25.10.07


“El Ulises”, el policial según GGM, la consagración

Ayer se inauguró, con lleno total, el Congreso Internacional “Cien Años de Macondo”, que tiene como escenario la Ciudad Universitaria de San Marcos. La ponencia que llevé finalmente se tituló “Símbolos evidentes y símbolos ocultos en El otoño del patriarca”, y lamentablemente no puedo compartirla con ustedes todavía, pues será publicada en un volumen en homenaje a GGM, según me informan los organizadores.

Algo que me sorprendió mucho -y que comentaba con mi amigo Miguel Maguiño, quien compartió la mesa conmigo-, dado que el Congreso no es gratuito, es la gran cantidad de público asistente, me dicen que en buena parte proveniente de la Universidad Federico Villarreal. Pensando en que tal vez se deba a una real recuperación del poder adquisitivo de la gente, como tanto se cacarea por ahí, me subí a mi taxi; pero muy poco después caí en la cuenta de que se trataba de un escritor que llaman consagrado, y que ello también debe haber influido en la asistencia del público.

Llegando a casa recordé una entrevista que le hicieron a Noé Jitrik en el numero 27 de la revista Espéculo, donde precisamente se refiere al fenómeno de la consagración. La parte pertinente:

podría decirse que la crítica ayuda a la consagración; también podría decirse que el misterio ayuda a la consagración. Por ejemplo, muy poca gente ha leído el Ulises de Joyce, sin embargo todos conocen el Ulises de Joyce, o Finnegans Wake. Todo el mundo ha leído Cien años de soledad y lo han consagrado. Entonces, hay dos consagraciones opuestas, la de Joyce y la de García Márquez: las leyes son ahí contrarias. No se puede saber cuándo se pone una atención que podemos llamar con-sagratoria -separo las sílabas-; “sagratorio” sería lo que le da un carácter sagrado y “con” lo que se comparte de ese carácter: eso es lo consagratorio.


Queda un tanto confuso el final, el juego de palabras me parece que no termina de funcionar a plenitud, pero es interesante lo que dice sobre Ulises, y puede ser puesto en perspectiva con lo que hoy declara mi amigo el narrado Javier Arévalo en entrevista con Pedro Escribano en La República, con ocasión de la salida de su novela Gracias, señor, por tu venganza (Planeta, 2007). Veamos:

–¿Tu policial no es concesión al mercado?

–El mercado es una persona que lee. Tú eres el mercado, yo soy el mercado. En la estructura del policial como decía García Márquez hay alguien que busca algo. El Ulises de Joyce es un policial, algo busca y no sabemos qué. Encontrarlo es parte del esquema.

La idea de entender “El Ulises” como una novela policial es realmente simpática; sería, estimo, el policial más aburrido del mundo. (Más divertido aún es inventarse -como parece hacer Arévalo- un personaje inexistente en la novela, llamado "El Ulises", y pensar que este personaje busca algo en Ulises, ¿o es que quien busca algo es la novela misma?, con eso ya entraríamos al terreno de la literatura fantástica). Pero claro, Arévalo lo que intenta con todo esto es hacer una lectura “creativa” de Ulises, y formatear el tema a favor de lo que quiere explicar.

Ahora que he releído El otoño del patriarca, he reconfirmado que García Márquez es un gran escritor, de pronto uno de los más dotados de Hispanoamérica. Como ensayista y teórico, sin embargo, tal vez no tiene los mismos frutos. Que alguien busque algo en un texto no basta para calificar a una novela como policial. Con ese criterio serían policiales desde Odisea hasta En busca del tiempo perdido, desde El Santo Grial hasta Puta linda.

Finalmente, mientras termino de leer el ensayo con que cierra Primo Levi su magnífica Trilogía de Auschwitz -ya les comentaré algo sobre este escritor que jamas buscó consagración- me pasa fugazmente por la cabeza que mucha gente puede estar pensando en estos términos de -como lo llaman- "El Ulises": es la obra de un consagrado, puedes decir lo que quieras de ella, siempre será "tu lectura" (pues se supone que las obras de los consagrados generan "innumerables" lecturas).

