3.8.07


Fotografías de sala intrascendentes y el celebrado crítico Javier Agreda

No les voy a recordar cuántas veces las pocas virtudes literarias de Javier Ágreda, el crítico, han sido ensalsadas por la parejita de bloggers que ya saben. Incluso uno de ellos llegó a decir que Ágreda era el único crítico literario peruano que quedaba, con su "serena y metódica página semanal, que debe andar ya por los ocho años de vida".

Pues bien, el señor Ágreda acaba de publicar una reseña en La República (30-07-07), muy negativa, sobre el reciente libro de Luis Hernán Castañeda -como se sabe, elegido el narrador joven por estos dos bloggers-, Fotografías de sala. Luego de hacer una descripción somera del libro, Agreda nos llama la atención sobre la intención principal del autor de Hotel Europa: la creación de atmósferas que "expresen la soledad, angustia e incertidumbre que experimentan los personajes".

Los dos siguientes párrafos los posteo íntegros para que aprecien mejor el acierto -esta vez- de JA:

Pero al renunciar a las peripecias y a las descripciones, los relatos corren el riesgo de convertirse en una monótona sucesión de acontecimientos intrascendentes que no consiga captar el interés del lector. Y si bien Castañeda ha demostrado en Casa de Islandia (2004) y Hotel Europa (2005) tener una buena prosa, al delegar casi completamente en esta la eficacia de sus tramas, hace también más notorias sus caídas, ya sean los frecuentes excesos de adjetivos ("...adelantándonos con inigualable emoción al funesto desenlace en que el forzudo instructor...) o, por el contrario, los inevitables lugares comunes, como esos "Y es que..." al inicio de párrafo.

La ausencia de tramas suele estar asociada a una falta de temas claros y definidos. Castañeda ha reconocido en entrevista reciente que en su generación "el qué contar es todavía una tarea pendiente" y que él y sus compañeros están aún buscando sus propios "demonios y fantasmas". Fotografías de sala nos muestra precisamente eso, a un joven y talentoso autor buscando temas significativos sobre los que escribir, y que al no encontrarlos vuelve a los tópicos adolescentes (cinco de los siete cuentos son protagonizados por ellos) y juegos metatextuales de sus libros anteriores.

Uhmmmm, ya. Si en una reseña en un diario importante el libro de tu amigo recibe las siguientes críticas (durísimas):

1. Exceso de adjetivos.

2. Falta de temas claros y definidos.

3. Monótona sucesión de acontecimientos intrascendentes.

4. Lugares comunes.

5. No tiene temas significativos sobre qué escribir.

Entonces qué les queda a sus amigos bloggers sino guardar silencio frente a esto, olvidarse de que dijeron que Ágreda es el único crítico literario que quedaba, y fraguar otra encuestita o cherry con los que restañar las heridas de la "joven promesa de la narrativa peruana". Y lo primero, simular que no existe, es precisamente lo que hicieron con esta buena reseña de Javier Ágreda.

(Luis Hernán Castañeda)

11 comentarios:

  1. Anónimo4.8.07

    Vico, ya era hora de decirlo. Castañeda ha terminado siendo un bluff, una promesa malograda por el ayayerismo de sus "amigos" que lo impulsan a publicar porque sí. En ese libro de cuentos se ve a alguien con talento que es capaz de escribir buenas páginas, pero que no tiene "necesidad" de hacerlo. No tiene, pues, qué decir y es una lástima comprobarlo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4.8.07

    creo que a todo el mundo se le pasó esta reseña. ni paolo de lima que se cree muy objetivo la consigna

    ResponderEliminar
  3. ¿promesa malograda? Probablemente LHC siga escribiendo y lo haga bien, es muy joven. Lo que pasa es que el ayayerismo del que hablas le hace daño, pero sagaz él, ha sabido poner tierra y academia de por medio y así seguir avanzando. Es solo un libro de cuentos, vendrán más.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4.8.07

    yo sencillamente no estoy de acuerdo ni con usted señor coral, ni con el señor agreda. luis hernán es el mejor prospecto que tiene la narrativa peruana y si los demás no han repetido esta reseña destructiva es porque hay mejores cosas que hacer. buenas tardes.

    milagros

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4.8.07

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4.8.07

    la vaca profana, sea un crítico conocido o quien sea, hace tremendo meandro para resaltar a dos narradores y meterle cohetes a dos narradores de fines de los ochenta y principios de los noventa, no se pasen pues!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4.8.07

    Agreda es alguien que sabe de literatura, y he ahí que su pecado es censurable. No es la primera vez que Agreda hace críticas mal intencionadas. Es un juego mañoso el de Agreda y ya han perdido credibilidad sus críticas.

    Hernando

    ResponderEliminar
  8. Disculpa, "Hernando", pero esta vez no le veo la mala intención a la reseña de Agreda. Creo que sustenta bien sus opiniones y por eso mismo la reseña ha sido elidida de los blogs literarios, porque no deja muchos resquicios para ser rebatida.
    Si hubiera sido más débil, no cabe duda que Faverón habría dicho: "Todos conocemos la calidad y serenidad del crítico Javier Ágreda cuando comenta un libro. Por eso nos sorprende que en el caso de Castañeda haya caído..."

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4.8.07

    CORAL NUNCA TE CREI CAPAZ DE CENSURAR COMENTARIOS!!!! POR QUE NO QUIERES HABLAR DEL LIBRO DE RUIZ QUE SE ESTA VENDIENDO COMO PAN CALIENTE!!!!
    POR QUE SE PELEARON????


    SANMARQUINO LETRADO

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4.8.07

    CORAL! LAS COSAS CLARAS!!!

    No has leido ni un solo libro de Alarc�n y lo alabas todos los dias cuando sabes que Thais lo alabo mucho antes y lo hizo conocido en su blog. Y ahora te prendes de LHC cuando tampoco has leido ninguno de sus 3 libros.
    Si quieres hablar de LHC o de Alarc�n primero tienes que comprar sus libros y aunque sea leer algunas de sus paginas.

    ResponderEliminar
  11. Al primer libro de Alarcón, traducido como Guerra en la penumbra, lo leí prestado por Oscar Malca. Me sorprendió favorablemente y por eso le hice una nota en Somos el año 2004, antes que todos. De Castañeda leí Hotel Europa y el último. De Hotel Europa publiqué una reseñita favorable en la misma revista. De Fotografías de Sala tengo una opinión más positiva que la de Ágreda, pero como le han hecho tanta propaganda facilona, no creo que escriba una reseña. Sobre la antología firmada por Ruiz, Disidentes, no la he leído porque con lo que cuesta he preferido comprar otros libros más importantes. No me parece trascendente la verdad.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.