26.9.07

El suicidio del filósofo

Encuentro en varios diarios del mundo la misma noticia: el filósofo francés André Gorz (nacido en Viena en 1924) y su esposa fueron hallados muertos por mano propia ayer, en su domicilio de Francia. Se sabe que la esposa del autor de Adiós al proletariado (1980) padecía de una penosa enfermedad evolutiva. El filósofo fue ingeniero de profesión, y en su momento codirigió la famosa revista Les Temps Modernes, con Jean Paul Sarte. También fue cofundador del influyente diario Le Nouvel Observateur.

Gorz se inició como un crítico radical del capitalismo y y del mito de la productividad, desde una perspectiva marxista-existencialista más o menos cercana a a la de Sartre, pero luego fue evolucionando hacia una crítica del sindicalismo institucional, hasta desembocar en su postura más conocida, la de un ecologismo radical que por igual se enfrentaba a posiciones de izquierda y de derecha, levantando la autonomía del individuo como valor fundamental (aunque no estuvo exento de alguna posición discutible en política internacional). Algunos de sus libros más importantes son: La morale de l'histoire (Seuil, 1959), Écologie et politique (Galilée, 1975), Écologie et liberté (Galilée, 1977), Capitalisme Socialisme Écologie (Galilée, 1991), L´immatériel (Galilée, 2003).

Uno de los tópicos que casi obsesionaba a Gorz era la cuestión del trabajo y su papel en las sociedades modernas. En una entrevista del 2002 con Michel Zlotowsky-John Keane, dice sobre la posibilidad de la desaparición del trabajo:

Para los que buscan trabajo, resulta difícil comprender esa desaparición. ¿Cómo se les explica que el trabajo no es tan importante? No es la manera acertada de abordar la cuestión. Lo que está en vías de desaparición es el trabajo asalariado a nivel de tiempo completo y garantía de larga duración. Eso es un hecho. Ya hemos avanzado mucho en esa abolición del trabajo-empleo. No digo del trabajo en sentido filosófico, en el sentido de transformación del medio ambiente, de realización de uno mismo, de producción de cosas con la mano y la cabeza. Eso existirá siempre.

En realidad el filósofo se refiere a que el trabajo como fundamento para construir la vida del ser humano está en cuestión. Además, intuye que esta idea tiene un alcance subverisvo enorme:

Mientras a la gente se le diga: su trabajo es la base de la vida, es el fundamento de la sociedad, es el principio de la cohesión social, no hay más sociedad posible que ésa, con lo cual la gente se vuelve psicológica, política y socialmente dependiente del empleo. Por lo tanto, se fuerza a los individuos a tratar de conseguir a toda costa uno de esos empleos cada vez menos frecuentes. Y cuanto más lo hacen, mayor poder ganan los empleadores sobre ellos. El discurso sobre el carácter central del trabajo, sobre la perpetuidad de la sociedad laboral, de la sociedad salarial, tiene una función de estrategia de poder de parte de la burguesía, del capital y de los empleadores.

La salida a esta suerte de entrampamiento contemporáneo en torno al trabajo asalariado estaría en la afirmación de una radical autonomía individual, de raíz libertaria, que permita pensar de manera distinta nuestro tiempo y la forma en que hemos construido nuestra sociedad. El retorno a la economía natural y el reajuste de la vida en términos de respeto comprometido a la naturaleza (ecología) son algunos de los puntos que propugnaba Gorz. Hoy su cuerpo inerte encontrado en Troyes podría parecer una metáfora siniestra del idealismo de su postura.

Una gran pérdida, en cualquier caso, la de este hombre que se atrevió a pensar más allá de condicionamientos de clase, religión, profesión e intereses particulares o de grupo. Eterno descanso para un verdadero crítico que nunca se perdió en memeces.

(Filósofo André Gorz con su amada esposa)
------------------------------------------------------------------------
Límbicas
*Sigue broncaza Ñaupari-Faverón. Acaba de publicar en Mirada crítica el poeta Héctor Ñaupari una nueva estocada al crítico Gustavo Faverón en torno al asunto Di Paolo. Pueden verla.
*Ediciones El Santo Oficio tiene el honor de invitar a Ud. a la presentación del poemario ESTOY OTRA VEZ EN EL DESIERTO… de la poeta Yamily Yunis. Los comentarios estarán a cargo de los escritores: Rosario Valdivia Paz-Soldán, Javier Arévalo y Víctor Coral. ¿Lugar? JAZZONE, Av. La Paz 626, Pasaje El Suche, Miraflores. Mañana miércoles 26 de setiembre, a las 7:30pm. Se agradece su gentil asistencia. VINO DE HONOR --"ESTOY OTRA VEZ EN EL DESIERTO… ¿Poesía de mujer? Más que eso: una mirada distinta a la relación hombre-naturaleza que, a la vez, es una mirada profunda a la relación cuerpo-cuerpo, y espíritu-cuerpo propio, todo bajo el límpido velo de lo natural, lo diáfano ondulante en dunas y parajes austeros. Un ser humano que devela su intimidad como el agua corre entre rocas y plantas: libre"--.
*Pepe Cervera en Perú 21. Si todavía tienen alguna duda sobre qué son los blogs, para qué sirven y cómo deben administrar su propia casa (ridiculísima pretensión de algún termocéfalo), no dejen de leer la entrevista de Pedro Rivas Ugaz con Retiario, uno de los más famosos bloggers españoles. Lea y difunda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.