(Ulises en edición original. Noé Jitrik)
------------------------------------------
Límbicas

-Cine en Petroperú. Bienvenido a Sarajevo, con la exposición del "Chema" Salcedo, y de Luis Jaime Cisneros Hamann y Alonso Rabí Do Carmo como panelistas. INGRESO LIBRE. Día: miércoles 24 de octubre, hora: 06.00 p.m. Organiza: Cine Club Petroperú. Auspicia: Cine Arte de San Marcos. Lugar: Auditorio de Petroperú (Paseo de la República 3361, San Isidro, Lima).
-Desvergüenza denunciada en Utero de Marita. Y no me refiero al fallo de Indecopi sino al destape de videos donde Laura Bozo manipula a una menor de edad. La cosa empezó en Malasangre y se repotenció en el blog de Sifuentes. Caliente.
-Roxana Crisólogo sobre Jhonny Barbieri. En Letras S5, en torno a reciente libro del poeta: "Si bien el juego de acumulación de imágenes, al cual Johnny recurre en ciertos pasajes de sus poemas, así como el carácter hermético de las mismas, podrían parecer excesivos, esto no es más que un riesgo al que se somete el autor y que a su vez responde a un objetivo lúdico. Una lectura continuada y total de este flujo de imágenes que rítmicamente se suceden unas a otras no busca otra cosa que invitarnos a un viaje por la sensorialidad del autor o provocarnos un viaje personal, un trance sujeto a un sinnúmero de significancias. Esta es una característica imprescindible en toda su obra que se presenta como una partitura musical".

8 comentarios:

  1. Anónimo25.10.07

    A mí también me molesta la gente que dice "el ulises". Buen post.

    Fidel K.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo26.10.07

    de acuerdo contigo víctor, que un libro tenga múltiples lecturas no quiere decir que podamos decir lo que nos de la gana de el. esto me recuerda a quienes quieren ver en moby dick la lucha contra la adicción a las drogas o en la divina comedia una crítica del orden politico del siglo veinte.

    XXYz

    ResponderEliminar
  3. Anónimo26.10.07

    ?cómo? no pensaste que toda esa gente fue al congreso para escucharte a ti? no puedo creerlo, qué humilde. Saludos

    T.S.C.

    ResponderEliminar
  4. el datero26.10.07

    lo que dice Gabo es que en toda novela policial hay alguien que busca algo, no que toda novela en que alguien busca algo es una novela policial. El entrevistado se confunde ahí.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo26.10.07

    yo había escuchado que el Ulises se había inspirado en La Odisea, pero que sea una novela policial ni por acá

    ResponderEliminar
  6. Anónimo26.10.07

    la novela de Javier es un policial pleno, muy bien escrito. En cuanto a lo del Ulises, pues a cualquiera se le puede haber escapado esa, hace poco escuché a un narrador peruano decir que Shakespeare era plagiario!!!

    ResponderEliminar
  7. Estimado Víctor:
    Ayer, estuve por la tarde en el congreso. Los organizadores, amabilísimos con asistentes. Los estudiantes fueron en masa. Gabo es Gabo...
    Estoy segura de que este tipo de eventos sería muy provechoso para quienes enseñan en los colegios; sin embargo, no se dejaron notar. Probablemente, hizo falta una difusión mayor del congreso. En mi caso, me enteré por tu blog.
    Felicitaciones por tu ponencia, pues coronó la tarde macondiana. Espero releerla en la esa publicación que mencionas.
    Disfruté del "confort" del auditorio de la Facultad de Letras que hoy luce muy bien equipado, como diría mi amigo el arquitecto "es un set de televisión"; por eso, tengo una pregunta muy curiosa: ¿por qué los expositores no hacen un genuina "explotación" de los recursos éste ofrece?
    Saluditos límbicos.

    ResponderEliminar
  8. Espléndida: toda la razón, debió haber más difusión, aunque entiendo que Agustín Prado hizo lo que más pudo. En cuanto a los asistentes, pues creo que la temática ofrecido atrajo más a estudiantes de literatura y egresados que a profes de colegio o pre. Sobre el aprovechamiento de los recursos del auditorio, touché!; con las justas terminé mi ponencia, no pude preparar nada ni siquiera en power point. Saludos.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.