda algunas erratas en la obra de Jorge Luis Borges.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a los amigos de Literatúrame por publicar este post.

    ResponderEliminar
  10. El único problema es que extático es el tiempo y no la eternidad. Desde el punto de vista de Aristóteles, la unidad estructural del extático es la sinergia entre potencia y acto, que se trasluce en los tres éxtasis del tiempo,pasado presente y futuro, según Aubenque en El problema del ser en Aristóteles.
    Por otra parte este concepto de extático como temporalidad del pasado. presente y futuro lo desarrolla Heidegger en Ser y tiempo como circularidad y proyecto del ser-ahí. Es decir, nada que ver con la eternidad, ya que esta no es tiempo ni para Aristóteles no para Heidegger.
    Puede que el gaucho sea extático en el sentido de estar fuera del tiempo de la gente, el fuera de sí de la existencia auténtica a la que pertenece el concepto de temporalidad extática.
    Habría que ver las relaciones entre Borges y Heidegger y su comprensión de la existencia auténtica.
    saludos
    surfista

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.