10.10.07






Roth, Roth, y Roth

Veo en el blog de Magda Díaz Morales, Apostillas Literarias, una encuesta sobre quién será el próximo Nóbel de literatura, y pienso que es bastante injusto que los otros Roths, los que ya no están para ser premiados, sean dejados de lado. Me refiero –lo deben suponer- al narrador austríaco Joseph Roth (1894-1939), quien escribía en alemán sus novelas y cuentos sobre el exilio judío, y a Henry Roth (1906-1995) poderoso novelista norteamericano de origen judío también, autor de esa saga inconclusa titulada A merced de una corriente.

De Joseph Roth acabo de conseguir Hotel Savoy (El Acantilado, 2006), una novela corta resuelta de manera magistral donde el escritor simboliza el frágil mundo que le tocó vivir:

Este Hotel Savoy era como el mundo; hacia el exterior irradiaba una poderosa ostentación; la magnificencia parecía imperar en los siete pisos, pero en el interior habitaba la pobreza. Los de arriba estaban en la parte baja, enterrados en tumbas bien ventiladas, y las tumbas se amontonaban sobre las cómodas habitaciones de los ricos, instalados abajo, tranquilos y holgados, sin preocuparse por los ataúdes de frágil construcción.

Con desafortunada frecuencia ligada al movimiento expresionista, la obra de JR escapa a esos parámetros para afincarse en la construcción de un mundo propio que a la vez refracta y hace estallar el entorno de violencia y desarraigo real en el que vivió. Una obra alegórica que extiende su inquietud hasta nuestro tiempo.

A Henry Roth lo conocí por recomendación de Oscar Malca a inicios del 2005 (mi buena memoria nunca me falla). El autor de Al final de la calle me mostró entonces una serie de fotocopias de un artículo sobre Roth publicado en una revista neoyorquina. Luego, ese mismo año, viajé a la FIL Guadalajara y pude comprar Llámalo sueño (Alfaguara, 1990), excepcional novelón realista sobre la más grande oleada de emigrantes hacia New York procedentes de Europa Central, en especial de Austria.

Sabiendo que a HR no lo reconocieron gran cosa en vida, y que su opera magna fue rescatada por los editores exactamente treinta años después de ser publicada, consciente también de que JR vivió en zozobra permanente por el exilio, sumido en el alcohol y la incomprensión –el seco epitafio que pusieron en su tumba da una idea de cómo lo percibieron sus contemporáneos: “écrivain autrichien mort à Paris”-, este humildísimo homenaje tiene algún sentido.

(No vayan a pensar mal; para el Roth triunfador no tengo sino los mejores deseos en la quiniela Nóbel; lo más importante de su obra –Pastoral americana, El lamento de Portnoy, Elegía, la saga de Nathan Zuckerman- no ha hecho otra cosa que hacerme disfrutar de la literatura, como lo hicieron las obras de los otros Roths).

(Roths)
----------------------------------------------------------------------
Límbicas
*Cine israelí en la UCSS. Lunes 15: CAMINAR SOBRE LAS AGUAS (WALK ON WATER, 2004). Martes 16: VOLTEE A LA IZQUIERDA Al FINAL DEL MUNDO(TURN LEFT AT THE END OF THE WORLD, 2004) Lugar: Esq. Constelaciones y Sol de Oro S/N Urbanización Sol de Oro. Los Olivos, Hora: 3.00-5.30 pm.
*Apra ahora planea cambiar a todos los ministros. Me entero por Pospost que "el jefe del Gabinete, Jorge del Castillo, informó esta mañana que el Gobierno iniciará un proceso sereno y objetivo de evaluación ministerial, aunque evitó adelantar en qué plazos estaría concluido". Claro, con eso menor es el roche para Alva Castro.
*Exclusivo: "El largo adiós de Sophie Calle", por Enrique Vila-Matas. "Cada día nos despedimos de alguien a quien no veremos más. Como siempre estamos peligrosamente despidiéndonos, hay tardes en las que me despido de todo el mundo y, cuando me quedo solo, decido retardar mi regreso a casa para evitar que me ocurra lo de una amiga que se despidió y ya nunca la volvimos a ver. Voy entonces a lugares extraños y hablo con desconocidos y de todos luego me despido: "¡Adiós, señora O'Brian, ya no nos veremos más!". Son simples precauciones, vacunas para evitar que el vacío de cualquier desaparición, por ínfimo que sea, termine por agrandarse en cualquier momento, en la noche menos pensada". (Sigue leyendo)

5 comentarios:

  1. Apostillas literarias10.10.07

    ¿Cuáles son tus dos favoritos para ganar el galardón?

    ResponderEliminar
  2. me gustaría que le den el premio a Vargas Llosa o a Adonis.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10.10.07

    conoscía a Joseph y a Philip, pero lo de Henry Roth es un datazo. Si lo recomendó Malca debe ser bueno. Se puede conseguir acá, habla.

    Panqueque

    ResponderEliminar
  4. Apostillas literarias11.10.07

    Coincidimos con Adonis, también me gustaría que se lo dieran.

    ResponderEliminar
  5. Me gustaría me ganara Vargas solamente para que sea un modelo a seguir de profesionalismo literario.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.