25.8.07


Róger Santiváñez sobre Andrea Cabel en Letras S5

El poeta ochentero, residente hoy en los EE UU, da una serena mirada al poemario de Andre Cabel Las falsas actitudes del agua. Va también completa.

"Hacía tiempo que un nuevo libro de poesía no llamaba mi atención como ha sucedido con Las falsas actitudes del agua de Andrea Cabel. Y me he preguntado por las razones de este parecer. Esta breve nota trata de responder dicha interrogante.

En primer lugar habría que mencionar la habilidad de la autora para situarse y entroncar su obra en el devenir de la mejor tradición de nuestra poesía. Hay una lúcida apropiación -por ejemplo de Eielson- en estos versos: la salud como aspaviento de leche y petróleo, / la infancia socavando lo repentino, las velas, las luces, / el humo de la cocina y la estrella fija en el cielo. Pero este distinto nombrar de la realidad, no se queda en sus resonancias intertextuales sino que proyecta una imaginería muy personal en Cabel. Allí está el núcleo de su capacidad renovadora: palideces madrugada en las diurnas calles vivas / repletas de juncos y puros corazones mojados. Aquí la joven poeta expresa de manera muy suya -fresca y creativa- su visión de la ciudad y sus aconteceres. Un claro rasgo de su estilo es la adjetivación doble encadenada ,que no es un invento suyo, pero sí un logro de su plasmación textual: pincelada azul escarlata o silbido celeste iluminado.

Otro interesante rasgo de su escritura es la dispersión de los sujetos. En este punto Cabel se muestra absolutamente post-moderna. Nunca queda claro quién habla en el poema, ni a quien se lo dirige. Inclusive -a veces- los destinatarios son varios, están confundidos, o usan máscaras a la hora de la representación. Y al final queda abierto el sentido del poema: pronto te veré y no sé como andaremos. / quizás de pies, o de cabeza. / tú lo tendrás a él. / lo imagino como a ti./ con los ojos gigantes, cargados de vértigo. / como un perfil asustado, como un fragmento de tu cabello. […] de carne, hecho una prolongación de tu sonrisa. Al parecer, una entraña fenomenológica estaría alumbrando el misterio de esta poesía. Un volver a las cosas mismas (Husserl) -las cosas como son- queda claro en cierto verso de Cabel que reza así: "no hay más miedo que este")

A pesar de todo esto, pueden identificarse algunos temas. El amor, la familia, en cuyo centro mora la perfección enemiga que no podemos identificar, pero que la poeta con rara sabiduría acepta: mientras yo miraba el cielo / como ayuno y hacia arriba / recordando la cara de la luna, y en cada espacio que se colaba aquí dentro, / recibía. / callada./ Y así se va configurando este libro, "armando los trozos que componen núcleos tristemente dispersos" como nos dice la autora. Pero al final, nos queda una imagen compacta. Un solo tono y una sola dicción adecuadamente conseguidos. Si la literatura universal está presente (entre los castillos de K) está también el muy peruano vals de colores. O momentos de intenso lirismo como: la historia de la rosa en el cabello mío.

En suma, se trata de un nuevo libro que nos presenta desgarradas imágenes de una poesía que trabaja sus tormentos: yo soy un animal que se amolda a tu cama repleto de espinas, lleno de cercos y púas. Soy la mortaja que en tu vientre se revuelca pidiéndote madre. Y en donde lo cotidiano aparece en las risas de las músicas de las mujeres de las radios; pero ésta no es una poesía coloquial, ni tampoco neo-barroca. Busca más bien su propio y personal rumbo sugiriendo efecto mariposa. Sin exagerar, porque Andrea Cabel posee el don; podemos decir de ella, lo que Ezra Pound dijo de Rimbaud: a vivid and indubitable genius."

