12.8.07


Cuentos completos de Philip K. Dick en Confabulario

Acaba de ser publicada en España la compilación de relatos de uno de las más altos exponentes de la imaginación en el siglo pasado, el norteamericano Philip K. Dick. En respuesta a tan grata noticia, José Agustín escribe una nota sobre el libro en el suplemento sabatino Confabulario de El Universal de México. Dice Agustín:

“En los cuentos, Dick empezó a explorar el tema de la identidad al llevar a niveles de maestría la idea de los robots y de la inteligencia artificial. Las máquinas no sólo se rebelan sino que dominan y oprimen a los hombres (“Llamada de servicio”). Y hay androides tan bien hechos que ignoran serlo, como en “La segunda variedad”, “El impostor” o “Garras”. Si no, se borra la memoria de una persona y se le reprograma para modificar su conducta, como en “Nosotros recordamos por usted a precios de ganga”, que se filmó como Total Recall; o, de plano, para que sea otro. En “Desayuno en el crepúsculo”, por otra parte, el tiempo se retuerce de tal modo que al cenar en paz en casa con la familia de pronto la violentísima Tercera Guerra Mundial irrumpe en la intimidad.”

La naturaleza ilusoria del mundo futuro, que empieza a sentirse ya ahora, es uno de los grandes temas de Dick, además de la despersonalización, “¿qué tanto en mí es mío y qué tanto me han impuesto? ¿Soy el sueño, la ficción creada o imaginada por otro?”. Otros temas explorado son la relatividad del tiempo y los adelantos tecnológicos que se vuelven contra el hombre:

“En Dick la realidad y el tiempo siempre son relativos, una cuestión de percepción, y la libertad por lo general se limita o francamente se suprime a través de lo ilusorio, de realidades virtuales, mentiras y huecos mitos que se imponen. Este mundo y los demás son una ilusión, una sombra, una ficción.
(…)
Philip K. Dick escribió tantos cuentos que en verdad sació los apetitos de su imaginación y pudo explorar sus temas favoritos, como los viajes. De los espaciales hay numerosas muestras, pero a mí me parece magnífico “El señor nave espacial”, donde un viejo dona su cerebro para integrarlo en la computadora de un gran vehículo experimental y así vive a través de la máquina, que por supuesto maneja como quiere y no como se había programado.”

Como deben imaginarse, no puedo esperar a tener en mis manos esos cinco volúmenes de editorial Minotauro. Mientras llegan, es un aperitivo delicioso este texto de Agustín que tienen que leer completo.
(Portada)

2 comentarios:

  1. Pues de aquí a que lleguen los tomos de Minotauro, creo que va a pasar mucho tiempo. Te sugiero que los compres directamente de España o Argentina, donde además resultan más baratos.
    Por ahora, en varias librerías están a la venta sus novelas "El hombre en el castillo" (ucronía donde los nazis han ganado la segunda guerra mundial) y "Ubik" (una aventura delirante en base a la pregunta qué es la realidad).

    ResponderEliminar
  2. Sí pues, Daniel. A propósito, he visto que esos libros que mencionas están caros. Todavía se puede encontrar por ahí Ubik, en una edición de los ochenta, muy barato. A buscar...

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.