19.2.08


Entrevista a Santiago Roncagliolo (The Barcelona Review)


¿Por qué escribir un libro sobre Guzmán hoy?

SR: Porque no ha habido ninguno nunca, esa es una buena razón, estás hablando del hombre más peligroso no sólo de Perú sino de América latina, que lideró el único grupo terrorista que ha matado más que el Estado. Me interesaba, por el lado periodístico, por el hecho de que el terrorismo ya no es un problema sólo en Perú, es un problema en Nueva York, es un problema en Chechenia, en Francia y en Bagdad, sin embargo no puedes hablar con gente de ETA o de Al Qaeda, grupos que están en activo, en cambio con los de Sendero puedes hablar, y ver cómo alguien se convierte en un terrorista. Guzmán es un personaje interesante para entender los fenómenos de violencia actual, los fenómenos de violencia latinoamericana, pero también es interesante literariamente, es un personaje que si fuese inventado sería inverosímil, un hombre que sin armas, sin apoyo internacional, monta el grupo más letal del continente, que es peligroso no porque lleve armas sino por lo que convence a la gente de hacer, que consigue subvertir el Estado y ponerlo en crisis durante 12 años… para mí es muy legible este libro como una novela sobre el poder, sobre el mal, la idea era esa.

Hay un juego precisamente de no dejar claro qué género es, hay partes en las que puede parecer una novela, como cuando te lanzas a narrar recuerdos de tu infancia, y lo dejas un poco en el aire, y contrapones eso con la historia de Guzmán y Sendero Luminoso.

SR: … Creo que es una crónica sin duda, en el sentido de que es una historia real, no hay nada inventado, no es una crónica novelada donde pongas cosas falsas para decorar la verdad, todo es verdad.

Pero podías no haber salido tú.

SR: Claro, pero era por una cuestión técnica más que literaria. Las fuentes no se identifican, no quieren aparecer. Cuando tú haces una biografía de alguien, tradicionalmente te pones en tercera persona y asumes que la versión que estás contando es la verdad, ¿yo qué versión estoy contando? ¿Cuál es la verdad que yo tengo que asumir? Porque las fuentes son contradictorias, se odian entre sí y no se creen entre sí, la única manera de ser justos con las fuentes era usar herramientas de la literatura, era contarlo como la historia de un periodista que está contando la historia de un terrorista. Y contarlo diciendo: “esto es lo que dicen las fuentes”, pero a mí no me responsabilicen por sus declaraciones. Y acerca de mi historia personal sólo la utilicé en la medida que ilustrase la historia de Guzmán, el país en el que operaba y el mundo en el que esto ocurría. (Sigue leyendo).
(¡Salud por los éxitos!)
-------------------------------------------------------------
Límbicas
*En el blog Utero de Marita parece haber explotado una bomba: las posibles malas notas (y maestrías fraudulentas) del actual ministro de Educación. Vean.

4 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo20.2.08

    Antes que Roncagliolo salio Zelada en Barcelona Rewiew:

    http://www.barcelonareview.com/24/s_lz.htm

    Y ahora sale en el lugar mas emblematico de España, y lo mas castizo en Madrid, que es la Casa de la Moneda, lugares donde no ha leido antes ningun escritor latinoamericano.

    Juan Perez

    ResponderEliminar
  3. Anónimo20.2.08

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  4. tití en el Yacana20.2.08

    pucha que la obsesión de Faverón con Roncagliolo a qué se deberá? Será otra vez una de esas frustraciones de las épocas universitarias en la PUCP como con la poeta Alvarez?

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.