[Roberts Pool, Collingswood, 13 de agosto de 2007]

(Róger Santiváñez)

23 comentarios:

  1. Anónimo26.8.07

    me gustó la reseña de Róger K porque pone en términos adecuados la poesía de Cabel.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo26.8.07

    Esta es una reseña bastante clara. Creo que explica muy bien lo que piensa del libro y coincido con él en varios aspectos. Felicidades al señor Santivañez y a la autora de Las falsas actitudes del agua, es un excelente libro.

    Desde Piura,
    Antonio Fuentes.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo26.8.07

    hace muy bien el crítico en poner paños fríos al entusiasmo de tanta gente por el poemario de Cabel. Es un buen primer poemario y nada más, no es tan especial como dicen y ojalá que publique Usted esto porque alguna gente dice que como usted es amigo de Cabel no publica las críticas. Con todo respeto,

    Rafael López
    La Molina

    ResponderEliminar
  4. Anónimo26.8.07

    santibañez dice que el poemario no entra dentro del coloquialsimo pero dentro de lo que he leido del libro, la poeta dialoga con el lector, eso es coloquialismo o no¿¿¿¿

    martín

    ResponderEliminar
  5. Anónimo26.8.07

    "Coloquialismo" es distinto de polifonia o DIALOGISMO. Tome en cuenta esto. En el libro, se apela a la noción de diálogo, y el lexico no es coloquial, al menos, no del todo. Distinga conceptos.

    Bajtin.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo26.8.07

    Martin, dialogar no es lo mismo que hablar coloquialmente, y de hexo, no es igual que el concepto de coloquialismo! mejor instruyete! Santibañez tiene razon en su breve nota, en el poemario de Cabel no hay nada recién inventado, pero eso si, concuerdo en que es a "vivid and indubitable genius" y sí maneja lo suyo. Tiene talento y sin mezquindades, eso yo lo reconozco.

    Luis.

    ResponderEliminar
  7. un mismo tono y una misma dicción, eso será atractivo para santiváñez pero para la nueva poesía no lo es. El neobarroso es politonal y multirreferencial, la explosión de las dicciones.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo26.8.07

    osea que falconí, ana maría gazzollo, augusto elmore, raúl burneo, rossela di paolo, y un enorme grupo de poetas "escapan" al coloquialismo solo porque no usan un léxico coloquial. Mejor deberían definir qué es coloquialismo porque si no da la impresión que es fácil escapar al coloquialismo y lo tranca es mantenerse dentro de él y trascenderlo.


    colerich

    ResponderEliminar
  9. Yo quiero hacer referencia, más bien, a la pertinencia de la cita de Husserl. La percepción nunca es pura, como se pensaba antes. En toda percepción, la más inmediata, interviene ya la imaginación, y mucho más aún si hablamos de una percepción poética expresada por escrito. En ese sentido, puede que no haya ningún grito de "a las cosas mismas" en el poemario de Cabel, si no una transfiguración radical de la realidad percibida, como corresponde a toda gran obra poética. En ese camino, es entendible que el poeta reclame en cierto momento una reducción de su enfoque a lo esencial, pero no necesariamente en el sentido fenomenológico.

    (Para los comentaristas: a ver si se animan a definir el coloquialismo)

    ResponderEliminar
  10. Anónimo26.8.07

    Coma, la poesia siempre ha sido politonal y multirreferencial y es rica justamente por la explosión de las dicciones. El "neobarroso" como lo llamas es un poco ajeno al poemario de Cabel. Y en la
    "nueva poesia", o sea, la de los chicos de 20 o 25 años, no se qué pueda ser "novedoso", la propuesta de Huapaya te parece novedosa? eso sí es barroco y barroco a lo malo!! revisa bien las propuestas del 2000 si crees saber tanto, y chekea cual de todas es la mas "novedosa" si es ese tu criterio para valorar mas una poetica sobre la otra. deben haber otros no?

