11.8.07


Thomas Bernhard y una farsa genial

La revista Le Point de hoy está dedicada al autor de Essays, el magnífico escritor francés del siglo dieciséis, maestro de Ribeyro para mejores señas, Michel de Montaigne. Sin embargo, el artículo de literatura que más me ha llamado la atención es uno de Jacques-Pierre Amet sobre la edición de los cuentos completos del admirado escritor austríaco Thomas Bernhard (Extinción, El sótano, Maestros antiguos).

El texto de Amet, en general positivo, recoge alguas percepciones parecidas a las que siempre he tenido de Bernhard: que su pesimismo es pour la galerie, que sus rollos son interminables, un flujo de palabras sin medida adornados con imprecaciones, oscuridades, efectos mórbidos; relatos sin historia sostenidos apenas por un listado de opiniones “fuertes” y hasta grotescas. Una suerte de existencialismo literario bien meditado y construido a partir de Schopenhauer.

Por supuesto, aquellos reproches pueden no pasar de reparos de lectores inhábiles, o simplemente aburridos de las quejas existenciales tipo siglo veinte. No cabe duda de que pese a las reticencias de muchos lectores, Thomas Berhard sigue siendo un grande de la literatura de hoy. Pero resultará simpático recordar, por ejemplo, el memorable artículo que escribió Javier Marías sobre él en 1996, titulado "La farsa de la desolación".

(Portada de Le Point)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.