6.10.07


Letras Libres y Vargas Llosa

Un número extraordinario el de este mes en la revista literaria más importante de Hispanoamérica. Abre con una entrevista de Alonso Cueto a Mario Vargas Llosa, quien se extiende otra vez sobre la crítica literaria. (Pero también escriben sobre el autor de Conversación en La Catedral, Jean-Francois Revel, Vicente Molina Foix, Enrique Krauze, Fernando Savater, Carlos Alberto Montaner, José Miguel Oviedo, Jorge Edwards, Mario Muchink, Maite Rico y Bertrand de la Grange, J.J. Armas Marcelo, Jorge Semprún, Beatriz de Moura, Juan Cruz, Carmen Balcells).

¿Y cómo son tus relaciones con la crítica literaria? ¿Alguna vez te has sentido reflejado en un texto sobre tu obra?

Bueno, digamos, hay críticas que te enseñan cosas sin ninguna duda. Recuerdo un libro de David Gallagher que fue uno de los primeros libros que se escribió sobre los autores del boom, cuando él era profesor en Oxford. Era un libro de ensayos sobre novelas. Allí hay un ensayo sobre Conversación en La Catedral que a mí me impresionó mucho. Decía más o menos lo siguiente: que en la novela se presenta al poder –al vértice del poder– como sucio. Cada vez que la historia se acerca a ese vértice, decía Gallagher, la historia se ensucia en el lenguaje, en las situaciones, en las ocurrencias. A medida que se distancia, en cambio, el lenguaje se va limpiando. Yo no lo había pensado jamás, pero él daba unos ejemplos muy convincentes. Me pareció que tal vez en la novela había una organización de la que yo no había sido consciente. Ésas son las críticas que a uno lo entusiasman más porque realmente enseñan muchas cosas sobre uno mismo, sobre el propio trabajo, cosas de las que uno no sabía nada o tenía una idea muy vaga. Hay otras críticas que más bien son muy desconcertantes porque van en contra totalmente de lo que uno cree pero que al final pueden sembrar una duda. A mí me pasó por ejemplo con La ciudad y los perros y Roger Caillois. En una conversación con él me dijo que la había leído y que le parecía muy interesante ese juego psicológico con el crimen del Jaguar. Según Caillois yo había hecho que el Jaguar se atribuyera un crimen que él no había cometido sólo para conseguir otra vez el liderazgo que había perdido, aun a costa de su honor. Yo le pregunté si estaba seguro de que el Jaguar no había matado al Esclavo. Me dijo que le parecía imposible porque el crimen no estaba dentro de la estructura ni psicológica ni moral del personaje. Según Caillois, en la novela él se atribuía ese crimen porque se sentía como un exiliado. Había perdido lo que para él era lo más importante, el liderazgo. Su interpretación me pareció muy forzada al principio pero después pensé que, si él lo había leído así y para él era tan clara esa conclusión, tal vez yo mismo lo había pensado así sin haberme dado cuenta.

Por otro lado, destaco la reseña de Rodrigo Fresán a Exploradores del abismo, el reciente libro de cuentos de Enrique Vila-Matas. Comentando el cambio de registro del catalán, el argentino dice que

Vila-Matas –lo mismo le pasó a Borges con Borges– no conseguirá nunca librarse de Vila-Matas. Aunque se reprima, o eso asegure. De ahí que su imposibilidad de cambiar del todo vuelve a ser, más que nunca, nuestra completa recompensa. Lo que sí ha logrado Vila-Matas dentro de aquí, en Exploradores del abismo –no me parece casual que mi Diccionario de sinónimos proponga reconocimiento como variante de exploración–, es regresar de su empeñosa búsqueda sabiendo mejor quién es él, reconociéndose en el conocimiento de nuevas coordenadas del mismo mapa y, por último pero no en último lugar, haciendo mucho mejor lo que ya hacía como nadie sin ninguna necesidad de que algún otro le ayude a hacerlo.”

Y tienen que leer la reseña que hace Félix Romeo a Los Rolling Stones en el Perú, el libro de Sergio Galarza y Cucho Peñaloza reeditado este año en España.

El libro de Galarza y de Peñaloza, escrito sin paja y con mucho sentido del humor, me deja tras su lectura un poso de melancolía, como la de quienes disfrutaron de una Lima que “aún no concentraba a un tercio de la población del país”. Una melancolía pop más cercana a los grupos escoceses que a las canciones guitarreras de los Rolling.

Finalmente, un texto de Mario Bellatin.

(Mario Vargas Llosa: jugoso y extenso homenaje)
-------------------------------------------------------------------------------
Límbicas
*García-Posada da mala cara a Malacara. La reciente novela del escritor mexicano Guillermo Fadanelli ha sido recibida con dureza por la crítica española. Dice el crítico de ABCD, luego de espigar una cita de Moratín en la novela: ”La cita de Moratín es afortunada, pero no su invocación, porque está incluida en un discurso groseramente negativo, de personajes borrosos, a lo que se suma la inserción de episodios bastante gratuitos. Esto último se inscribe dentro de un texto tedioso, carente de verdadero ritmo novelesco, desestructurado”.
*Cuatro escritores argentinos "grandes" en ADN. La nota de tapa del suplemento cultural de La Nación de Argentina trae una conversa necesaria entre Alan Pauls, Leonardo Brizuela, Guillermo Martínez y Pablo de Santis sobre su generación y sus obras.
Ver aquí.
*Luis Hernández en Somos. Si tienen tiempo consíganse la revista Somos de hoy, que hay una nota de Enrique Sánchez Hernani sobre un trabajo de Edgard O'Hara en torno al poeta de Vox horrísona y su muerte. Fotos poco vistas y tres poemas inéditos de la antología de O'Hara La soñada coherencia. Imperdible.

3 comentarios:

  1. Tote Rocas7.10.07

    o sea: Miguel García-Posada ¿representa o es la crítica española?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8.10.07

    Creo que lo más destacado de las opiniones de MVLL es cómo pone a la crítica literaria en su sitio. Es decir, como un interesante ejercicio intelectual, capaz de revelar aspectos de la escritura que incluso el propio autor puede desconocer, pero que siempre cuenta con una gran dosis de subjetividad.

    ResponderEliminar
  3. obviamente no es toda la crítica española pero me darás la razón en que esta crítica es un inicio desastroso para cualquier novela.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.