    kikin

    ResponderEliminar
  11. Anónimo26.8.07

    I.- Coloquial: 2. adj. Propio de una conversaci�n informal y distendida. Expresi�n coloquial. Tono, estilo coloquial. (Drae)

    II.- "La trampa del coloquialismo, entendido como una forma �nica de hacer literatura, es el mimetismo. Lo peor que le puede pasar a la literatura es que quiera mimetizarse en el lenguaje real. Al hacerlo, est� esquivando sus componentes, el mestizaje que se produce en el habla permanentemente. Si un escritor quiere escribir igual que se habla, est� reduciendo la lengua a un momento coyuntural que es siempre cambiante. Es distinto cuando a esa forma de hablar se le agrega su historia, es decir, elementos que estaban en la prehistoria de ese habla: el poema se puede convertir tambi�n en una historia del idioma. Y eso es lo importante para nuestra elaboraci�n del idioma: que un poema pueda contener elementos para una historia del propio idioma. Siempre el idioma de un escritor es un idioma artificial. Nunca es el idioma tal como se habla, sino una elaboraci�n art�stica."

    Esto es algo parecido a lo que alude el Sr. Coral con Husserl, en todo caso, pienso que el lenguaje en el poemario de la se�orita Cabel no deja de ser coloquial porque emplea palabras eternas: amor, espera, nostalgia. Apela palabras que no son nuevas ni inventadas. Palabras como ventana por ejemplo. Eso no es el coloquialismo peyorativo al que se refieren algunos. Es mas bien, un lenguaje ludico, trabajado desde la perspectiva personal, como apunta el Sr. Coral, en alusi�n a la negaci�n de las cosas mismas. Cierto, como debe ser en la poes�a. Cabel explora, como los dem�s poetas, su versi�n subjetiva y personal de las cosas.

    Terriblemente enriquecedora, la poesia. Terriblemente enriquecedor, el poemario de la se�orita Cabel. Personalmente, concuerdo con el Se�or Santiva�ez.

    Saludos Sr. Coral, y felicitaciones por la labor cultural.

    Desde Arequipa,
    Jesus Arambur�.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo26.8.07

    Coral no es amigo de Cabel, son conocidos fácil, pero si fueran patas, al menos, se les vería juntos alguna vez; coral no fue a sus presentaciones y permite variedad de opiniones sobre ella, hasta las mas jodidas y no la protege de las criticas, de hecho, le hace criticas tb jodidas, si no, revise no mas...Si no publica su reseña en medios virtuales de hecho es porque prefiere hacerlo donde la gente se lo tome con mas seriedad.

    Tampoco dramatismos, joven de la molina! ni sensacionalismos, qué feo hacer eso en la poesia, las reseñas van y vienen, como las criticas, llega un apagon y todas desaparecen. Y si la reseña es favorable o no, no importa tanto como que el libro existe y es leido. A mi me gusto :p
    Kathia.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo considero a Andrea una amiga, y creo que el parecer es mutuo, aunque como sucede con todo lo subjetivo, nadie puede evitar un toque de incertidumbre. Así que no sé de dónde saca tanta seguridad sobre el tema quien firma como "Kathia".

    De hecho lo que impido aquí, con todas las personas, es que se las insulte o se las acuse de algo. Las opiniones sobre las obras las respeto y las pongo, aún cuando toquen a poetas queridas como Andrea. En cuanto a mi asistencia a presentaciones de libros, casi nunca voy a ninguna, y eso lo sabe la misma Andrea, y eso, "Kathia", no demuestra que yo no sea amigo de la poeta.

    Y ya que hablaron tan libremente de él, les cuento que acabo de ponerle el punto final a mi breve ensayo sobre Las falsas actitudes del agua, una lectura muy crítica pero en buena onda. No sé si la publique todavía. Saludos a todos y gracias por participar.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo26.8.07

    lo que debería señalarse además, Víctor, es que Andrea Cabel y Denisse Vega son muy buenas amigas, tanto que Andrea la ha llevado a la Católica a leer su poesía en sus clases. Así que en vano se esfuerzan en hacerlas confrontar algunos comentaristas, felizmente no todos.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo27.8.07

    Andrea escribe muy bien, deberiamos apoyarla. Es una joven con muchísimo talento, además es una excelente profesional.

