27.10.07


Jonathan Littell y una novela asombrosa

Publicada en realidad el año pasado en editorial Gallimard, Les bienveillantes, una novelota de casi 1000 páginas, se ha convertido en la gran cosa de la literatura europea, con muchos argumentos. En su recomendable blog Livres à dévorer, el librero Christophe ha determinado que

les bienveillantes est un livre monstre, une de ces oeuvres qui nous remuent les trippes, intelligement

y ha agregada, rematando su reseña:

Ce livre est fort, il fait mal, il nous parle de cette partie de notre esprit que nous voulons caché, de celui qui nous fait peur. On frémit, on tremble. C'est fort.

Que la mitad del entusiasmo de lector del blogger sea justificado ya nos asegura que estamos ante una obra memorable. Así parecen haberlo entendido también en España, ahora que acaba de entrar a máquinas la versión española, titulada Las benévolas (RBA, 2007), tal vez la última gran publicación de un año de grandes publicaciones. El entrevistador de Babelia le lanza hoy una pregunta muy directa a Littell:

P. ¿Por qué ha escrito una novela sobre el nazismo si es algo sobre lo que se ha insistido tanto?

R. Bueno, sí, se ha escrito mucho. Pero eso no significa que se hayan respondido todas las preguntas. Aquí, en Las benévolas, el tema es el verdugo, el asesino, sobre el que también se ha escrito, pero yo he querido acercarme a ello desde un punto de vista diferente, con otra perspectiva. Y la cuestión sigue sin contar con respuestas adecuadas. Me fascina el tema del verdugo en general, más en el mundo nazi. Ahí se puede estudiar a fondo, hay mucho material, documentos, unos a disposición de los alemanes, otros que lo han estado a mano de los soviéticos... Por eso lo situé en ese periodo. No quería centrarlo en una época actual, más contemporánea. Se podría, pero...




Muy recomendable esta entrevista si quieren ver un poco lo que es la irreductible posición de alguien que no ha encontrado más refugio contra la disolución que el arte (su arte), y lo expresa con una franqueza y una seca lucidez desarmantes.

P. Seguramente, ha leído lo que Vargas Llosa dijo de su libro.

R. Eh, pues no recuerdo.

P. Dijo que era un libro impresionante pero que no dejaba resquicio de esperanza.

R. Ya, es que yo no creo en la esperanza. No tengo esperanza en nada. Si nos fijamos en el mundo, es todo un espanto. Ser una persona decente se pone difícil. En Occidente creíamos que habíamos encontrado un equilibrio, pero para el resto de la humanidad, la vida es una pesadilla.

P. ¿Y no hay solución, no ve solución?

R. Todos vamos a morir, ¿qué quiere que esperemos?

P. ¿No hay un hueco para la belleza?

R. Bueno, sí. La belleza está por todas partes.

P. Menos en su libro.

R. Hay muchísima belleza en mi libro.

P. Quizás arrasada por todo lo que le rodea.

R. Hay mucha, una puesta de sol bonita lo es, ocurra lo que ocurra. Da lo mismo que la contemplemos desde el Tibidabo que desde, no sé, cualquier sitio. No cambia.

El libro estará a la venta recién la otra semana en España. Esperemos que llegue por acá antes de fin de año.

(Jonathan Littell. Portada del libro que ganó con gran resonancia el Goncourt del 2006)
--------------------------------------------
Límbicas

*Somos Morote. La revista sabatina de El Comercio realiza una entrevista al escritor Herbert Morote, que acaba de publicar el urticante Bolívar, libertador y enemigo número 1 del Perú. Sobre el írrito fallo de Incopi dice que la institución "no se atrevió a condenarlo (a Bryce) por su renombre, pese a ser un plagiador en serie. Más fácil le resultó no creer a un escritor menos conocido como yo. Son unos cobardes". Además, Morote confiesa que no le enviará su nuevo libro a su ex amigo, Bryce, pues "me da miedo, a lo mejor me lo plagia".
*Piglia en Confabulario de El Universal. El autor de Prisión perpetua, cuya versión definitiva adelanta la revista sabatina mexicana, conversa sobre academia y literatura. Inquirido sobre el famoso caso del rechazo de Roman Jakobson a que mi escritor preferido Vladimir Nabokov enseñara en una universidad de EE UU, el autor de La ciudad ausente afirma: "¿Suscribe Piglia, el escritor, que los escritores no tienen por qué hablar de literatura? -No. Justamente ahí pongo el ejemplo de Nabokov porque sus lecciones de literatura están más presentes hoy que la crítica de Jakobson, quien era central en la época del estructuralismo, un gran crítico, que todos admiramos. Me parece que las lecciones de literatura de Nabokov van a persistir y esto prueba que un escritor puede hablar muy bien de literatura."
*Eslava publica cuentos de Halloween. Me entero por La república que Cuentos horribles + siete escenas siniestras (Ed. Norma), del poeta Jorge Eslava acaba de publicarse en inmejorable fecha. "El libro reúne un conjunto de cuentos en donde el aderezo narrativo son el miedo, las supersticiones, el misterio y la locura que de seguro mantendrá en vilo al pequeño lector. Y para estar a tono con los relatos, los editores han programado la presentación para el día martes 30 de octubre, víspera de Halloween, en La Noche de Barranco, a las 7 de la noche. Ingreso libre."
*Me entero por un blog informativo que el poeta Miguel Ildefonso (Las ciudades fantasmas, Canciones de un bar en la frontera) representará a Perú en un festival de poesía en Alemania. Aquí el enlace y la información de Latinale.

2 comentarios:

  1. Anónimo27.10.07

    Vargas llosa ya ha resaltado el gusto de este escritor por "cierto miasma de irrealidad" en la novela, a la que compara con las del marqués de Sade. no has citado el final del diálogo, donde Littell se permite incluso decirle a su entrevistador que ha concedido "algunas entrevistas interesantes en las que han surgido algunos elementos nuevos y entonces valen", pero que esta suya en Babelia no es el caso. ¡Vaya tipo!

    Tu sombra

    ResponderEliminar
  2. No me interesa tanto las posturas irreverentes de este escritor (¿tipo? ¿qué confianzas son esas?) como su libro y la enorme expectativa que ha creado. Si hay algo que agregar es que Littell ha hecho poses y desplantes luego de haber publicado su novela. Acá hay quienes hacen barullo y medio antes de publicar nada.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.