21.10.07


Carlos Fuentes y dos reseñas suyas -el padre

Leyendo hoy una recensión muy positiva del escritor mexicano a una novela reciente de Juan Cruz, Ojalá octubre, hallo este párrafo sobre el padre y el hijo, que llama la atención del reincidente candidato al Nóbel:

Juan Cruz nos entrega una bellísima obra, Ojalá octubre, en la que la relación padre-hijo se atreve a violar la regla del desplazamiento (Telémaco, Juan Preciado) y la de la querella generacional (Padres e hijos). En Ojalá octubre leemos con una cierta emoción maravillada el relato del amor de un hijo hacia su padre, un cariño intenso pero ajeno al drama de la venganza o a la prueba de la fe. Hablo de una dificilísima apuesta: Juan Cruz da cuenta de un amor filial cotidiano, sin grandes sobresaltos, sin desplazamientos dramáticos. Nos da cuenta de algo muy difícil de escribir o descubrir: la felicidad.

En el prólogo a la bella novela de Kundera –para mí la mejor- La vida está en otra parte (Seix Barral,1985), el mismo Fuentes, antes y después de revelar la amistad que lo une al checo, se refiere a una relación padre-hijo diametralmente opuesta a la descrita por Cruz. Una relación de “simetría opositiva” en cuanto a los destinos del hijo y del padre.

El padre de Jaromil (protagonista de la novela) actuó como actuó porque sintió que la necesidad de la historia es una necesidad crítica. Jaromil actuó como actuó porque sintió que la necesidad de la historia es una necesidad lírica. El padre murió, quizá, sin ilusiones pero también sin deluciones. Deludido, el hijo se entregó a una dialéctica del engaño…

En la novela de Cruz, a medida que se acerca la muerte de su progenitor, dice Fuentes que “el hijo se va pareciendo al padre, 'la vida nos va haciendo iguales', cita. "El hijo igual al padre lo es porque cumple un destino que pudo ser el del padre", agrega el mexicano. En La vida está en otra parte todo es muy distinto: los destinos de ambos personajes son contrapuestos, y uno es más deseable (y valorable) que el otro. Pero, como sucede con los creadores que son también críticos, la maestría para contar la historia -sea “feliz” o desdichada- es lo que cuenta para Fuentes. Es lo que debe contar siempre.

(Carlos Fuentes)
-----------------------------------------------------------

1 comentario:

  1. Anónimo22.10.07

    "Aunque la mejor noticia para los que admiramos a Alfredo Bryce Echenique es que su nueva novela está ya en venta, esta noticia también nos alegra mucho por él: Indecopi declaró improcedente una denuncia en su contra".
    ESO ES LO QUE PONE SU AMIGO IVAN THAYS EN SU BLOG. ASÍ JUSTIFICA UN ATROPELLO Y FOMENTA LA IMPUNIDAD CUANDO SE TRATA DE SU OTRO AMIGO, EL SR. BRYCE.
    NO PODEMOS PERMITIR QUE EL INDECOPI SE BURLE DE LA LEGALIDAD Y CELEBRE EL PLAGIO.
    THAYS HA DEMOSTRADO QUE CUANDO LA SUMISION ES CIEGA NOS VOLVEMOS UNOS INEPTOS.
    DE QUÉ LIMPIEZA PODEMOS HABLAR SI NOS IMPORTA UN RÁBANO QUE LA VERDAD Y LA JUSTICIA NOS LLEGUEN A TODOS POR IGUAL???
    NO AL PLAGIO.
    OTRA DECEPCION MAS, VICO. Y TU NO DICES NADA.

    SANMARQUINO LETRADO

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.