13.8.07


¿Bolaño sobrevalorado? Una conversa entre Tomás Eloy Martínez y Paul Auster

El diario La Nación de Argentina se ha relanzado, y como parte del programa publica una extensa e imperdible conversa entre el autor de Santa Evita y el de El libro de las ilusiones, llevada a cabo en Nueva York este fin de semana. Auster habla de la política norteamericana y la manipulación de la información; TEM, de Borges y sus reparos contra el genial autor; pero también discurren sobre Kafka, Beckett, García Márquez, DeLillo, Duras... Les posteo la parte donde enjuician a Roberto Bolaño.

TEM: -Tres. Es asombroso, y es también injusto. La lengua castellana está dando novelas de muy alta calidad. Tenemos escritores notables.

PA: -Hace poco estuve en una actividad en el Instituto Cervantes de Nueva York con Enrique Vila-Matas.

TEM: -Es uno de los que vale la pena conocer.

PA: -Pasamos un maravilloso momento juntos, de conversación interesante y una doble lectura: él leyó en castellano y yo en inglés. Vila-Matas tiene 59 años, más o menos mi edad, no sé cuántos libros ha publicado, pero me imagino que entre diez y veinte, y solo ahora sale su segunda traducción al inglés. Es una situación idiota, que no habla muy bien de nuestros editores. ¿Has leído a Roberto Bolaño?

TEM: -He leído por lo menos cinco de sus novelas. Tiene muchas más. A Jorge Herralde, tu editor español, lo apasiona. Y aquí, en los Estados Unidos, está llamando la atención, ¿no? Se han publicado largos artículos sobre él en el New Yorker y en el suplemento de libros del New York Times.

PA: -Ha sido algo sobrevalorado, ¿no creés? Lo que conozco de él es irregular. A veces te quedás con la sensación de que, reducidas a la mitad, sus novelas habrían sido mejores.

TEM: -Bolaño tiene lectores fanáticos en los países de habla hispana. Debo confesar que yo no soy uno de ellos. Dos de sus primeros libros me gustaron tanto que recuerdo haberme dicho: "¿Bolaño? ¿No será un seudónimo de Vila-Matas?".

PA: -¿Qué libros eran?

TEM: - La literatura nazi en América, una colección de crónicas sobre escritores ficticios que recuerdan a Vacío perpetuo de Stanislav Lem. El otro es Estrella distante, una joya narrativa sobre un piloto que escribe versículos de la Biblia con humo. Evoca sin decirlo a Raúl Zurita, un poeta chileno que gastó el dinero de su beca Guggenheim escribiendo con humo en el cielo de Nueva York versos que parecían bíblicos. Con una diferencia: el poeta de Bolaño era un sicario del general Augusto Pinochet, Zurita fue una víctima.

PA: -Hay que reconocer un mérito en Bolaño. Nos está haciendo hablar de la literatura latinoamericana.

(Bolaño: ¿evocó a Zurita en Estrella distante? ¿Meterle hacha a 2666?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.