2.11.07


Cómo hablar de libros que no se han leído

El siempre actualizado blog de Magda Díaz Morales no se limita a informar sobre lo que pasa en las letras sino que le pone reflexión y duda a todo lo que toca. Esta vez ha comentado una nota de El Mercurio sobre un libro que cae demasiado a cuenta en estos momentos: ¿Cómo hablar de libros que no se han leído? (2007), de Pierre Bayard. Se pregunta Magda luego de citar su fuente:

Lo que me parece increíble es ser profesor de literatura y no tener leídos los libros que se van a comentar en clase con los estudiantes.

Si bien tenemos en la blogósfera literaria ahorita un caso notable de que lo que pregona el profesor francés no solo es posible sino que aun recomendable para subir alguito el alicaído rating de tu blog, nadie se había tomado el trabajo de quitarse todas las caretas académicas y confesar suelto de huesos que se ha pasado (y ganado) la vida hablando de libros –Bayard es profesor universitario de literatura- que solo conocía de oídas o que apenas había hojeado, o que simplemente no había siquiera visto. Este año Le monde reaccionó comprensivamente ante la desfachatez de Bayard:

La confidence de Pierre Bayard, à la première ligne de son livre, n’est pas anecdotique ou fortuite : il vient d’un milieu « où on lisait peu ». Ne pas être un « héritier », c’est-à-dire se trouver d’abord en situation d’étranger face à la culture livresque, donne à celle-ci la possibilité de se développer, de fleurir singulièrement, d’une manière libre et non académique. C’est donc d’une « expérience » qu’il s’agit. Une expérience dont le but est de se « délivrer de l’image oppressante d’une culture sans faille, transmise et imposée par la famille et les institutions scolaires, image avec laquelle nous essayons en vain toute notre vie de venir coïncider».

Y en Liberation se ha dicho lo siguiente:

S’appuyant sur son expérience personnelle (il n’a jamais ouvert Ulysse de Joyce et il ne se prive pas d’exprimer son opinion), Pierre Bayard se veut didactique, et montre les différentes manières de ne pas lire un ouvrage et d’en parler néanmoins, qu’il s’agisse des livres que l’on ne connaît pas, que l’on a parcourus, dont on a entendu parler ou que l’on a oubliés. A considérer les exemples qu’il cite, on s’aperçoit que plus on accorde de la valeur à l’écriture, moins on en attribue à la lecture.

El libro, pues, parece ser una serie de recomendaciones para poder hablar de un libro que no se ha leído pero que más o menos es conocido –el ejemplo de “El Ulises” es perfecto: todos los conocen, pocos lo leen. El mismo autor, en las primeras páginas del libro, dice que reflexionar sobre los libros no leídos y los discursos que estos generan resulta tanto más difícil cuanto la noción de no lectura no está clara, y en la medida en que no se puede saber por momentos si uno miente o no cuando dice que ha leído un libro.

Me imagino que la cuestión de fondo es averiguar cómo son los estados intermedios entre la lectura y la no lectura de una obra, y si estos estados intermedios son tan descalificadores como se ha venido presumiendo. Otro punto engorroso sería determinar bajo qué parámetros vamos a determinar que tal personal realmente ha leído (o no ha leído) tal libro.

Bueno, hasta ahí con esto, pues pese a lo que diga Bayard ( o a lo que le hacen decir), apenas he leído un par de páginas de su libro y a mí no me gusta hablar de esa forma. Así que retomaré esto más adelante.

(portada)
-----------------------------------------------------------------------
Límbicas
*Las benévolas reseñada en El Cultural. Aunque el reseñista se permite apreciaciones estilísticas a partir de una traducción, no deja de ser interesante esta nota: “El lector de Las Benévolas sentirá la urgencia de aprender más del asunto, y se perderá interesado en este océano de páginas, otro capítulo de la infamia universal. El texto posee una belleza literaria de nuevo cuño, pues emana de una fuerza, originada en la biografía del autor de antepasados judíos polacos, que fructificó en el relato de las minuciosas investigaciones sobre los crímenes nazis. Littell mira en el ángulo oscuro de la realidad no para despertar nuestra sensibilidad individual, sino la conciencia humana del nosotros. La solidaridad parece ser el único horizonte posible para el siglo XXI, confiando siempre que las benévolas, las furias de Eurípides, alcanzarán a los culpables de crímenes contra la humanidad."
*Posponen dos semanas regreso de Led Zeppelín. Los millones de fanáticos del grupo de Houses of the holy y In trough the out door tendrán que esperar dos semanas más a que su grupo favorito se reúna con el hijo del “bonzo” Bonham en las tarolas. Perú 21.

*El vampirismo hoy. Una nota muy oportuna de
El Universal de México.

*Homenaje rockero a Vallejo: Vía La República. “En este tributo participan Rafo Ráez y Los Paranoias con el tema "Vallejo Blues" (basado en el poema LXXIV de Trilce), Voz Propia con "Piedra negra sobre piedra blanca", Arcana y su versión de "Los heraldos negros", la banda trujillana Distorsión y el desgarrador poema "Masa", Campo de Almas con el poema "Heces". Además, forman parte de la lista Extraño Deseo, Inerciados Pusilánimes, Campo de Almas, Retrovisor, El Aire, Cecilia Zero, Los Drugos, Alejandro Susti y La Patrulla del Cielo, Maresantos, Juanito C. Bueno y Punk Waro.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.