31.7.07


Oquendo sobre literatura y violencia en el Perú + novela de la guerra

En su columna de hoy en La República, Abelardo Oquendo llama la atención sobre la necesidad de discutir las formas en que la narrativa representa o puede representar la violencia política en el Perú. El punto de partida es la descripción de un análisis hecho por Miguel Gutiérrez en la revista Artes & Letras, sobre las principales novelas y cuentos que han abordado temática tan difícil en los últimos años, desde Lituma en los Andes hasta Guerra a la luz de las velas. Oquendo:

Si bien Gutiérrez hace aquí una primera aproximación a las obras que trata, ella es, hasta ahora, la que mejor se presta, por razonada y nítida, para una discusión sobre las mismas y, en general, sobre la narrativa ficcional de nuestra guerra interna. El autor deja ver en este trabajo su esfuerzo por mantenerse dentro del campo del arte literaria, por despolitizar su discurso y dejar de lado tanto fobias y filias cuanto talantes comisariales. No siempre lo logra a plenitud, pero abre puertas para una confrontación serena de pareceres no sobre actitudes ante la guerra a propósito de la novela, sino sobre los modos y posibilidades de representarla literariamente, y sus problemas. La cuestión es dónde hacerlo, dada la insuficiencia de espacio (e interés) en los medios y la dilatada separación entre un número y otro de nuestras revistas literarias.

Pues la respuesta natural para la cuestión última que se plantea el crítico puede ser esta: en los blogs. El problema sería que los bloggers que aborden el tema trasciendan la defensa de un trabajo relacionado con el tema en particular, y que otros abandonen el cómodo escudo del blogcito informativo para asumir su papel con respecto a un asunto de tanta importancia para nuestro país.

Un par de novelas publicadas este año han venido a complicar aún más el corpus de discusión. Una es Radio Ciudad Perdida, del mencionado Alarcón, una lectura muy personal y que abre nuevas facetas del fenómeno en el aspecto literario. Otra, El camino de regreso, de José de Piérola. Una inquisición sobre la posibilidad de corregir errores y volver hacia atrás en y luego de una guerra. Me pregunto si la novela anterior sobre el tema y publicada también por Norma, De amor y de guerra, de Víctor Andrés Ponce, ya dejó de tener interés como aporte a la novela de la guerra peruana.

(El otro sendero, libro de Hernando de Soto combatido por SL desde su pasquín. Hubo una guerra cultural también. http://www.ild.org.pe/)

2 comentarios:

  1. Anónimo1.8.07

    víctor hay que evaluar la labor de los intelectuales durante la guerra asesina de sendero luminoso, tú hiciste un avance en tu informe pero hay mucho más se tiene que saber quiénes coquetearon con los terrucos y ahora hasta tienen cargos en el gobierno y pasan por blogeros democráticos.

    Libertario

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1.8.07

    Gutiérrez en su artículo es muy crítico con Cueto y Roncagliolo, y elogia sin reservas a Daniel Alarcón, eso parece desesperar al cuetomaniaco, la verdad ridícula tanta peleíta por migajas

    Anarquía

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.