6.9.07


Letras Libres dedicado a Chile

El número de setiembre de la mejor revista de Hispanoamérica resulta especialmente atractivo no solo porque haya sido dedicado a nuestro vecino país (aunque hay textos formidables del ex presidente chileno Ricardo Lagos Escobar, y de Martín Hopenhayn, Patricio Navia y Sebastián Edwards), sino también porque pueden hallar una deliciosa conversa, llevada a cabo el 18 de mayo pasado en El Colegio de México, entre Juan Villoro (El disparo de Argón, El testigo) y Ricardo Piglia (Respiración artificial, La ciudad ausente). Les dejo un extracto donde Villoro se refiere precisamente a un tema que veníamos discutiendo aquí, el de la experiencia en la modernidad:

Estaba recordando una frase de Respiración artificial que dice: “Ya no hay experiencia.” Para mí ofrece un eco al famoso ensayo de Walter Benjamin, “El narrador”, y tiene que ver con lo que acabas de mencionar. Por un lado estaría la novela histórica como una formación artificial de sentido de otra época y, por otro, un presente estandarizado, homogeneizado, en donde es muy difícil encontrar lo singular: nadie sale de cacería en la mañana para procurarse la comida, todos vamos a los mismos supermercados globalizados. En Respiración artificial y en buena parte de tu escritura aparece esa encrucijada: no se puede narrar sólo desde el pasado pero tampoco el presente es un horizonte que singularice la experiencia y adquiera inmediato sentido narrativo. Simplificando el argumento, podríamos decir que la experiencia que proviene del pasado (la historia) ha sido uniformada por los historiadores y la experiencia del presente ha sido estandarizada por la vida moderna. ¿Cómo encontrar lo irrepetible? Las líneas de fuerza que van de la historia a la ficción plantean este problema. Para que el presente establezca un vínculo nuevo “hacia atrás” tal vez hay que exasperarlo, hay que irritarlo, descomponerlo. Me parece que en el discurso que obtenemos en las noticias esto no ocurre porque justamente nos vamos al marcador, a los goles del día o, en el caso trágico de México, a la cosecha roja, los muertos del día de hoy, esa condensación.

También pueden visitar la reseña que hace Rodrigo Fresán al reciente libro del escritor inglés John Boyd, Sin respiro, que según el autor de Mantra es “una muy buena novela de espías cuyo tema vuelve a pasar por el ser o no ser”. El texto de Marcos Aguinis sobre la incorregibilidad de la forma de ser de los argentinos, no tiene pierde tampoco. Y si les queda tiempo es muy buena la reseña de Valeria Luiselli sobre El enigma de París, de Pablo de Santis: “la sobredosis de microepisodios policiales que se narran en estas sesiones saturan el relato injustificadamente y, más que abonar a la historia, parecen una manera de encubrir carencias más graves de la novela”. Bon apetit. (entrar a Letras Libres)

(Ricardo Lagos en Letras Libres)
----------------------------------------------------------------------
*Juan Diego Flores ante la muerte de Luciano Pavarotti (vía Perú 21): "Luciano Pavarotti fue desde siempre mi ídolo y cuando el maestro me indicó como su sucesor, recibí la noticia con mucho orgullo pero también como una grande responsabilidad. Responsabilidad que hoy me es mayor y espero poder estar a la altura".
*El poeta Salomón Valderrama, habitual colaborador de LDL, me envía dos links, a
Ciberayllu y a la revista Ómnibus, donde ha publicado unos poemas. Los comparto.
*Hoy en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM se presenta Memorias in santas, antología de poesía escrita por mujeres sobre la violencia política (Flora Tristán, Demus y Programa de democracia y transformación Global), realizada por los poetas Miguel Ildefonso y Roxana Crisólogo. La cosa es en la Ciudad Universitaria a las 5 pm. Allá nos vemos.

