28.8.07


Fallece escritor Francisco Umbral

El Premio Cervantes 2000, de 72 años, según nota de El País, acaba de fallecer hace unas horas en la clínica Montepríncipe de Boadilla de Monte en Madrid, a causa de un “fallo cardiorrespiratorio”. “Umbral, que nació el 11 de mayo de 1935 en Madrid, está considerado como una de las figuras más importantes del panorama literario español de las últimas décadas y recibió entre otros premios el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1996 y el Premio Cervantes de 2000”, dice la nota del diario español.

El diario El Mundo, por su parte, en donde el escritor fue articulista hasta el momento de su muerte, nos recuerdar que “el madrileño ha sido una de las figuras literarias más relevantes de España en las últimas décadas (…) La salud de Umbral se había resentido a partir de 2003. En agosto de ese año, fue hospitalizado por una neumonía derivada de una operación intestinal. El mes anterior se le había sido extirpado una parte del colon. Su larga enfermedad le obligó, en algunos momentos, a interrumpir su colaboración con EL MUNDO, que retomó siempre antes de lo previsto por su firme determinación de volver a su cita diaria con los lectores.”

“A lo largo de su trayectoria, Umbral ha dado muestras de ser una de las miradas más incisivas y críticas de la sociedad contemporánea española, lo que nunca ha restado fuerza al sentimiento y al lirismo que impregnan sus libros. Umbral nació el 11 de mayo de 1935 en Madrid, aunque pasó su infancia y adolescencia en Valladolid. Allí comenzó su pasión por la lectura, el centro de su vida y de la que aprendió de forma autodidacta. Sólo pisó un centro de enseñanza desde los 10 a los 11 años. Entonces le echaron y nunca más volvió.”

Periodista de larga trayectoria y novelista profuso y desigual, Umbral tenía escritos cerca de 100 libros en el momento de su deceso, entre los que puedo recordar ahora Las ninfas (1975), Trilogía de Madrid (1984), El socialista sentimental (1999) y Madrid, tribu urbana (2000). Varios premios de periodismo hablaban de la importancia de ese oficio en su escritura, y ya no hablemos de su faceta de polemista, la que le trajo juicios, desencuentros y ataques por doquier. Pueden darse una idea del filo de su lengua leyendo parte de la “semblanza” que una página web dedicada a su genio:

Pluma y lengua viperinas

Si su valor literario se reconoce de modo más o menos general, más controvertido es su perfil de personaje público, polemista, lenguaraz, ácido e hiriente si se presta la ocasión. Así, en 1996, trataba en su libro 'Las palabras de la tribu' de homosexual irredenta a la desaparecida Rosa Chacel, o aseguraba que Baroja "fue un escritor de mesa camilla sin gran interés por el mundo ni para el mundo".

Un año después era condenado por injurias sobre la viuda de Blas de Otero, Yolanda Pina, a quien se refirió como "puta cubana que apareció diciendo que era la viuda de Blas de Otero". En la presentación de 'Madrid, tribu urbana' criticaba a diestro y siniestro a los autores del exilio y aseguraba, por ejemplo, que el Cervantes Francisco Ayala "es un escritor aburridísimo y un sociólogo más aburrido todavía". En ese libro dejaba escrito que en 1999 "acaban de negarme el Cervantes por un voto para dárselo a un intelectual pinochetiano, que antes había sido antipino", aludiendo al chileno Jorge Edwards, ganador del Cervantes 99. Así es Francisco Umbral: todo un carácter”.


Descanse en paz.
(Francisco Umbral)

2 comentarios:

  1. Anónimo28.8.07

    uhmmmm ya, me esgrimo de todo comentario sobre esta nota porque, le duela a quien le duela, yo soy el más grande umbraliano de la literatura latinoamericana y voy a ir a Bogotá 39 el 2009, he chambeado como negro literario para que se dea esto, ya?

    Noir litteraire, enemigo de "Matasiete" y de tuyo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo29.8.07

    ¡Cien libros! Se ve que Umbral no perdía el tiempo en naderías.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.