21.11.07


E. L. Doctorow y el narrador inseguro

Unos post atrás deploraba el narrador omnisapiente que Kundera construyera para su novela La vida está en otra parte, aunque corre a su favor que tal vez un narrador de este tipo sea necesario para sus intenciones de ironizar cierto estado de cosas. Hoy tengo que sacarme el sombrero frente al narrador inseguro, editor de un diario neoyorquino de mediados del diecinueve, para más señas, a quien el sutil novelista E. L. Doctorow encomienda la tarea de narrar la historia de la desaparición de su colaborador Martin Pemberton.

Estoy hablando de El arca de agua (1995), una efectiva melange de novela detectivesca del diecinueve con un crudo relato de las trágicas consecuencias sociales de la industrialización en EE UU. La forma en que el editor narra la búsqueda del personaje principal por las tortuosas calles de un New York irreconocible en su oscuridad y miseria, deja amplia libertad al desenvolvimiento de los personajes, cuyos pensamientos y acciones solo puede conjeturar, recordar con dudas, y a veces intuir o especular. Ello contribuye a crear una atmósfera misteriosa que se suma a la narración de sucesos inusuales –el desentierro del padre de Pemberton es terrorífico- y configura una novela de gran impacto.

E. L. Doctorow confirma con este libro la gran facilidad (y felicidad) que tiene para recrear ambientes sociales y políticos pasados –lo había demostrado con la otra novela suya que he leído, Ragtime- dentro de una trama consistente, atractiva y llevada, en el caso de El arca de agua, con suma maestría narrativa. Mientras busco más novelas en castellano de él, los dejo con una entrevista donde defiende la ambigüedad de sus relatos a pesar de su posición política de izquierda.
(E.L. Doctorow. Con suerte pueden conseguir Vida de poetas, publicada por Anagrama)
-----------------------------------------
Límbicas

*Edición doble de Libros & artes. La Revista de la Biblioteca Nacional del Perú me llega con un excelente material. Se trata de un número donde se homenajea a dos gigantes, Ingmar Bergman y Vladimir Nabokov. Escriben Federico de Cárdenas, Woody Allen, Marco Martos, y otros. Muy interesante sección de reseñas de libros, e ilustración de Enrique Polanco.
*Petroperú me recuerda que se acaba el plazo para participar en el "Premio Copé Oro de Novela". "El ganador se hará acreedor a 33.000 nuevos soles y a la publicación de su obra bajo el sello Ediciones Copé. Los ganadores de los Premios Copé Oro, Copé Plata y Copé Bronce de Poesía, a 16.000, 10.000 y 7.000 nuevos soles, respectivamente, y a la publicación de los poemarios. El plazo de entrega de los trabajos en ambos géneros literarios vencerá el viernes 28 de diciembre de 2007 a las 17.00 horas. Las bases del concurso están disponibles en la página web de Petroperú (www.petroperu.com.pe)." Suerte.

1 comentario:

  1. Iván Thays22.11.07

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.