3 comentarios:

  1. Anónimo7.9.07

    felicitaciones por el nuevo formato!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7.9.07

    Letras libres es una lección del arte de redactar. Los pocos ejemplares que he leído no tienen pierde, ni siquiera cuando se trata de artículos muy puntuales sobre la historia de México, que aparentemente carecerían de interés para un no-mexicano. Espero algún día poder suscribirme, la suscripción actualmente es de 110 dolares anuales, pero la revista vale mucho más.

    ResponderEliminar
  3. "Pienso que una vida entregada a la m�sica es una vida maravillosa, y es a esto a lo que he dedicado la m�a"



    Luciano Pavarotti (1935-2007)



    Aria de La Boheme de Puccini, primer acto. "Che gelida manina!"
    Hacer click en:

    http://www.youtube.com/watch?v=Z2R_KS9J9mU





    Rodolfo es un poeta bohemio del barrio latino, en el Par�s del XIX. Mim� es una costurera, vecina suya. Es el a�o nuevo y todos han salido a celebrar, a pesar de su pobreza. Todos menos ellos. Ya muy de noche, Mim� busca a su vecino para pedirle lumbre. Un soplo de viento apaga la min�scula luz y las llaves de Mim� caen a los pies de Rodolfo. Los dos se inclinan a buscarlas hasta que sus manos se encuentran.



    Rodolfo se confiesa, brilla la voz de Pavarotti, y es abrasador el aplauso del p�blico en La Scala.



    Qu� mejor tributo que escucharlo, ahora que ha partido.



    Miguel �ngel





    (fragmento del libreto en italiano y castellano)



    RODOLFO



    Che gelida manina!

    Se la lasci riscaldar.

    Cercar che giova?

    Al buio non si trova.

    Ma per fortuna

    � una notte di luna,

    e qui la luna l'abbiamo vicina.



    Aspetti, signorina,

    le dir� con due parole

    chi son, che faccio e come vivo.

    Vuole?



    Chi son? Sono un poeta.

    Che cosa faccio? Scrivo.

    E come vivo? Vivo.

    In povert� mia lieta

    scialo da gran signore

    rime ed inni d'amore.

    Per sogni, per chimere

    e per castelli in aria

    l'anima ho milionaria.

    Talor dal mio forziere

    ruban tutti i gioielli

    due ladri: gli occhi belli.

    V'entrar con voi pur ora

    ed i miei sogni usati

    e i bei sogni miei

    tosto son dileguar!

    Ma il furto non m'accora,

    poich� vi ha preso stanza

    la dolce speranza!

    Or che mi conoscete,

    parlate voi. Deh, parlate.

    Chi siete?

    Via piaccia dir?







    RODOLFO



    �Qu� manita tan fr�a!

    D�jeme que se la caliente.

    Buscar, �qu� importa?

    En la oscuridad nada se encuentra.

    Aunque, por fortuna,

    es una noche de luna,

    y, aqu� la luna la tenemos cerca.



    Espere, se�orita,

    le dir� en dos palabras qui�n soy,

    qu� hago, c�mo vivo.

    �Quiere?



    �Qui�n soy?...Soy un poeta.

    �A qu� me dedico?...Escribo.

    Y, �c�mo vivo?...Vivo.

    Aun en mi pobreza despilfarro,

    como un gran se�or,

    rimas e himnos de amor.

    En sue�os y en quimeras

    y en castillos en el aire

    tengo el alma millonaria.

    Y ahora, del cofre de mis tesoros

    me roban todas las joyas

    dos ladrones: Esos bellos ojos

    que han entrado con usted,

    y, mis sue�os de siempre,

    mis bellos sue�os,

    veo evaporarse!

    Pero no importa que me los roben

    pues han hecho renacer en m�

    una dulce esperanza.

    Ahora que me conoce,

    hable usted; vamos, hable.

    �Qui�n es?

    �Le apetece dec�rmelo?

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.