15.1.08


La tierra permanece y lo post-a

El fin de semana los dos más leídos críticos de cine del país, Federico de Cárdenas (Domingo) y Ricardo Bedoya (Dominical) coincidieron en reseñar el último éxito hollywoodense, Soy leyenda, thriller posapocalíptico protagonizado por Will Smith y basado en la novela homónima (I Am a legend) publicada por Richard Matheson en 1954. Casi no hay diferencias en cuanto a la valoración de esta novela de ciencia ficción por parte de los críticos. Hay que decir que el libro inicide en un tema muy de moda hoy: la extinción del género humano.

A penas si tengo que recordar aquí una película –mucho más seria, es cierto- del 2006, dirigida por Alfonso Cuarón y protagonizada por Clive Owen y Julian Moore, traducida al castellano como Hijos de los hombres. En la película de Cuarón, basada a su vez en una novela homónima de P.D. James, una extraña epidemia de infertilidad tiene sometido al género humano poniendo en peligro concreto su perduración. Grupos y facciones de movimientos sediciosos, y una exacerbada migración externa amenazan además a los protagonistas, quienes pugnan por poner a salvo a la última mujer embarazada y empujar un proyecto de renovación de la sociedad humana.




En el filme dirigido por Francis Lawrence y estrenado en diciembre pasado, la pandemia es de un extraño virus que ha mutado el género humano en una hórrida profusión de bestias vampirescas que amenazan a una reducida colonia de hombres sanos afincada en New York. El protagonista se afana en hallar la cura para esta horrible enfermedad. Hay un artículo que da más detalles sobre el filme y sus diferencias con la novela que le dio origen. Por lo demás, no podría competir con las atinadas percepciones de Bedoya y De Cárdenas sobre Soy leyenda.

No es vano, sin embargo, vincular la película de Lawrence con la aún más efectista Residente Evil: Extinción, dirigida por Russel Mulcahy y protagonizada por Milla Jovovich, que se estrenó el año pasado en el Perú. Una de las tantas páginas web dedicadas a este filme post-a resume así su trama:

La tercera película (Extinción) está ambientada casi por completo después del fin del mundo", dice Anderson. "El mundo ha sido exterminado por el Virus-T y sólo queda un pequeño microcosmos de humanidad. Es una especie de protofamilia del futuro esta banda de supervivientes, que son parte de un convoy blindado que se mantiene continuamente en movimiento para intentar mantenerse alejados del peligro e ir por delante de los No Muertos.



Eso no es todo. Las novelas post-a (vaya esta palabrita como aporte personal) tienen un antecedente ilustre en Earth Abides (traducido para Minotauro como La tierra permanece), del profesor universitario y biógrafo del escritor norteamericano Bret Harte, George B. Stewart. En la novela, Ish, el protagonista, tiene que reconstruir la civilización junto a un reducido grupo de sobrevivientes, luego de que una voraz y desconocida epidemia, “que se propagaba con una velocidad sin precedentes”, aniquilara a un enorme porcentaje de la población mundial. Ish se ve obligado a reproducir las sociedades teocráticas antiguas para conservar el orden, recuperar el conocimiento y preservar la especie.

Si los adictos ortodoxos a la sci-fi leen hoy La tierra permanece (1949), esta podrá parecerles lenta, dado que en ella lo post-a quizá sea solo un pretexto para reflexionar sobre temas trascendentales en torno al futuro del hombre, y también porque el narrador es a veces demasiado explícito en sus simbolismos*. Habiendo terminado de leerla hace poco, a mí no me queda duda de que el clásico de Stewart marca un punto de inicio en el subgénero de la ficción posapocalíptica, y debe ser revisado en perspectiva con la fugaz moda que copa hoy las pantallas grandes.

*En un episodio memorable Ish halla un aviso de neón que representa a un caballito cabalgando “frenéticamente”, una y otra vez, frente a una calle desolada y en un ambiente de muerte y destrucción. Eso era suficiente, pero el narrador hace reflexionar a Ish sobre la imagen: “(es) símbolo quizá de esa civilización que había enorgullecido al hombre, y que, lanzada al galope, no alcanzaba ninguna meta”.

(Episodio de Soy Leyenda. Afiche de Hijos de los hombres. Portada de La tierra permanece)
.........................................................................
Límbicas
*Wayra 6. "Ya se encuentra en circulación el número seis de Wayra, la revista semestral de artes y letras del “Grupo Perú” del Centro de Estudios y Trabajo “América Latina” (Cetal). Uno de los temas centrales de esta nueva entrega de Wayra es la obra de Manuel Scorza, quien es recordado a través del ensayo “Crónica y ficción en La guerra silenciosa, de Manuel Scorza”, de Juan González Soto, y del artículo “Cuando la tierra tiembla”, de Patricio Lennard. El número seis de Wayra incluye también otros ensayos igualmente interesantes como “Los cien años de El Perú Contemporáneo, de Francisco García Calderón”, de Osmar Gonzales, “El hibridismo (im)posible: El Pez de Oro, de Gamaliel Churata”, de Meritxell Hernando Marsal, “Ribeyro mujeres y desamor”, de Sara Beatriz Guardia, y “La poesía ‘en peruano’ de Róger Santiváñez”, de Julio León. Esta nueva edición de la revista trae además el poema “Para no ver un asesinato en la calle o que sueñen con un santo (asalto) llamado poesía”, de Salomón Valderrama Cruz, el cuento “La vida no vale nada”, de Mario Guevara Paredes, y la crónica “El 12 de octubre, ¿Día de la Raza”, de Víctor Montoya. Por último, el número seis de Wayra cierra con los comentarios “Sobre los cuentos de Morituri, de Alfredo Pita”, de Dámaso Vicente Blanco, y “Una ventana hacia adentro”, de Andrea Cabel.
*Conversatorio en La Casona. "Con motivo del 473 aniversario de la fundación de Lima, la Oficina de Turismo del Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos está organizando el conversatorio “De Valdelomar a Chacalón: La provincia consolida la nueva Lima”. El objetivo de este encuentro es abordar la realidad de los procesos y cambios que han influido en la construcción de la nueva Lima, entre los siglos XX y XXI, desde el campo cultural y social. Los participantes del conversatorio y sus ponencias serán:
Guillermo Nugent – Sociólogo – La consolidación de la Choledad
Oswaldo Reynoso – Escritor – Los nuevos inocentes
Herbert Rodríguez – Artista visual – Cultura Chicha, Cultura Combi
Elio Martuccelli – Arquitecto – Arquitectura para una ciudad fragmentada
La cita es el jueves 17 de enero, en el Centro Cultural de San Marcos (Casona del Parque Universitario), de 5:00 a 8:00 p.m. El ingreso es libre previa inscripción en la Oficina de Turismo, ubicada en el Centro Cultural. A los que deseen se les otorgará constancia de participación previa coordinación y pago de s/.10.
Para mayores informes comunicarse a la Oficina de Turismo del Centro Cultural de San Marcos al teléfono: 6197000 anexo 5206 o al e-mail: turismo.ccsm@unmsm.edu.pe.

2 comentarios:

  1. Desde el triunfo de la razón atribuimos la depuración de la raza humana (exterminio) a un virus incapaz de ser controlado por los científicos.

    Pero ya Noe, hubo de construir un arca para mantener viva a la especie humana

    Entonces los castigos venían del cielo y por obra de Dios.

    Hoy son el resultado de eventos que nuestro conocimiento no pueden controlar.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo15.11.09

    I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

    Sorry for offtopic

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.