    Felicidades por el artículo, para la poeta, y para el autor del mismo. Está clarisimo lo que opina de ella, y está clarisimo para nosotros, o para mi al menos, que la de Andrea es una voz singular, original y bastante, bastante, honesta. Esto, sin desmerecer al resto de poetas jovenes. Solo doy mi parecer sobre ella, y lo sostengo luego de haber leído ésta, su segunda edición.

    Carlos

    ResponderEliminar
  16. Anónimo28.8.07

    me preocupa cuando santibáñez dice al comienzo que hacía tiempo que un poemario no llamaba su atención. no queda claro a qué se refiere, aunque es muy probable que se refiera a la avalancha de reseñas que ha recibido el libro. no creen?

    otro Carlos

    ResponderEliminar
  17. Anónimo29.8.07

    es que el libro, es bastante bueno :)

    ResponderEliminar
  18. Anónimo29.8.07

    no, ni fregando. no creo que el poeta santivañez diga eso por las reseñas, o criticas que haya recibdo el libro. creo que lo dice porque lo ha leido, y porque ya habia leido a la poeta desde antes. la nombra en la contraportada de la antologia del yakanas. y la nombra sin haberla conocido de nada, excepto de sus textos. tocayo, para que buscarle diez patas al pobre gato.
    la poesia de andrea es buena, no sera la mejor ni la unica buena, pero es realmente BUENA!
    saludos
    Carlos Augusto

    ResponderEliminar
  19. Anónimo30.8.07

    La reseña de santibañez la puede entender todo el mundo. Es muy clara. No sé porqué inventar malentendidos. El libro es muy bueno y merece toda la atencion que esta teniendo! salud por eso!

    Cesar Del Valle.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo31.8.07

    parece que se ha metido acá una catatónica que repite la reseñas es clara, la reseña es clara y no dice nadas más. Para mí, la parte en que dice que la poeta "trabaja sus imágenes" y que su poesía tiene "desgarradas imágenes" es la más débil de la reseña, puros lugares comunes.

    M...

    ResponderEliminar
  21. Anónimo31.8.07

    M, sabes ¿qué es la catatonia? es decir, en el sentido original de la palabra y no peyorativo o pobremente subjetivizado? te doy pistas: es algo semejante a un síndrome esquizofrénico, con rigidez muscular y "estupor" mental, de hecho, algunas veces acompañado de una gran excitación....a ver, entonces, sigamos pensando, soy catatónico por escribir un sencillo comentario? o eres catatónico tú, al tergiversarlo y enrarecerlo con términos que nisiquiera conoces?

    Explica que son "lugares comunes", por favor...¿lo entiendes tú como repeticiones acaso? o quizas, falencias argumentativas? o tal vez, escasa explicación sobre algún punto? redundancia en todo esto? Creo que tu comentario es un lugar común dentro de los demás lugares comunes que mencionas. Re-re-leete, apenan comentarios tan poco ocurrentes, tan poco originales, tan....débiles!

    CDV.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo31.8.07

    santiváñez no tiene la menor idea de los instrumentos que utiliza. Lo de Hüsserl ya quedó claro que es un bluff, no tiene nada que ver, y lo de "efecto mariposa" no pasa de ser un chiste sigiloso que nadie ha tomado en cuenta. El libro me gustó, a pesar de todo.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo2.9.07

    lo del "efecto mariposa", es parte de un poema de cabel, lo cita a modo intertextual supongo. De hecho, cita varios versos de cabel mezclados con su prosa...a mi tambien me gusto el libro.

    xxy

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.